Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lucia Aragón escriba una noticia?

La revolución geopolítica de Trump

14/08/2018 05:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La administración Trump está dando más atención a la estrategia geopolítica estadounidense con respecto a Medio Oriente y Asia

Por: Paul Huang

La Gran Época, EE.UU.

laser_weapon_system_aboard_uss_ponce_afsbi-15_in_november_2014_02-700x447

La fuerza naval USS Ponce realiza una demostración operativa del Sistema de Armas Láser (LaWS) patrocinado por la Oficina de Investigación Naval (ONR) mientras está desplegado en el Golfo Pérsico. (Foto: John F. Williams /Armada de EE.UU.)

WASHINGTON – Un aspecto fundamental (tanto “revolucionario” como ignorado por los medios de comunicación masivos) de la administración Trump en comparación con los anteriores, es el cambio decisivo en la atención de la estrategia geopolítica estadounidense con respecto al Medio Oriente y Asia.

El 18 de abril, Michael D. Griffin, Subsecretario de Defensa para la Investigación e Ingeniería, explicó a los senadores estadounidenses la importancia de crear elementos de disuasión para hacer frente a una posible agresión china.

Según Griffin (que dirige la Investigación y desarrollo en Defensa), China y Rusia disfrutaron de un largo período de “vacaciones” después del final de la Guerra Fría. Es decir, Estados Unidos comenzó a ser demasiado complaciente y no invirtió lo suficiente en la investigación y el desarrollo del sector Defensa: “Los ganadores nunca aprenden nada, pero los perdedores siempre aprenden. China entendió completamente cómo ser una superpotencia; le dimos el ‘manual’. Y Pekín lo pone en práctica”.

Rusia y China han invertido en tecnologías específicamente destinadas a explotar las debilidades del sistema de defensa de los Estados Unidos. El régimen chino, en particular, ha desarrollado misiles hipersónicos, armas láser y otros instrumentos (parte de una estrategia que los analistas militares llaman ‘zona de no acceso/negación’) para evitar que los Estados Unidos operen en la región de Asia-Pacífico.

“China ha desarrollado (o está cerca de desarrollar) un sistema de lanzamiento hipersónico para ataques convencionales, capaz de llegar a miles de kilómetros sobre la costa y poner en peligro a nuestros grupos de batalla de portaaviones, o a nuestras fuerzas terrestres desplegadas en todo el mundo”, explica Griffin. “A partir de hoy tenemos un sistema que puede ponerlos en riesgo de manera correspondiente, ni cuentan con defensas contra esos sistemas”.

Más sobre

michael-d-griffin

Michael D. Griffin, Subsecretario de Defensa para Investigación e Ingeniería, testifica ante la audiencia de la Subcomisión de Servicios del Senado para la Armada sobre la adopción de nuevas tecnologías para hacer frente a las amenazas emergentes, el 18 de abril de 2018. (Captura de pantalla de Senate Web Video)

Estados Unidos nunca podría ganar un hipotético conflicto de “infantería” contra China, explica Griffin, pero podría ganar gracias a su superioridad tecnológica. El Pentágono, de hecho, está desarrollando sistemas autónomos (que no requieren orientación humana) y realizando investigación en inteligencia artificial, biotecnología, microelectrónica y la guerra de información, tanto con propósitos ofensivos como defensivos.

Griffin, en particular, cree que las llamadas “armas de energía directa” son importantes, un sector tecnológico en el que Estados Unidos es líder y en el que el Pentágono, de hecho, se está enfocando más. Los EE.UU. comenzaron a desarrollar estos sistemas hace muchos años (el primer uso en el área de operaciones fue durante la guerra de Vietnam en 1972), pero antes nunca habían enfocado todo en ello.

Las armas de energía directa usan energía altamente concentrada, que puede ser en forma de láseres, microondas o haces de partículas. Este tipo de tecnología ya es lo suficientemente confiable y efectiva como para ser utilizada en la batalla, y los expertos creen que los láseres, en particular, pueden prevalecer sobre las nuevas armas hipersónicas del régimen chino.

Para el Secretario de Defensa estadounidense, sería un error concentrar finalmente (como se ha hecho durante más de veinte años) sus esfuerzos y recursos de defensa hacia Medio Oriente, que para el futuro de los EE.UU. –respecto a las amenazas de China y Rusia– es prácticamente irrelevante.

“Estábamos ocupados en el Medio Oriente con el terrorismo y otros temas, pero estos problemas no suponen una amenaza para nuestra existencia”, dice Griffin, citando la nueva estrategia de seguridad nacional revelada por Trump en diciembre. “Mientras que la competencia mundial con Rusia y China, sí amenazan nuestra existencia”.

Artículo en inglés:  Pentagon Races To Create New Weapon That Can Deter China, Says Official

Traducción de Lucía Aragón


Sobre esta noticia

Autor:
Lucia Aragón (1261 noticias)
Visitas:
2747
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.