Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

El Rey pone en marcha el monumento diseñado por Calatrava

23/12/2009 20:28 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Rey don Juan Carlos puso este miércoles en marcha el monumento que el arquitecto valenciano Santiago Calatrava ha diseñado para la plaza de Castilla de Madrid, y que Caja Madrid cedió a la ciudad con motivo de la celebración de su tercer centenario.

Acompañado por la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor; por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón; y por el presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, don Juan Carlos accionó la palanca que puso en movimiento por primera vez el monumento, que mide 93 metros de altura, dos metros de diámetro y 527 toneladas de peso, y está construido con hormigón, piedra, bronce y acero de espesores variables desde 80 milímetros en la base hasta 25 milímetros en la coronación.

En su interior hay una escalera que conduce hasta la cúspide e instalaciones eléctricas, de alumbrado, de motorización y de balizamiento. Además, su cubierta consta de 493 láminas de bronce recubiertas en pan de oro de 7, 70 metros cada una, con las que se emula un movimiento helicoidal ascendente gracias a 126 pequeños motores que mueven las planchas de manera basculante y radial con una diferencia de milisegundos para que dé la sensación de tornillo sin fin.

El monumento se apoya en un trípode de acero, cuyas patas miden más de 30 metros cada una, empleado para salvar las galerías subterráneas existentes bajo la plaza. Esta zona está cubierta por una superficie cónica truncada cuyo vértice se eleva seis metros por encima de la calle, lo que da la sensación de plaza con la columna en medio.

El extremo superior está coronada por una tapa elíptica abatible y una góndola para labores de mantenimiento. El conjunto está iluminado desde la base con cuatro cañones de luz tangenciales a la estructura del monumento y un cañón de 1.000 vatios en la parte superior.

SEGURIDAD TESTADA

Uno de los elementos clave de este monumento, construido por Acciona Infraestructura, es la seguridad antes, ya que antes de instalarlo en plaza de Castilla un prototipo fue probado en el túnel de viento de la Escuela Técnica de Ingenieros Aeronáuticos de la Universidad Politécnica de Madrid para comprobar su resistencia a vientos de mucha velocidad.

Además, otros tres prototipos fueron trasladados a los laboratorios de la Universidad de Wester Ontario, en Canadá, el centro más destacado en este tipo de análisis del mundo, para testar la resistencia de la estructura en las condiciones climatológicas más adversas.

Según los datos aportados a principios de la obra, la columna puede resistir vientos de hasta 160 kilómetros por hora pero la estructura hidráulica de la columna deja trabajar con vientos de 45 kilómetros por hora.

El monumento de Calatrava está inspirado en la Columna de Brancusi de la ciudad de Targu Jiu (Rumanía), y supone la primera obra que el artista, escultor y arquitecto valenciano diseña para Madrid.

AGRADECIDOS A LA CAPITAL

Durante el acto, Blesa subrayó que la inauguración del monumento es "el acto final y más importante del tercer centenario de la caja", para lo que se eligió "un regalo simbólico que dejara constancia del agradecimiento y el cariño a la ciudad".

Así, recomendó ver el monumento "en el ocaso, cuando tiene un color especial por la luz del sol", y recordó que en su construcción se han conjugado "el diseño artístico, la potencia de la máquina y la ingeniería". "No hay precedente de una obra así en ninguna otra ciudad", apostilló.

Por su parte, Gallardón aseguró que el monumento es "fruto del esfuerzo compartido de toda la sociedad por alcanzar cotas mayores de cultura y desarrollo" y una muestra más de la "estrecha colaboración que Caja Madrid y el Ayuntamiento mantienen en numerosas acciones de conservación del patrimonio y promoción cultural, medioambiental y social".

"Pocos lugares son más significativos para transmitir, mediante el genio de Calatrava, el diálogo entre tradición y modernidad que conforma todas las cosas de Madrid", añadió, asegurando asimismo que "ninguna ciudad posee mayor riqueza que la vitalidad de las instituciones nacidas en su seno".

Sin embargo, recordó que no se puede denominar a este regalo 'obelisco', como se hizo desde el primer momento, ya que un obelisco es "un monumento pétreo en forma de pilastra de cuatro caras rematada por una pequeña pirámide". De todos modos, como suele suceder siempre, los ciudadanos ya comienzan a bautizarlo como 'el pirulo', 'el palo' o 'el pincho'.

Para concluir, renovó el "histórico compromiso de gratitud y lealtad hacia la Corona por parte de los ciudadanos de Madrid, de la capital de España".

CALATRAVA DESDE ULTRAMAR

Por su parte, el arquitecto Santiago Calatrava, que no pudo asistir al acto por encontrarse en América, definió su obra como "un monumento móvil que participa de la masculinidad de la vertical y de la delicadeza y la feminidad del movimiento, lo que hará de él una pieza única, nunca antes concebida, que cabalga entre la arquitectura, la escultura y la ingeniería".

"Es la primera obra mía en Madrid y mi objetivo es darle un carácter especial, un sentido de modernidad y de futuro a través de una gran columna, situada en medio de la plaza y acabada en punta para sustentar el cielo de Madrid. Además, el hecho de ser de bronce le dará simpatía a la escultura cuando esté iluminada por el sol de poniente de Madrid", añadió.

Asimismo, reconoció que "construir en Madrid siempre ha sido un deseo" para él y que guarda "recuerdos muy gratos de esta ciudad", por lo que regresa a ella siempre que puede. "Además, considero que Madrid ha evolucionado urbanísticamente muy bien, hasta el punto de convertirse en una de las ciudades más importantes de Europa", concluyó.

Al acto asistieron, además de representantes de la empresa constructora, el presidente de CEIM, Arturo Fernández, y la práctica totalidad de los concejales 'populares' de Madrid.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
335
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Usuario anónimo (24/12/2009)

Nosecuántas toneladas, nosecuántos motores. ¿Lo habéis visto? Es una gran m**rd*. Peor aún ¡Una gran m**rd* dorada!
Calatrava ha dado el salto: De maestro fallero a decorador de interiores para países del Golfo.