Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

Rubalcaba escucha en el congreso del SUP que policías y guardias civiles son "funcionarios, no lacayos"

09/06/2009 17:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, asistió hoy al noveno congreso del Sindicato Unificado de Policía (SUP) y allí pulsó los ánimos de los afiliados de una de las cuatro organizaciones del Cuerpo que le tienen declarado un conflicto colectivo y ya le han organizado dos manifestaciones masivas. Durante el acto, Rubalcaba ofreció voluntad de acuerdo, pero los aplausos más encendidos, hechos en pie, fueron para el ex secretario general de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) Joan Miquel Perpinya cuando dijo, en presencia del ministro, que policías y guardias son "funcionarios públicos, no lacayos".

Perpinya recibió la insignia de oro del SUP y en su discurso habló de "derechos sindicales" en la Policía y de asociación en la Guardia Civil, "severamente restringidos" en la actualidad. "Quienes luchamos sin descanso hasta conseguir derechos para todo el colectivo de guardias civiles y lo logramos, hemos pagado un alto precio por ello", dijo Perpinyá, varias veces sancionado, la más grave de ellas por dirigir AUGC cuando ésta convocó y reunió a 3.000 guardias civiles de uniforme en Madrid para exigir la aprobación de las leyes de reforma en el Cuerpo que había prometido el PSOE en la pasada legislatura.

Por su parte, el ministro del Interior comenzó su discurso admitiendo que dadas las relaciones actuales entre su Departamento y los sindicatos policiales su visita no era "protocolaria". En este sentido, lanzó que a pesar del marco económico "restrictitivo", Interior y sindicatos pueden "acordar voluntades políticas" sobre mejoras en la situación laboral y retributiva de los agentes.

Así, Rubalcaba destacó el proyecto para reformar la actual Ley de Régimen Disciplinario que proporcione "mayores garantías jurídicas" a los policías en el desarrollo de su trabajo, medidas que permitan la conciliación familiar y la revisión de la carrera profesional --a pesar de que éste se trata de un asunto que "no es fácil", según reconoció el ministro--. Rubalcaba finalizó expresando su confianza en que llegará el acuerdo. "Son muchas más las cosas que nos unen que las que nos separan", dijo, en referencia a la concepción de la seguridad pública y la defensa de la ciudadanía que mantiene el SUP.

La intervención de Rubalcaba fue recibida con aplausos por menos de la mitad del auditorio, compuesto casi en su totalidad por los representantes en toda España del SUP, el sindicato con más afiliados en el Cuerpo Nacional de Policía.

UN POLICÍA DE 97 AÑOS.

Durante la jornada de hoy, el SUP entregó condecoraciones a los piragüístas Saúl Craviotto y Carlos Pérez Rial, oro olímpico en Pekín y afiliados al sindicato, al portavoz de Interior del PP en el Congreso, Ignacio Cosidó, a la consejera castellano-manchega de Administración Pública y Justicia, Magdalena Valero, y a Severiano Arnaiz, un policía de 97 años, comisario honorario, afiliado al SUP y que sufrió cárcel y exilio por mantenerse fiel a la legalidad republicana durante el golpe militar que desencadenó la Guerra Civil en 1936.

Severiano Arnaiz vivió el fusilamiento de todos sus compañeros de brigada y sólo la lucha que mantuvo su esposa, ya fallecida, para que las autoridades militares le conmutaran la pena, logró que salvase la vida. Aún así, permaneció ocho años en la cárcel, en 1960 decidió emigrar a Francia para malvivir junto a su familia en una estrecha habitación de París, y en 2000 regresó a España.

Ya en su país, se afilió al SUP y hoy, completamente lúcido y orgulloso, recibió el homenaje de sus compañeros y del ministro del Interior, quien durante su intervención leyó el documento del Régimen franquista en el que se decía que la "generosidad del Caudillo" eliminaba la condena a muerte para el policía y le otorgaba la posibilidad de "rectificación". Arnaiz, como explicó Rubalcaba, no rectificó y siguió fiel a sus ideales democráticos y de defensa de la legalidad vigente, lo que le agradeció el ministro en nombre de todos los españoles.

El acto de homenaje sólo tuvo un inconveniente para Severiano: no pudo tomar la palabra para agradeder a su esposa, Teófila Abejón Meneses, ya fallecida, que le salvara la vida y le diera tanto apoyo durante los malos momentos vividos.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
141
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.