Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Sacudir el espasmo latino y avivar nuestra libertad geopolítica

14/04/2018 03:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No se trata de una lista de buscados por la justicia, sino las denuncias que caen sobre varios parlamentarios del actual Congreso de la República

Asidero

 

El campo político, siempre ha pertenecido a la calle y la izquierda latina se ha encriptado en las oficinas y gabinetes de la ciudad. Cuando estudiante, las organizaciones progresistas se derivaban en escuelas del civismo que ha diario reclamaba su espacio. Hoy, grupo de extraños y con una conducta presuntamente delictiva llegan a sus últimas consecuencias por el control institucional y, los cuadros del partido han permitido el ingreso de bandas criminales a controlar el sistema agroalimentario nacional.

No se trata de una lista de buscados por la justicia, sino las denuncias que caen sobre varios parlamentarios del actual Congreso de la República. Una institución que ha perdido la confianza de los venezolanos, y cuyos integrantes, por lo menos la mayoría, dañan la imagen de esta organización, porque no solo están involucrados en delitos diversos, sino también en una escandalosa impunidad. Algunos escondidos en embajadas, luego de motivar a jóvenes a protestar en nuestras capitales.

El cierre técnico de la Asamblea Nacional es procedente para aminorar esta crisis política y darle un mayor asidero legal a la República, simplemente le están dando suficientes pruebas de incapacidad moral.

El sonar de las alarmas, se siente. Estamos en una sociedad anémica que carece de un proyecto nacional, porque el Legado del comandante Chávez ha sido distorsionado en medio de relaciones culturales conflictivas y violentas que han sido construidas bajo las contradicciones de este Estado- nación hegemónico, de rasgos y conductas monoculturales. Pero, a la vez, con una institucionalidad secuestrada y cuyos funcionarios le niegan los derechos sociales al pueblo, dando lugar a un Estado fallido, que legitima mediante estos ciudadanos la desigualdad entre los pueblos locales y de la región andina.

Hay una agenda pendiente en Venezuela, la de construir un país y limpiarla de un hamponato que desea envenenar sus esperanzas, cada vez que se abren las puertas de una campaña electoral.

La política, despojada del horrible ropaje que le han puesto aquellos superficiales que no desean involucrarse en la búsqueda del bien común y alejada de las calumnias de los pesimistas de siempre, es la más alta actividad intelectual humana: involucra el empleo razonado del lenguaje, involucra pasiones y el diseño de una sociedad; implica toda la ingeniería humana producida hasta la fecha.

Si esto es la política, ¿podemos permitir que conciencias putrefactas la envilezcan? La sociedad entera debe vigilar, desde la posición de votante y desde las facultades de la autoridad, que esto no ocurra y nadie secuestre el futuro de millones.

Descubramos nuestra etnicidad, que puede afirmarse o deteriorarse de acuerdo al contexto histórico, somos un sistema de relaciones étnicas (perspectiva constructivista), que puede también desaparecer por asimilación, aculturación o transculturación de esa dinámica social que nos caracteriza de acuerdo a los privilegios que hemos tenido en nuestra identidad.

, una dimensión subjetiva mediante la cual las personas autorreconocen sus rasgos atávicos, el sentimiento que identifica a una comunidad, como resultado de milenios de existencia (perspectiva primordialista).

Incluye asumir conciencia de la identidad étnica como un criterio básico de afirmación de la etnicidad

Tampoco se restringe al hecho de compartir antepasados comunes, ni a una ocupación prolongada del espacio geográfico, que tal vez debe ser la mejor medida reivindicativa, dado que, si aseguramos los territorios de los pueblos, estos estarán protegidos frente al capitalismo extractivo que, insaciable y angurriento, extrae los recursos no importándole que más del 30 por ciento de los bienes y servicios de la Madre Naturaleza, vitales para la especie humana, ya se han perdido irreversiblemente.

Pero, ¿Qué papel han hecho nuestros militares, para proteger a la patria? Indudablemente, su perfil es negativo, he dejado de creer en nuestras FANB, aunque fui criado entre mandos castrenses.

El esfuerzo debe ser objetivo. El pensamiento de Haya de La Torre y de Chávez, deben brotar en nuestra conciencia y, tener el propósito medular de desafiar el imperialismo, bajo una esencia estrictamente socialista. Es el rol que debe cumplirse en el latino, de hoy. Lo digo, en el marco de una reflexión más exhaustiva y profunda que revalorice calidades, dimensiones y dinámicas cognoscitivas.

El pensamiento de Hugo es integracionista, igual que Haya De La Torre, tiene un carácter afirmativo que define la esencia del eje latinoamericano, como forma de resaltar un programa de fuerzas para el beneficio de la nación, son fundamentos doctrinarios para la historia que se inició con las primeras expresiones de Carlos Andrés Pérez sobre la realidad del país. Es una estrategia para derrotar al enemigo mayor, el narcotráfico y la apetencia militar por controlar los poderes dados al universo civil.

El pensamiento, es una articulación política e ideológica, son matices de un enfoque que, declara en síntesis nuestra interpretación ideológica para descubrir que los latinos tenemos una tierra que amar. Y somos ciudadanos del mundo.

La izquierda, debe abrir su propio debate y darle paso al nuevo contenido deliberante de sus ideas, es un reto para la participación de las ideas, que deben ser rescatadas para proclamar su unidad y participación. Dejar atrás a las urracas y bicharracos que la han quebrantado en su esperanza de justicia social. Hoy. Se encuentra secuestrada.

Hay una ruptura de la vida cotidiana, nos quieren convertir en zombies que comemos, trabajamos, y aseamos. Ir todos los días a una oficina bancaria y someternos a una terapia de adorcimiento, cuando ser socialista, es ser libre. Eso lo aprendimos de la tesis original.

Debemos ser fuertes, en esta opción electoral, quitarnos el miedo

La gobernalidad, democracia y la lucha contra la corrupción, son tres ejes por lo que se debe luchar para la libertad de los pueblos del Sur América Latina fue sacudida por un caso de soborno de la constructora Odebrecht, la cual es brasileña y afectó a 12 países de la región.

Descubramos nuestra etnicidad, que puede afirmarse o deteriorarse de acuerdo al contexto histórico


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (612 noticias)
Visitas:
3580
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.