Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Prensa Libre Valenciana escriba una noticia?

Resistencia sin lideres

20/12/2009 21:44

1 Por prensa libre valenciana

1

<a href="http://www.flickr.com/photos/23912576@N05/2939094013/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/23912576@N05/2939094013/" target="_blank">laverrue</a> via Flickr

RESISTENCIA SIN LÍDERES

Me preguntan porque digo que Al Qaeda es una organización de resistencia sin líder, cuando tienen a Ben Lader como líder indiscutible. Yo procurare responder a esta pregunta aclarando dentro de mis posibilidades que es una organización de resistencia sin líder.

La resistencia sin líderes es una teoría que se está imponiendo en muchos tipos de movimientos político-militares de resistencia para enfrentar a enemigos potencialmente más poderosos en una estrategia de lucha asimétrica.

Nace en medios neonazis y pasa luego a movimientos de izquierda radical, así como grupos terroristas como Al Qaeda.

Esta teoría pretende que ante una represión brutal, la única forma que tienen los que se quieran enfrentar a ella, para seguir luchando, es hacerlo prácticamente en solitario, y como mucho en pequeñas células de no más de diez combatientes, de forma que si una o varias de dichas células son destruidas eso no afecta a la existencia misma del movimiento de resistencia, como sucedería si la organización resistente fuese piramidal y se eliminase su cabeza.

Todas las formas de organización están permitidas para conseguir el fin último de este tipo de resistencia, el sobrevivir y el vencer, a pesar de las dificultades y sufrimientos sin fin que presupone una lucha asimétrica entre un combatiente débil y un enemigo muy poderoso.

Un resistente sin líder es un activista combatiente sin conexión con organización superior que le de ordenes y le condicione en su acción, es una persona totalmente libre y que actúa convencida de la justicia de su causa, estando dispuesta, si fuera necesario, a morir por ella.

En principio es pues una forma individual de combate, que puede pasar poco a poco a formar células y organizaciones mayores, por el convencimiento de los distintos combatientes de que su unión es necesaria para cubrir objetivos más importantes, pero seguirán siendo libres de separarse del grupo y seguir luchando individualmente.

Nadie está obligado a someterse a una directriz o disciplina de grupo trazada por un jefe, esta forma de lucha era la tradicional entre los indios apaches americanos, y posiblemente fue la causa de que un puñado de ellos desafiara al ejército de EE.UU. durante muchísimo tiempo y solo pudieran ser vencidos por la traición que sufrió su jefe Jerónimo.

Esta teoría es similar a la teoría de la acción directa de los anarquistas libertarios, y de organizaciones comunistas de tipo trotskistas.

Este tipo de organización ha existido siempre, es la que tiene por ejemplo la Mafia, aunque en esta las células sean mucho más grandes ya que su propósito no es debilitar a un contrario y subsistir sino enriquecerse y alcanzar poder.

También está presenta en gran medida dentro de los servicios de inteligencia, en especial en las organizaciones de dichos servicios en países enemigos.

El maquis, la resistencia francesa contra los nazis, también tenía una organización similar.

Es posible que del estudio de la resistencia francesa sacaran los nazis esta teoría y que luego los neonazis la divulgaran.

En muchos casos como en Al Qaeda se dan formas mixtas y coexisten grandes organizaciones muy profesionalizadas y tecnificadas, con pequeños grupos de aficionados.

Todo es posible y está permitido, la iniciativa personal es lo que más se valora y la jefatura de las células se gana por meritos propios, quien no está de acuerdo con las decisiones de un jefe, solo tiene que separarse del mismo y montar su propia célula, y sino es capaz de hacerlo, luchar individualmente.

Matar es muy fácil para el que está decidido, basta un cuchillo, una cuerda o una estaca, ni siquiera es necesario explosivos o un arma de fuego.

Con el tiempo cada célula de la organización de resistencia sin líder desarrolla su propia doctrina, y la acción destructiva del enemigo al eliminar a las peores, permite que por un proceso de selección natural, las más aptas y peligrosas se desarrollen y fortalezcan.

Un principio fundamental en este tipo de resistencia es la clandestinidad más absoluta, lo que no se dice no puede llegar al enemigo ni causar daño, todo lo que se hace debe estar justificado por una cobertura legal, y si no es posible dicha cobertura, hay que hacerlo en el mayor de los secretos.

Las distintas células pueden pasar por periodos muy diversos, el primero generalmente es el de su formación y adiestramiento que puede ser político, militar, religioso, económico, de agitación social o propaganda. Pero cualquiera que sea el servicio a la causa para el que se prepare, esa célula al principio estará durmiente, es decir sin actividad ilegal alguna, su cobertura puede ser desde reuniones familiares y de amigos, hasta un club deportivo o cultural, cualquier cosa que despiste al los servicios de inteligencia del enemigo y que impida su acción represiva legal, de la ilegal nadie queda a salvo.

