Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.criterioliberal.com escriba una noticia?

Se rompe la caja única y lo que haga falta

02/10/2010 12:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Está visto que nuestro presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, es capaz de cualquier cosa para aferrarse al cargo el mayor tiempo posible. Aunque es consciente de su ineptitud, se agarra al sillón de mando como una lapa, sin que le importen en absoluto las deplorables consecuencias derivadas de su paso por la presidencia del Gobierno. Por unas migajas de poder, aunque le resulten sumamente amargas, es capaz de envilecerse de manera miserable. Como para prolongar la agonía de su desastroso mandato, necesita ayuda ajena a su propio grupo político, se arrastra indigna e irresponsablemente ante los nacionalistas e independentistas irredentos.

Para garantizarse un año más en La Moncloa, Zapatero ya ofreció Euskadi, ahí es nada, la bonita cifra de 472 millones de euros, para así salvar los presupuestos generales del próximo año. De realizarse esta entrega de dinero que, al parecer, lleva aparejada la transferencia de las políticas activas de empleo, se multiplican las desigualdades entre los españoles, rompe la solidaridad interregional y, aunque lo niegue el Gobierno, se pone en peligro la caja única de la Seguridad Social. Y como lo que importa a Rodríguez Zapatero, cueste lo que cueste, es la permanencia en la poltrona presidencial, de aquí a que se vote la nueva Ley de Presupuestos Generales, los vascos, y quizás Coalición Canaria, sacarán alguna que otra tajada importante a cambio del voto favorable a dicha Ley.

Por de pronto, los responsables del Partido Nacionalista Vasco siguen tensando interesadamente la cuerda. No otra explicación tienen las palabras de Andoni Ortuzar, presidente del PNV vizcaíno, anunciando que el traspaso al país vasco de las competencias sobre políticas activas de empleo es la "condición previa para sentarse a negociar" esos Presupuestos Generales, para los que el Gobierno "no tiene nuestros votos asegurados". Frases que demuestran claramente que aún quieren más y que no les importa en absoluto las consecuencias que se puedan derivar de semejantes concesiones. "Nos da igual –sentenció desvergonzadamente Ortuzar- si se rompe o no la caja de la Seguridad Social".

Desde el Gobierno central se niega categóricamente que con el traspaso de esas competencias al país vasco se ponga en peligro la caja única. Dicen que con este acuerdo con el PNV no sale ni un solo euro de dicha caja. Ocultan maliciosamente, y este es el problema, que en esa caja dejará de entrar el dinero que se recaudaba en Euskadi para la Seguridad Social y que después se repartía solidariamente entre todas las regiones de España. A partir de ese acuerdo, ese dinero se quedará íntegramente en el país vasco. Es evidente que el compromiso adquirido con el PNV rompe la solidaridad interregional y, como no, deja gravemente malparada a la caja de la Seguridad Social, y pone en peligro la pensión de la mayor parte de los jubilados de España.

Esta caja única, que ahora quieren romper, ha garantizado hasta ahora que los jubilados de toda España hayan tenido asegurada su pensión. Pues no podemos olvidar que nos hemos dado un sistema esperpéntico de autonomías, por otra parte carísimo y prácticamente insostenible, con el que hemos creado nada menos que diecisiete modelos públicos autonómicos, cada uno con su perfil económico determinado. De acuerdo con los datos disponibles hasta el pasado mes de agosto, más de la mitad de esas autonomías, entre las que se encuentra el País Vasco, registran déficit en sus respectivas cuentas de la Seguridad Social. Pues en ellas hay menos de dos cotizantes por pensionista, siendo por lo tanto su tasa de dependencia mucho menor que la nacional, que alcanza el 2, 57 de media.

Las consecuencias no pueden ser más claras. Si el modelo público actual fuera gestionado independientemente por cada Comunidad Autónoma, media España sería incapaz de hacer frente a las pensiones actuales. La regionalización de la Seguridad Social en 17 modelos autónomos haría inviable costear esas prestaciones en Cantabria, Castilla y León el propio País Vasco, Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía y sobre todo en Asturias y Galicia. Si los jubilados de estas regiones cobran hoy puntualmente su pensión, se debe ante todo al superávit logrado en las autonomías que tienen una tasa de dependencia superior a 2, entre las que destacan Madrid, Murcia y Canarias que tienen más de 2, 5 cotizantes por cada pensionista.

Para mantener la sostenibilidad del sistema público de pensiones, es preciso mantener intacta esa caja única de la Seguridad Social. Gracias a ella, los jubilados han cobrado oportunamente las prestaciones a que tienen derecho. Sería lamentable que la insolidaridad de algunos grupos políticos y la ambición y la irresponsabilidad de José Luis Rodríguez Zapatero dieran al traste con el sistema que, hasta ahora, ha dado unos resultados aceptables. Los jubilados de algunas regiones serían los primeros que sufrirían las consecuencias de semejante torpeza.

José Luis Valladares Fernández

Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.

Sobre esta noticia

Autor:
www.criterioliberal.com (1605 noticias)
Visitas:
244
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.