Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Platano Macho escriba una noticia?

Algunas cosas que usted tiene que saber al momento de buscar una consulta psicológica privada

03/01/2019 03:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cinco tips que te ayudaran a identificar a un Psicólogo fiable

Por desgracia, actualmente darte a la tarea de elegir un  profesional de la Psicología para que atienda tus problemas, es una tarea tan exigente como el mismo proceso terapéutico; hoy en día es fácil obtener un enorme directorio sobre profesionales que ofertan sus servicio en la web, desgraciadamente la gran mayoría de las personas que buscan atención psicológica no saben  identificar al prestador de servicios más adecuado para ellos e incluso no son capaces de distinguir entre un charlatan y un verdadero profesional.

Con la intensión de ayudar a los usuarios de servicios psicológicos a identificar a un verdadero prestador de servicios, he dividido este artículo en tres segmentos: 1) Como distinguir entre un Psicólogo calificado y un no calificado para brindar tratamientos, 2) Los detalles de la práctica clínica que son obligatorios por parte del terapeuta con los que puedes identificar si tu tratamiento es adecuado y 3) Identificar a los seudoprofesionales quienes se encuentran al margen o fuera de la ley. Los primeros dos segmentos están contenidos dentro de este artículo, mientras que el tercer segmento se encuentra en la segunda entrega titulada “Cuidado con el Coaching”

Identificación de un Psicólogo adecuado para brindar servicios psicoterapéuticos

Haciendo una revisión sobre las  ofertas de servicios clínicos es frecuente encontrar prestadores de servicios a los cuales sus diplomas o grados académicos no les permiten brindar los servicios que ofertan, antes que todo, debo advertir que el sólo título de licenciado en psicología no brinda la competencia suficiente para poder efectuar tratamientos psicoterapéuticos, este comentario  puede resultar controversial  debido a que en México el registro federal de profesiones establece que las personas que posean una cedula profesional de licenciados en psicología tienen la facultad de brindar servicios psicológicos (y la psicoterapia es un tipo de servicio psicológico) pero es bien conocido en el gremio de la psicología que el sólo título de licenciado en psicología es insuficiente para brindar servicios psicoterapeuticos debido a la alta especialización que estos representan, incluso existen licenciados en psicología que ofertan servicios psicoterapeuticos habiendo tenido una instrucción académica que no corresponde al campo de la psicología clínica, como el caso de psicólogos sociales, industriales o educativos.

Ahora bien, supongamos que ya has podido localizar a un psicólogo clínico que cuenta con los certificados para brindar servicios de psicoterapia, es necesario identificar si su especialidad corresponde al tipo de tratamiento de tus problemáticas; así como existen especialidades dentro de los servicios médicos, existen especialidades en las ramas clínicas de la psicoterapia, por ejemplo usted (suponiendo que el lector sea mujer) no iría a realizarse una revisión ginecológica con el Neurólogo o con el Otorrinolaringólogo, así por ejemplo, no cualquier psicólogo clínico está capacitado para trabajar con niños, o con parejas, e incluso con problematicas como el “Trastorno Límite de Personalidad”; es verdad que un psicólogo clínico debe de tener un amplia variedad de habilidades clínicas que le permitan manejar un conjunto de situaciones diversas, desgraciadamente es frecuente observar que muchos terapeutas ofertan servicios diversos sin la instrucción especializada para manejarlos, por ello  es  deber ético de tu Psicólogo tratante canalizarte con algún colega suyo con una especialidad diferente, cuando así lo amerite el caso.

Debes de constatar que tus Psicólogos están certificados: Actualmente es posible revisar vía internet las cedulas que acreditan a tu tratante, solo es necesario su nombre completo e ingresar a la página del “búho legal” (www.buholegal.com) o directamente al Registro Público de Profesiones.

Desafortunadamente es común encontrar la oferta de tratamientos ofrecidos por “terapeutas”, este término no significa un título académico, ni siguiera una preparación específica; desgraciadamente podemos encontrar personas que lucran con la implementación de terapéuticas  regularmente no científicas, que pueden generar mayor problema del que pueden solucionar, por lo que siempre se sugiere buscar un consultor certificado.

 

Detalles de la práctica clínica que son obligatorios por parte del terapeuta con los que puedes identificar si tu tratamiento es adecuado

Impresión diagnostica: Durante la primera o primeras citas tu psicólogo tratante esta obligado a darte una impresión diagnostica, esto es de suma importancia dado que el diagnóstico es  guía del tratamiento y con ello se definen las estrategias terapéuticas, además con ello es posible chacer un pronóstico del tratamiento.

Más sobre

Plan de tratamiento: Así como es obligación del tratante brindar la impresión diagnostica, también es la obligación del psicólogo plantear un tipo de tratamiento y la duración aproximada de este; dentro de mi práctica clínica he conocido a muchos pacientes que anteriormente habían acudido con otros tratantes que, cuando yo les preguntaba sobre el diagnostico que les habían dado o sobre el tipo de tratamiento que habían llevado estos me comentaban que jamás les habían dado un diagnóstico y jamás se comento el tipo de tratamiento que llevaban.