En una segunda fase la célula se vuelve activa y sus miembros actúan ilegalmente poniéndose en peligro de ser descubiertos y eliminados.

Ese activismo genera una reacción del enemigo y esa reacción permite que nuevas injusticias y calamidades caigan sobre los reprimidos, con lo que nuevos sentimientos de venganza, generan nuevos reclutas para la causa que defiende la organización de resistencia sin líderes. En un pueblo sometido, el ejemplo de sus mayores, es lo único que necesitan los jóvenes para luchar, generación tras generación se produce una resistencia asimétrica sostenida que puede acabar con el hundimiento moral del enemigo, aunque este sea mucho mas numeroso en efectivos y mucho más poderoso en armamento y medios de lucha de todo tipo.

Como cada cual elige voluntariamente su campo y medio de lucha, la efectividad aumenta considerablemente, todos los combatientes de estas organizaciones son voluntarios y se autofinancian, la logística y la intendencia son mínimos. El coste económico despreciable.

Prácticamente es el enemigo quien proporciona todo cuanto necesitan estas organizaciones para subsistir y luchar. Solo hay que robárselo al enemigo y esto ya es una forma de luchar contra él.

La acción militar de estas organizaciones de resistencia sin líder, toman la forma principalmente de robos, asesinatos individuales, atentados terroristas y acciones guerrilleras, según sea el numero y capacidad operativa de cada célula en cuestión.

Las acciones de agitación y propaganda van desde una simple pintada a la organización de una huelga o una manifestación pública.

Las formas culturales tienden a difundir un idioma o los escritos fundamentales para la organización.

Al Qaeda tiene también un frente religioso, que consiste en establecer mezquitas clandestinas de corte fundamentalista e infiltrarse en las mezquitas públicas legales, sea cual la orientación de estas.

El espionaje, el trafico de drogas, el proxenetismo, la extorsión, la piratería, el secuestro, la estafa o cualquier otro tipo de delito, todo está permitido con tal de debilitar y destruir al enemigo. La causa justifica los medios.

Incluso en la cárcel o en un campo de concentración como Guantánamo, se puede seguir resistiendo, aunque solo sea mediante la exhibición pública de la fe islámica como hacen los presos de Al Qaeda.

Espero que con estas nociones todos aquellos que me leen y no tenían claro que era una organización sin líder ya hayan sepan de que va la cosa.

Y gracias por leerme y plantearme vuestras dudas. Siempre a vuestra disposición.

Me preguntan porque digo que Al Qaeda es una organización de resistencia sin líder, cuando tienen a Ben Lader como líder indiscutible. Yo procurare responder a esta pregunta aclarando dentro de mis posibilidades que es una organización de resistencia sin líder.

La resistencia sin líderes es una teoría que se está imponiendo en muchos tipos de movimientos político-militares de resistencia para enfrentar a enemigos potencialmente más poderosos en una estrategia de lucha asimétrica.

Nace en medios neonazis y pasa luego a movimientos de izquierda radical, así como grupos terroristas como Al Qaeda.

Esta teoría pretende que ante una represión brutal, la única forma que tienen los que se quieran enfrentar a ella, para seguir luchando, es hacerlo prácticamente en solitario, y como mucho en pequeñas células de no más de diez combatientes, de forma que si una o varias de dichas células son destruidas eso no afecta a la existencia misma del movimiento de resistencia, como sucedería si la organización resistente fuese piramidal y se eliminase su cabeza.

Todas las formas de organización están permitidas para conseguir el fin último de este tipo de resistencia, el sobrevivir y el vencer, a pesar de las dificultades y sufrimientos sin fin que presupone una lucha asimétrica entre un combatiente débil y un enemigo muy poderoso.

Un resistente sin líder es un activista combatiente sin conexión con organización superior que le de ordenes y le condicione en su acción, es una persona totalmente libre y que actúa convencida de la justicia de su causa, estando dispuesta, si fuera necesario, a morir por ella.

En principio es pues una forma individual de combate, que puede pasar poco a poco a formar células y organizaciones mayores, por el convencimiento de los distintos combatientes de que su unión es necesaria para cubrir objetivos más importantes, pero seguirán siendo libres de separarse del grupo y seguir luchando individualmente.

Nadie está obligado a someterse a una directriz o disciplina de grupo trazada por un jefe, esta forma de lucha era la tradicional entre los indios apaches americanos, y posiblemente fue la causa de que un puñado de ellos desafiara al ejército de EE.UU. durante muchísimo tiempo y solo pudieran ser vencidos por la traición que sufrió su jefe Jerónimo.

Esta teoría es similar a la teoría de la acción directa de los anarquistas libertarios, y de organizaciones comunistas de tipo trotskistas.

Este tipo de organización ha existido siempre, es la que tiene por ejemplo la Mafia, aunque en esta las células sean mucho más grandes ya que su propósito no es debilitar a un contrario y subsistir sino enriquecerse y alcanzar poder.

