Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Nika Enzo escriba una noticia?

Rumasa: la historia se repite

18/02/2011 19:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El imperio de Ruiz-Mateos se desmorona de nuevo tras atrapar a miles de inversores

Rumasa fue un grupo de empresas españolas propiedad del empresario José María Ruiz Mateos, su fundador. Rumasa fue expropiada por el gobierno español el 23 de febrero de 1983, en virtud del Decreto-Ley 2/1983. El grupo Rumasa, en el momento de publicarse la disposición, estaba constituido por más de 700 empresas, con una plantilla que alcanzaba las 60.000 personas, facturando unos 350.000 millones de pesetas (más de 2.000 millones de euros) anuales. Tras la expropiación fue reprivatizada por partes.

Ahora, en 2011, se repite la historia, la situación de las empresas de Nueva Rumasa se complica cada día que pasa. Según la memoria, la estimación de la facturación del grupo de empresas en 2010 fue de 1.494 millones.

Conocida por las fuertes campañas publicitarias en prensa y televisión para captar capital del pequeño ahorrador mediante pagarés con alta remuneración y ampliaciones de capital que no han sido controlados por ningún organismo oficial. El nuevo imperio acumula "impagados" por valor de 76 millones, según diferentes registros de morosos. Los datos corresponden a una pequeña parte de las empresas del grupo, que está formado por más de 60 sociedades. La mayoría de ellas están controladas desde paraísos fiscales y no consolidan como holding. La deuda de 76 millones es, en su mayoría, créditos con vencimientos impagados tanto a cajas como a bancos.

La empresa con mayores impagados es Bamingo Canarias, un grupo hotelero de Tenerife que se ha visto afectado por la caída de márgenes que vive el sector, según los informes comerciales. El Grupo Dhul es especialista en producción, comercialización y distribución de postres y platos preparados. Zoilo Ruiz-Mateos, con sede en Jerez de la Frontera, se dedica a la producción de bebidas, lo mismo que el Grupo Bodeguero Bellavista. Hibramer es uno de los mayores productores de huevos de consumo, mientras que Clesa produce yogures, leches, helados, mantequilla, natas y postres. Acrisolada es una sociedad financiera que avala a otras empresas del grupo, según la compañía.

Además, el lunes pasado se supo que Royal Bank of Scotland se había convertido en el mayor acreedor del grupo al reclamar judicialmente 37 millones, que afecta a una planta de Cacaolat en Tarragona. Otras entidades financieras y diferentes proveedores también han iniciado procesos judiciales para reclamar deudas de Clesa, Grupo Dhul y Cacaolat, con lo que el montante total se eleva hasta los 45 millones, según informó ayer Expansión.

Más sobre

Por otro lado, CCOO ha advertido hoy que la suspensión de pagos de Nueva Rumasa, el imperio creado en los últimos años por José María Ruiz-Mateos, pone en peligro la continuidad de la empresa catalana Cacaolat-Letona, que pertenece al grupo Clesa del Holding Nueva Rumasa.

Los trabajadores de Cacaolat-Letona empezaron hace unos días a tener problemas para cobrar sus salarios y los proveedores de la compañía también tenían dificultades, según ha denunciado este sindicato.

El secretario general de la federación agroalimentaria de CCOO de Catalunya, Miguel Ángel Domínguez, asegura que, en ese momento, descubrió que "Nueva Rumasa transfería el dinero que ganaba en Cataluña a las empresas de Clesa en Madrid para evitar los conflictos por impagos".

El sindicato ha pedido la intervención de la Generalitat ante el peligro de que los problemas del grupo afecten a la empresa catalana

El anuncio de la situación, por la familia Ruiz-Mateos, a la suspensión de pagos ha tenido lugar dos días después de que la Tesorería General de la Seguridad Social advirtiera de que ya ha dado muchas oportunidades a Nueva Rumasa para regularizar su situación. El organismo dependiente del Ministerio de Trabajo también ha ordenado el embargo preventivo de bienes propiedad de sociedades de la familia Ruiz-Mateos para hacer frente al impago de las cuotas a la Seguridad Social, tanto de las corrientes como de los aplazamientos que se le han concedido a la empresa.

Nueva Rumasa ha podido escapar del control de la CNMV ya que las características de las operaciones (el importe nominal era de 50.000 euros y no intervenía ninguna entidad financiera en la colocación de los pagarés) las dejaban fuera del ámbito de supervisión del organismo presidido por Julio Segura. A pesar de ello, la CNMV, acogiéndose al principio de protección a los inversores recogido en la Ley del Mercado de Valores, ha publicado hasta siete comunicados advirtiendo de los riesgos de las colocaciones de Nueva Rumasa. Estas advertencias se pueden revisar en la página web del supervisor.

Casualmente, dentro de una semana, el 23 de febrero, se cumplen 28 años de la expropiación de Rumasa, un aniversario que anticipa, otra vez, dificultades para el grupo.


Sobre esta noticia

Autor:
Nika Enzo (104 noticias)
Visitas:
1860
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.