Supervisión de mejorías: En este momento rebelare una de las grandes diferencias entre una terapia que sirve y una que no brinda ningún beneficio. He escuchado a muchos consultantes decir “este Doctor/terapeuta/Psicólogo, es maravilloso me sentía muy mal y nada más salí de su consultorio y estaba renovado/curado”,   lamento decepcionarles pero es muy probable que sea mejoría sea transitoria, las buenas terapias no necesariamente generan beneficios inmediatos, incluso, hay terapias en las que los pacientes empeoran mucho antes de mejorar, el fin último de todo tratamiento es generar la autoregulación emocional propia del paciente,  en otras palabras, es lograr que el paciente se logre sentir bien por sus propios medios, el beneficio inmediato lo obtenemos incluso con una tertulia de café. He visto a muchos terapeutas novatos vanagloriarse al redactar artículos de investigación en los cuales reportan resultados positivos en la sintomatología de sus pacientes durante las primeras etapas de la consulta, cuando verdaderamente los cambios clínicos sustanciales son los que se dan en la fase de difuminación de las sesiones, ósea en el momento de que las consultas  no son tan frecuentes.

Los honorarios: Los honorarios de los psicólogos pueden variar muchísimo, dependiendo de los grados académicos y de la ubicación de sus consultorios, desgraciadamente no existe una relación “a mayor costo de la consulta, mayor calidad en la terapéutica” y no necesariamente los mejores terapeutas se ubican en los grandes consorcios médicos o tienen su ubicación en las zonas de mayor plusvalía; Es bien sabido por el gremio de la psicología que los  terapeutas tenemos el deber ético de reducir nuestros honorarios cuando el paciente no los puede solventar o mínimamente brindar una canalización a algún otro tratante quien le pueda resolver la problemática y que se ajuste a las posibilidades del consultante.

¡¡Cuidado con la Mercadotecnia!!: Como ya lo mencione anteriormente, por desgracia es muy fácil encontrar en la web un amplio directorio de psicólogos tratantes, desgraciadamente en la actualidad la mercadotecnia ha hecho que sean más valiosos los “LIKES” que ponen en Facebook o los comentarios que están en las páginas (generalmente son bots) o el posicionamiento en Google, que las cedulas académicas para acreditar a un Psicólogo, en un rápido escrutinio de los centros de atención psicológica ofrecidos por Google, pude constatar que la mayoría de estos centros no contaba con los profesionales especializados para ofertar los servicios que promocionaba, dichos centros en su mayoría estaban atendidos por psicólogos facultativos con mínima preparación, ¿entonces porque aparecen en Google?, la respuesta es obvia, porque tienen el poder económico para solventar una campaña publicitaria en la red.

La mafia de la dicotomia: En este punto y en el siguiente rebelare dos de los secretos más escabrosos de algunos consultorios privados; muchas personas verán como natural que algunos niños sean derivados a consulta psicológica por parte de la escuela, desgraciadamente en la práctica de la psicología clínica existe un fenómeno llamado “dicotomía” esto significa que existe un acuerdo económico entre los psicólogos tratantes y escuelas, laboratorios, médicos u otros especialistas, en las cuales por cada paciente canalizado, el profesionista que emite la canalización recibe un beneficio económico por cada paciente que realice el contrato del servicio con el otro profesional.

El truco de los altos honorarios de los consultorios VIP: Existen muchos consultorios psicológicos que han destinado prestar sus servicios a sectores de población con altos ingresos económicos, por ello han fijado los costos de sus consultas en una tarifa superior a $700.00 pesos, a pesar de que su intención es ofrecer sus servicios a personas de altos ingresos, la mayoría de sus pacientes son personas que hipnotizadas por la magia de la mercadotecnia  acuden a ellos con la esperanza de ser “curados”, pero que desgraciadamente no tienen la capacidad de pagar semanalmente los honorarios que estos consultorios solicitan, por lo que la mayoría de estas personas desertan del tratamiento a las pocas semanas, debido a esta situación esta clase de consultorios han planteado como su estrategia comercial  captar a la mayor cantidad de personas que puedan, a sabiendas que solo vendrán  las primeras consultas y están dispuestos a hacer negocio con esta situación, sin interesarles realmente el bienestar de sus consultantes. Esta técnica comercial ademas les deja un segundo beneficio, este beneficio es que, debido a que los pacientes no terminaran el tratamiento, estos nunca descubrirán que los tratamientos que les ofrecían no les dejaban ningún beneficio, y terminaran su relación terapéutica achacándose a ellos mismos que su malestar continúa debido a que no terminaron su tratamiento.

Finalmente, a manera de síntesis enlistare una serie de sugerencias para saber elegir al mejor terapeuta:

  • Una vez que usted se entreviste con su terapeuta tiene el derecho de cuestionarle sobre sus títulos y diplomas, y él tendrá la obligación de exhibírselos.
  • El terapeuta está obligado a entregarle una impresión diagnostica sobre la problemática que usted presenta. La formulación de un diagnóstico es esencial para el tratamiento pues es mediante éste como se selecciona el tratamiento más adecuado.
  • Usted tiene derecho a ser informado sobre cuál es el tipo de tratamiento (corte epistemológico: cognitivo-conductual, psicodinámico, Gestalt, logoterapia, etc.) con el que se abordara su problemática.
  • El clínico está obligado a proponerle un plan de tratamiento, en el que se mencionará la regularidad de las citas, las metas de tratamiento y los lineamientos de la consulta.
  • Su consultor está obligado a ser supervisado periódicamente por convenciones de profesionales o por un terapeuta de mayor experiencia.

Te agradecemos mucho el haber terminado de leer esta nota, en una segunda entrega titulada “Cuidado con el coaching”, daré algunas recomendaciones para poder identificar a charlatanes que se hacen pasar por prestadores de servicios de salud mental.


Sobre esta noticia

Autor:
Platano Macho (1 noticias)
Visitas:
3252
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.