Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.criterioliberal.com escriba una noticia?

El Rey: Sus recomendados y sus negocios

07/07/2010 08:41 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Dirigir una familia numerosa (o no) es muy difícil… "dirigir moralmente a una nación de más de 46 millones de habitantes", debe ser algo inimaginable por lo pesado y comprometido de la misión; más aún si esa numerosísima familia, paga muy generosamente a quién se atreve a situarse por encima de todos y a su familia… pero nadie los llama y sin embargo ellos se sientan en el trono o más alta poltrona del conglomerado político y dicen "encarnar los valores de toda la nación".

Y ese es el caso de nuestro actual rey Juan Carlos I (y familia puesto que todos participan y todos han de responder); el que sigue reinando y siendo aceptado por una mayoría de españoles, pese a cuantas cosas se publican del mismo; y puede que muchas otras que no; puesto que y al parecer… "los medios hicieron y siguen haciendo la vista gorda"; no ocurre lo que en Inglaterra (por ejemplo) que "cualquier anomalía", es publicada y sin consideración alguna… "al que no la merece"; o sea, lo que debe ser, si de verdad aspiramos a una libertad y ciudadanía, de las que tan lejanos seguimos.

El último libro que he leído sobre el rey y su casa real, es el titulado: "La soledad del rey", de José García Abad; Edit. Esfera de los libros, 490 páginas; y el que debiera ser leído por muchos más españoles, aún cuando el que he comprado, va ya por la 8ª edición. Y aunque allí se dice que "un rey es bastante más económico de mantener que un presidente de la república"; pero también hay países que funcionan, sin figuras decorativas y en las que sus primeros mandatarios, ejercen como tales. Entre ellos, Francia y USA; donde el presidente es el que dirige y por tanto responde.

Pero lo que hay que resaltar es que si costeamos a un rey, a su heredero y familias y con la suficiente generosidad como para que "se mojaran en lo que deben y se mantuvieran en dique seco en lo que no". Y nadie entienda que me refiero a asuntos privados o íntimos, que esos y como en cada casa de vecino, son los directamente interesados los que tienen que preocuparse de ello; puesto que lo de "la sangre azul", es una mentira más y esas familias "reales", son de carne y hueso y por tanto sufren de iguales apetitos de los que nacimos en cama más pobre y condenados a trabajar duramente para simplemente, ganarnos el pan y poco más.

El mojarse en lo que no deben y lo dice ese libro con gran profusión, es en codearse o "mantener negocios", con gentes que fueron a la cárcel y en ella estuvieron, o que debieran haber estado y que, por las influencias que sean, se quedaron "limpitos cual bebé recién bañado". Es claro que me estoy refiriendo a Colón de Carvajal, Mario Conde. Un "tal de la Rosa y los muy famosos y riquísimos "Albertos", Cortina y Alcocer; amén de recibir regalos con profusión y valiosos y que podemos situar, desde un enorme y lujosísimo yate (al que no pueden dar alcance ni las mejores unidades de nuestra Armada) hasta lujosísimos automóviles que luego son vendidos, como más abajo se dice. Y mucho menos ejercer "influencias" reales para situar a favoritos en lugares donde no debieran estar… "todo eso hace siglos era permitido, por la imposición de la fuerza de aquellos reyes dueños de vidas y haciendas", pero hoy es bochornoso.

Y es bochornoso por que ese representante o rey, dice "encarnar a todo el pueblo" y por tanto ha de andarse con sumo cuidado con las excepciones que haga, que tiene que justificarlas, siquiera por cuanto le pagamos para ello y mucho más.

Veamos "algunas hazañas de nuestro rey actual" y que salen publicadas recientemente.

"El Rey pidió al empresario Arturo Fernández que colocara a dos ex altos cargos de La Zarzuela: Las excelentes relaciones que el Rey mantiene con Arturo Fernández, dueño del grupo empresarial Arturo Cantoblanco, y los favores prestados por éste a Don Juan Carlos, han acabado abriendo las puertas de La Zarzuela al también presidente de la patronal madrileña (CEIM) y vicepresidente de la CEOE. El monarca pidió incluso a Fernández que colocara en su empresa al antiguo jefe de su Cuarto Militar, el almirante Antonio González-Aller, y que diese trabajo en la CEIM a su ex subdirector de Comunicación, el periodista Jordi Gutiérrez. Ambos trabajan ahora a las órdenes de Fernández. El presidente de la CEIM y vicepresidente de la CEOE, según informaba ayer El Confidencial, compró al Rey por 100.000 euros un Maserati Quattroporte valorado en 150.000 euros que un jeque árabe le había regalado al monarca. (EL CONFIDENCIAL 02-07-2010)

Conviene no olvidar aquello que más o menos se decía en la República de Roma, luego imperio… "La mujer del César no sólo ha de ser honesta, sino también parecerlo"… ya digo "más o menos", puesto que cito de memoria, acordándome también del terrible Calígula "y su caballo senador"; lo que fue posible por la molicie de un pueblo ya corrompido y tratado como a bestias o peor aún… baste aquella terrible frase de citado tirano… "quisiera que el pueblo de Roma tuviese sólo un cuello… para cortárselo".

En esos imperios o repúblicas, tristemente lo mejor… "es no haber nacido".

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen.ciudad.org (allí mucho más)

Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.

Sobre esta noticia

Autor:
www.criterioliberal.com (1605 noticias)
Visitas:
94
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

poca cosa (09/07/2010)

Nos fue fenomenal con las dos repúblicas. Y como nos fue tan bien pues ¡¡que llegue la tercera!!.
El Rey hará más o menos, pero aporta una imagen de unidad a España y eso se traduce en estabilidad. Algo que se encargan nuestros politicuchos de pacotilla en destruir. Mientras no tengamos políticos consecuentes, que miren más allá de ganar elecciones nunca votaré para una III República.