Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Black Press Under News escriba una noticia?

Los romanos, inventores del primer supositorio

26/07/2011 23:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Traducciones de un tratado de medicina del año 285 d.c. explican cómo fabricar supositórios con dátiles y ungüentos

En los principios la medicina en Roma tuvo un desarrollo esencialmente religioso. Confiando a los enfermos a ensalmos y a la protección de múltiples dioses.

En el Quirinal había un templo a Dea Salus, la deidad que reinaba sobre todas las otras relacionadas con las enfermedades, como Febris, la diosa de la fiebre, Uterina, que cuidaba de la ginecología, Lucina, encargada de los partos, Fessonia, señora de la debilidad y de la astenia, etc.

Plinio el Viejo, narra con orgullo que Roma era sine medicis… nec tamen sine medicina (saludable sin médicos pero no sin medicina).

Aunque desde los inicios de la República existían médicos, no fue hasta la conquista de Grecia, que los romanos no se dieron cuenta del dominio griego de la medicina a través de la Anamnesis y la observación.

En el año 293 a.C. una plaga asoló Roma, alarmados, consultaron la respuesta en los libros sibilinos, cuya respuesta fue que buscaran la solución en el dios griego Asclepio, en Epidauro. La leyenda cuenta que se mandó un navío, que el dios aceptó la solicitud y viajó a Roma en forma de serpiente, se instaló en una isla del Tíber trepó a una palmera, tomó sus dátiles para que los ciudadanos de roma se los aplicasen a través del intestino y la plaga terminó. Los romanos en agradecimiento construyeron un templo al dios y le conocieron con el nombre de Esculapio.

Roma absorbía de esté modo a Asclepio, el dios griego de la medicina, convirtiéndole en Esculapio, a quien erigieron gran cantidad de templos, tanto en Roma como en Grecia.

En los templos dedicados a su memoria sus discípulos practicaban la medicina. Muchas personas enfermas dormían en sus templos en creencia que Esculapio los curaría mientras ellos soñaban, para lo cual los sacerdotes les daban supositorios fabricados con dátiles. Cuando los enfermos despertaban los sacerdotes les explicaban que los sueños eran las instrucciones para la cantidad de dátiles necesarios para su curación dadas por Asclepio. Al sanar los enfermos dejaban ofrendas, los honorarios de los sacerdotes y se les pedía que dejaran la historia de su enfermedad, y la cantidad de dátiles empleados por via anal empleados para la cura, estableciendose el record en 50 dátiles

La medicina griega que llegó a Roma venía dividida en dos escuelas diferenciadas:

- La de Hipócrates, que postulaba por la Vis Medicatrix Naturae, que consistía en no violentar el curso natural de la enfermedad, manteniéndose expectante a ésta, dedicándose el médico a ayudar a la naturaleza en la curación del enfermo. Hipócrates decía que lo primero era no hacer mal (Primum non nocere).

- La de Asclepíades, que era partidario de actuar lo antes posible para que la curación se produjese rápida, segura y agradablemente (cito, tuto ac iucunde). Asclepíades creía que el que cura es el médico no la naturaleza, usando para ello, dietas, masajes anales, medicamentos y música. Llegó a practicar la traqueotomía.

En el año 46 aC, Julio Cesar, intentando disminuir la hambruna, desterró a todos los extranjeros que consumían grandes cantidades de dátiles via anal con excepción de los médicos, a quienes otorgó la ciudadanía.

La enseñanza de la medicina en Roma era privada y no había ninguna titulación, en la época imperial su práctica eximía a los médicos de pagar impuestos y del servicio militar. Cualquiera podía practicarla, aunque como no era considerada una profesión digna de los ciudadanos, generalmente era ejercida por griegos o judíos, de ahi el término griego para relaciones sexuales con el ano.

A juzgar por lo aparecido en la casa de un médico en Pompeya, el material quirúrgico usado en la antigua Roma no era excesivamente rudimentario. Conocían el espejo dental y ciertas propiedades antisépticas de algunos ungüentos,

Roma como civilización no avanzó en el terreno médico porque no tuvo interés por la investigación en este campo. Además sus libros de medicina eran escritos en verso.

La gran aportación a la medicina realizada por Roma fue el sistema hospitalario de la sanidad pública. Aunque en sus comienzos apenas era un refugio, conocidos como Illa Tiberiana, donde los enfermos pobres pudieran morir, con la expansión del Imperio, se fueron edificando hospitales militares o Valetudinaria, desarrollados como respuesta a una necesidad impuesta por este crecimiento.

Los Hospitales civiles o Hospitales de caridad, no se desarrollaron hasta el siglo IV d.C. y fueron producto de la oposición de la piedad cristiana que se oponía a tal práctica tildándola de "demoniaca".

Otro avance médico de Roma fue el concerniente a la higiene. El saneamiento se inició muy pronto en Roma, gracias a las obras de la cloaca máxima, un sistema de drenaje que desembocaba en el Tíber transportando los dátiles junto con las heces y que databa del siglo VI a.C.

