Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alaitz.anabitarte escriba una noticia?

¿Sabes cómo envejece la tu piel?

11
- +
20/10/2021 14:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El envejecimiento de la piel es un proceso natural que sucede a medida que la edad avanza. No obstante, cuenta con diferentes fases y factores que pueden alterar su evolución

El envejecimiento de la piel es un proceso natural que ocurre en todas las personas. Su velocidad y la aparición de los síntomas está determinada por factores internos (intrínseco) y externos (extrínseco).

 

Factores internos

Cuando hablamos de “envejecimiento intrínseco” nos referimos al perfil genético de cada persona. Algunas personas tienen un riesgo genéticamente menor de envejecimiento de la piel.

 Simplemente definimos "genes buenos" como genes que no muestran mutaciones o "defectos". Los “genes buenos” pueden ejercer su función normal dentro de procesos biológicos que determinan parámetros de la piel como elasticidad, hidratación, función de la barrera, capacidad antioxidante…

Cuando los genes contienen defectos o mutaciones su función se altera. En la mayoría de los casos, esto conduce a un mayor riesgo de envejecimiento cutáneo prematuro.

 

Factores externos

El proceso de envejecimiento cutáneo que es inducido por factores ambientales se denomina “envejecimiento cutáneo extrínseco”. La tasa de envejecimiento extrínseco de la piel depende de la exposición individual a factores ambientales y nocivos como la exposición al sol (fotoenvejecimiento), el tabaquismo, la contaminación del aire, los radicales ...

La luz ultravioleta es uno de los factores más dañinos. Otro factor externo importante que interviene en el envejecimiento de la piel es la formación de radicales libres (estrés oxidativo).

Todos estos factores externos afectan las estructuras de la piel y aceleran su proceso de envejecimiento.

Incluso las personas con "buenos genes" pueden mostrar signos tempranos de envejecimiento de la piel si tienen una alta exposición a factores externos.

Asimismo, las personas con un alto riesgo genético de envejecimiento cutáneo pueden limitarlo evitando la exposición a factores ambientales nocivos.

 

Signos del envejecimiento de la piel

La piel está formada por diferentes capas:

La capa superior se llama "epidermis" y se compone principalmente de queratinocitos. La epidermis forma una barrera protectora para las capas subyacentes, actúa como un órgano sensorial y regula el equilibrio de temperatura y humedad.

Debajo de la epidermis podemos encontrar la segunda capa o “dermis”. Esta capa contiene tejido conectivo, vasos sanguíneos, glándulas sebáceas y sudoríparas, nervios, folículos pilosos y otras estructuras. La dermis también contiene fibras (elastina, colágeno y reticulina) que aseguran la firmeza y elasticidad de la piel.

La capa inferior o "hipodermis" está formada principalmente por adipocitos (células grasas) y sirve como reserva de energía y aislamiento térmico. Cuando envejecemos, todas estas capas sufren cambios y están involucradas en los signos del envejecimiento cutáneo.

 

Cómo envejece la piel

Las arrugas son hendiduras en la superficie de la piel y pueden ser visibles como líneas finas o arrugas profundas. A medida que envejecemos, nuestra piel contiene menos colágeno y las fibras de elastina se vuelven más sueltas.

La disminución de la producción y el aumento de la descomposición del colágeno es parte del proceso de envejecimiento natural, pero puede aumentarse con una alta exposición al sol y la formación de radicales libres. Como resultado, la piel se vuelve menos elástica, quebradiza y se forman arrugas. Además, las líneas finas y las arrugas serán más visibles si la piel está deshidratada.

Además, a medida que se envejece, pueden aparecer manchas marrones u oscuras en la piel. Estas manchas se denominan "manchas de la edad", "manchas del hígado" o "lentigos". Las manchas de pigmento son causadas por células de pigmento hiperactivas (melanocitos) en la epidermis.

Las células pigmentarias producen naturalmente melanina (pigmento) cuando se exponen a la luz ultravioleta (UV) y le dan a la piel su pigmento natural. La exposición prolongada a la luz ultravioleta puede causar una sobreproducción local de células pigmentarias y acumulación de pigmento dentro de las células de la piel, lo que da como resultado la formación de "manchas de la edad".


Sobre esta noticia

Autor:
Alaitz.anabitarte (4 noticias)
Visitas:
441
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.