También está presenta en gran medida dentro de los servicios de inteligencia, en especial en las organizaciones de dichos servicios en países enemigos.

El maquis, la resistencia francesa contra los nazis, también tenía una organización similar.

Es posible que del estudio de la resistencia francesa sacaran los nazis esta teoría y que luego los neonazis la divulgaran.

En muchos casos como en Al Qaeda se dan formas mixtas y coexisten grandes organizaciones muy profesionalizadas y tecnificadas, con pequeños grupos de aficionados.

Todo es posible y está permitido, la iniciativa personal es lo que más se valora y la jefatura de las células se gana por meritos propios, quien no está de acuerdo con las decisiones de un jefe, solo tiene que separarse del mismo y montar su propia célula, y sino es capaz de hacerlo, luchar individualmente.

Matar es muy fácil para el que está decidido, basta un cuchillo, una cuerda o una estaca, ni siquiera es necesario explosivos o un arma de fuego.

Con el tiempo cada célula de la organización de resistencia sin líder desarrolla su propia doctrina, y la acción destructiva del enemigo al eliminar a las peores, permite que por un proceso de selección natural, las más aptas y peligrosas se desarrollen y fortalezcan.

Un principio fundamental en este tipo de resistencia es la clandestinidad más absoluta, lo que no se dice no puede llegar al enemigo ni causar daño, todo lo que se hace debe estar justificado por una cobertura legal, y si no es posible dicha cobertura, hay que hacerlo en el mayor de los secretos.

Las distintas células pueden pasar por periodos muy diversos, el primero generalmente es el de su formación y adiestramiento que puede ser político, militar, religioso, económico, de agitación social o propaganda. Pero cualquiera que sea el servicio a la causa para el que se prepare, esa célula al principio estará durmiente, es decir sin actividad ilegal alguna, su cobertura puede ser desde reuniones familiares y de amigos, hasta un club deportivo o cultural, cualquier cosa que despiste al los servicios de inteligencia del enemigo y que impida su acción represiva legal, de la ilegal nadie queda a salvo.

En una segunda fase la célula se vuelve activa y sus miembros actúan ilegalmente poniéndose en peligro de ser descubiertos y eliminados.

Ese activismo genera una reacción del enemigo y esa reacción permite que nuevas injusticias y calamidades caigan sobre los reprimidos, con lo que nuevos sentimientos de venganza, generan nuevos reclutas para la causa que defiende la organización de resistencia sin líderes. En un pueblo sometido, el ejemplo de sus mayores, es lo único que necesitan los jóvenes para luchar, generación tras generación se produce una resistencia asimétrica sostenida que puede acabar con el hundimiento moral del enemigo, aunque este sea mucho mas numeroso en efectivos y mucho más poderoso en armamento y medios de lucha de todo tipo.

Como cada cual elige voluntariamente su campo y medio de lucha, la efectividad aumenta considerablemente, todos los combatientes de estas organizaciones son voluntarios y se autofinancian, la logística y la intendencia son mínimos. El coste económico despreciable.

Prácticamente es el enemigo quien proporciona todo cuanto necesitan estas organizaciones para subsistir y luchar. Solo hay que robárselo al enemigo y esto ya es una forma de luchar contra él.

La acción militar de estas organizaciones de resistencia sin líder, toman la forma principalmente de robos, asesinatos individuales, atentados terroristas y acciones guerrilleras, según sea el numero y capacidad operativa de cada célula en cuestión.

Las acciones de agitación y propaganda van desde una simple pintada a la organización de una huelga o una manifestación pública.

Las formas culturales tienden a difundir un idioma o los escritos fundamentales para la organización.

Al Qaeda tiene también un frente religioso, que consiste en establecer mezquitas clandestinas de corte fundamentalista e infiltrarse en las mezquitas públicas legales, sea cual la orientación de estas.

El espionaje, el trafico de drogas, el proxenetismo, la extorsión, la piratería, el secuestro, la estafa o cualquier otro tipo de delito, todo está permitido con tal de debilitar y destruir al enemigo. La causa justifica los medios.

Incluso en la cárcel o en un campo de concentración como Guantánamo, se puede seguir resistiendo, aunque solo sea mediante la exhibición pública de la fe islámica como hacen los presos de Al Qaeda.

Espero que con estas nociones todos aquellos que me leen y no tenían claro que era una organización sin líder ya hayan sepan de que va la cosa.

Y gracias por leerme y plantearme vuestras dudas. Siempre a vuestra disposición.

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

El Hijo De La Portera (22/12/2009)

Interesante e ilustrativo post . Me ha gustado mucho y, si me lo permites , he sacado la conclusión de que este tipo de organizaciones no necesita financiación exterior y que los objetivos los escogen ellos . ¿Donde queda entonces los posibles autores intelectuales del 11M ?