Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.criterioliberal.com escriba una noticia?

Saber callar es una virtud

14/09/2010 15:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El pasado día 5 de septiembre, en el escenario habitual de la campa de Rodiezmo (León), se celebró la consabida fiesta que organizan anualmente los mineros del SOMA-FIA-UGT. Aunque en la edición de este año, al faltar a la cita el Secretario General del PSOE y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y varios de sus hooligans y compinches, la fiesta perdió claramente gran parte de la relevancia de otros años. Como esta vez no tenía nada que vender a sus huestes, Zapatero tuvo miedo a los abucheos y a la contestación de la otrora enfervorizada audiencia. Y en realidad, sobraban motivos para ello, dada la gestión de la crisis económica realizada por el Ejecutivo.

No sabemos cuál hubiera sido el desarrollo de los discursos de haber asistido al evento Rodríguez Zapatero. Su presencia, desde luego, hubiera sido más necesaria que otras veces, para defender ante los mineros los intereses de la industria nacional del carbón que peligra claramente su continuidad, con lo que esto supone para el empleo en la minería. Este año, el blanco prioritario de los discursos fue Alejo Vidal-Quadras por hablar a destiempo de algo que, al parecer, no es de su incumbencia. Todos sabemos que está en el aire un real decreto de nuestro Gobierno para primar el consumo de carbón autóctono en las centrales térmicas españolas. El Ejecutivo comunitarios aplazó hasta después del verano su decisión sobre el plan español de ayudas al carbón.

Es evidente que Vidal-Quadras eligió un mal momento para manifestar públicamente su postura ante el decreto de incentivos al carbón español, pendiente de la aprobación comunitaria. Llegó a pedir a Bruselas que examinara con lupa semejante decreto, sin tener en cuenta que su postura, improcedente o no, dañaría con seguridad las expectativas electorales en las regiones mineras. Como en el PSOE están siempre a la que salta, se olvidaron inmediatamente de sus propias miserias y de que el principal enemigo de las ayudas al carbón no es otro que el conocido socialista Joaquín Almunia, para lanzar todo tipo de diatribas contra Alejo Vidal-Quadras. Los oradores de Rodiezmo procuraron explotar al máximo la iniciativa de éste, para tildar seguidamente al Partido Popular de insolidario, ya que, según ellos, atenta "con sus planteamientos contra la viabilidad económica del sector y de las comarcas mineras".

Fueron obviadas evidentemente las explicaciones posteriores de Alejo Vidal-Quadras, en las que indicaba que la minería del carbón debe recibir el oportuno apoyo de España, por los miles de empleos que proporciona en las cuencas mineras, pero ratificándose, claro está, en que el camino elegido por el Ejecutivo de Zapatero no era el más adecuado. Es cierto que el Gobierno, las mismas empresas y los sindicatos aún mantienen la esperanza de que la Unión Europea prorrogue el reglamento de ayudas al carbón al menos hasta el año 2020, por tratarse de un sector estratégico necesario para el futuro energético nacional. Pero la intención de Bruselas, defendida inequívocamente por Almunia, es muy clara: liquidar de manera inapelable todas las empresas mineras que sean deficitarias el 15 de octubre del año 2014.

Para los asistentes a la fiesta minera de Rodiezmo, y para todo el PSOE, el malo de la película no es otro que Alejo Vidal-Quadras. Respaldado, claro está, por el Partido Popular. Almunia en cambio, y con él toda la tropa del socialismo español, son Hermanitas de la Caridad que no tienen otra preocupación que el bienestar de los ciudadanos españoles. Aunque no lo reconozcan, el verdadero adalid de la postura liquidacionista de la minería es el destacado miembro del PSOE y casualmente comisario de la Competencia, Joaquín Almunia. Fue él quien presentó en Bruselas la nueva propuesta, limitando las ayudas a la actividad extractiva del carbón solamente hasta el 15 de octubre de 2014. Este nuevo reglamento, defendido ardorosamente por Almunia, elimina la posibilidad de que los Estados sigan manteniendo hasta un 15% de su suministro eléctrico con fuentes energéticas autóctonas, como es el carbón.

Lo que es indiscutible que quien de verdad tiene verdadero peso específico en Bruselas para rechazar el decreto de restricciones elaborado por el Gobierno español para regular las ayudas al carbón nacional, es precisamente Joaquín Almunia y no, Alejo Vidal-Quadras. La diferencia entre uno y otro, por el rango que ocupan dentro de la Unión Europea, es evidente y no admite comparación. El comisario de la Competencia tiene cierto poder decisorio, mientras que el eurodiputado del Partido Popular solamente dispone de un voto.

No está demás recordar aquí la claridad y la dureza empleada por Joaquín Almunia al exponer su postura sobre el sector minero. Dijo con toda crudeza que "es una cuestión de justicia que las minas dejen de recibir ayudas cuando hay empresas que funcionan sin subvenciones. Y agregó sin miramientos y sin remilgos que las subvenciones "deben dirigirse de forma creciente a sufragar los costes sociales y ambientales del cierre". Lo que viene a decir que la Unión Europea está dispuesta a financiar la desaparición del sector minero para así "minimizar el impacto social y económico en los municipios carboneros". Y esa desaparición definitiva tendría lugar no más allá del 15 de octubre de 2014.

Pero en el PSOE hay maestros para camuflar la verdad y achacar sus propios pecados al primer adversario político que se tercie, en este caso a Alejo Vidal-Quadras por hablar de manera imprudente más de la cuenta y fuera de lugar. El aldeanismo ideológico de los socialistas españoles les lleva continuamente a retorcer los acontecimientos y disfrazarlos como mejor les convenga, cayendo casi siempre en la desvergüenza. Y todo esto, sin el menor remordimiento de conciencia. Hasta ahí podíamos llegar.

José Luis Valladares Fernández

Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.

Sobre esta noticia

Autor:
www.criterioliberal.com (1605 noticias)
Visitas:
109
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.