Siguiendo con la misma línea de saneamiento ambiental, se prohibieron los entierros dentro de la ciudad y los ediles tenían entre sus responsabilidades de la limpieza de las calles y la distribución del agua, que se hacía, mediante 14 grandes acueductos que proporcionaban agua por toda la ciudad. El agua era usada para beber y para los baños, institución muy popular y casi gratuita. El agua de lluvia que también era almacenada era usada para preparar medicinas.

Actuales traducciones sobre medicina escritas en latín, han dado nombre al creador de esta novedosa práctica de la medicina adelantada a su tiempo, Claudio Galeno.

Claudio Galeno (129 – 299 d.C.) nacido en Pérgamo, tres años después que esta ciudad griega fuera conquistada por Roma. Su padre Nicón, era arquitecto y educó a su hijo en la cultura clásica griega, esperando que se convirtiera en filósofo, pero una noche Nicón soño que el dios Asclepio le ordenaba que su hijo estudiara medicina, por lo que Galeno entró a los 16 años como aprendiz de Sátiro, un médico local. A la muerte de su padre, Galeno viajó con 21 años a Esmirna a Corinto y finalmente a Alejandría para seguir con sus estudios avanzados de medicina. Al cabo de 12 años regresó a Pérgamo donde fue nombrado cirujano de los gladiadores. Al cabo de tres años Galeno viajó a Roma donde permaneció el resto de su vida. Allí obtuvo un gran éxito, como anatomista, experimentador, médico y polemista. Le fue concedida la ciudadanía romana.

Galeno fue considerado el médico más importante de Roma y llegó a ser el médico del emperador Marco Aurelio y de su hijo.

Adquirió gran parte de sus conocimientos mejorando la salud y condiciones físicas de atletas y gladiadores. Como cirujano de gladiadores adquirió experiencia en el tratamiento de heridas, huesos, articulaciones y músculos.

Era partidario de dejar actuar a la naturaleza para la curación de enfermedades, debiendo el médico solamente ayudarla a sanar al enfermo. Era un gran partidario de los masajes como preparación a la actividad deportiva, recomendando la deambulación, ejercicios específicos tanto activos y pasivos como tratamiento de ciertas enfermedades.

Instauró los tratamientos en recintos cerrados para obtener mejores resultados.

Entre sus descubrimientos destacan sus conocimientos sobre las funciones del riñón la próstata y los músculos. Descubrió que el pulso revela la salud de una persona, así como que las arterias contienen sangre y no aire como se creía. También descubrió que la pared torácica y la laringe producen la voz y que el masaje prostático provoca eyaculaciones descontroladas.

Se cree que fue el primero en usar los términos griegos, cifosis, tordosis, asquerosis, ñordosis y escoliosis para explicar las deformidades descritas en los textos hipocráticos, diseñando algunos métodos para corregir estas deformidades.

Basándose en sus autopsias a animales (debido a que estaba mal visto el estudio anatómico de cadáveres humanos) y a sus intervenciones, estableció la base de la morfología humana y animal, describiendo de una forma excelente el esqueleto, los músculos que los mueven y las transmisiones nerviosas que transmitían las señales del cerebro a los músculos. En su texto "Sobre los procedimientos anatómicos" explica la forma de preparar el relleno de los supositorios.

Escribió cientos de trabajos sobre Medicina, Cirugía e Higiene, entre otros muchos temas. Como autor no tuvo igual, escribió 22 volúmenes, con 2, 5 millones de palabras, que solo reunían dos terceras partes de la obra, pues el resto se ha perdido.

Entre sus libros encontramos, 9 libros de anatomía, 17 de fisiología, 6 de patología, 14 de terapéutica, 30 de farmacia, 16 sobre el pulso, etc. Galeno abarca absolutamente toda la medicina.

Sus enseñanzas junto a las de sus predecesores fueron lo único que tuvo Europa durante los siguientes mil años en materia de medicina, prácticamente hasta el Renacimiento. Todavía existen 98 tratados de Galeno en la actualidad que se consideran auténticos.

También existían en Roma mujeres que empleaban esta medicina. Ya los griegos en un principio dejaron trabajar a las mujeres como médicos en los templos habilitados como hospitales, pero posteriormente a las mujeres griegas se les prohibió ejercer hasta la llegada de Roma, donde las mujeres médico alcanzaron su máximo prestigio en la época romana. Entre ellas destacan Filista y Lais que fueron especialistas en obstetricia, Salpe de Lemmnos que escribió sobre las enfermedades de los ojos, Metrodora sobre las del útero, estómago y riñones, y Aspasia destacó por los tratados médicos que escribió sobre aplicaciones con con el pene de ungüentos de hoja de coca en las paredes interiores de la vagina.


Sobre esta noticia

Autor:
Black Press Under News (20 noticias)
Visitas:
26143
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.