Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Sahara, una nación sin territorio que no se rinde, aunque el puño de Marruecos es implacable

04/11/2016 09:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Al fin de la II. Guerra Mundial las Naciones Unidas acordaron la descolonización de Africa. La ONU decidió un referéndum sobre el Sáhara Occidental pero Marruecos no lo acató y se adueñó de todo el territorio del Sahara. Ahora es un pueblo rehen, exiliado

Cuando terminó la guerra civil española Franco ocupaba el Marruecos español y el Sahara occidental que era otro país pero no para el ocupante español desde casi medio siglo. Con el fin de la guerra mundial las Naciones Unidas recien nacidas acordaron la descolonización de Africa. Por lo tanto, Sahara se convertia en una tierra libre. Pero, Marruecos se apresuró a ocuparlo, en la Marcha Verde. Un cuarto de siglo ha transcurrido desde que se creara la Misión de las Naciones Unidas para el referéndum del Sáhara Occidental (Minurso).Marruecos se negó a obedecer cualquier decisión de la ONU y se adueñó de todo el territorio de Sahara occidental.

En vista de eso, la juventud saharaui organizó una guerra de guerrillas en el desierto que se llamaba Frente Polisario en honor del primer jefe de este ejercito improvisado. Pero al fin, este ejercito sin rendirse, firmó una tregua con Marruecos comprometiendose las Naciones Unidas a organizar el referendum prometido en un plazo breve que no ha llegado nunca. Al fin, se proclamó la República Árabe Saharaui Democrática sin apoyo oficial ni de España o Francia, ni de Mauritania, ni de la ONU. Argelia que se acababa de liberar del yugo frances al ver la situación cedió a los saharauis (unos 140.000) una pequeña franja de su territorio, para que allí se instalara un pueblo entero.En un país sin casas, hecho de tiendas de campaña, sin agua, sin hospitales y sin escuelas y con traida en algibes, escasez de comida y ayuda internacional muy precaria de algunos paises.El pueblo vasco es uno de los mejores aliados del Sahara libre.

Ya ha pasado casi medio siglo de luchas fronterizas con Marruecos a quien apoyan España y otros paises occcidentales, codiciosos de la riqueza pesquera y minera( fosfatos y hierro) de la tierra saharaui actualmente bajo el expolio y explotación del reino de Marruecos. Decenas de miles de familias instaladas en el desierto argelino en condiciones deplorables no hacen sino sobrevivir.

Como en todo proceso eterno, siempre hay noticias que ayudan a sobrellevar la eternidad. El  ex secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, visitó el pasado marzo los campos de refugiados que rodean a la ciudad argelina de Tinduf y pronunció imprudentemente la palabra “ocupación”, la cual debió sentar mal al rey de Marruecos. Rabat objetó que Ban no había guardado la debida imparcialidad, aunque habia dicho la verdad.  Para Marruecos el Sahara no es una nación, sino una región más del reino de Marruecos.Dos semanas después de las palabras de Ban-ki-moon, Marruecos expulsó de forma unilateral a 73 miembros de la misión civil de la ONU.

En julio, Marruecos se vio obligada a aceptar el regreso progresivo del personal de la ONU. En agosto, Marruecos emprendió una operación en la zona de Guerguerat, al sur del Sáhara Occidental, para limpiar la zona de “comercio ilegal y de traficantes”.Y levantó un muro tan alto como la valla de Melilla, para aislar a los saharuis. El Polisario denunció ante la ONU la nueva  “violación del alto el fuego” firmada en 1991 y puso a sus tropas en estado de máxima alerta. Ban Ki-moon expresó su “preocupación” por la “tensa situación” y pidió a las dos partes retirar todos los elementos armados.

Brahim Dahane, presidente de la Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciones de Derechos Humanos, registrada legalmente en El Aaiún, asegura que Marruecos se permite “infligir los compromisos firmados ante la ONU” gracias a la “protección que tiene de España y de Francia, que ocupa un asiento en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”.

Mientras tanto, la vida sigue. El portugués Antonio Guterres sustituyo al coreano Ban Ki-moon, y Marruecos acaba de nombrar a 69 nuevos embajadores, siempre con la vista puesta en su mayor desafío internacional, que es el Sáhara. En realidad, sin grandes cambios.

El presidente del Frente Polisario, Mohamed Abdelaziz, falleció a los 68 años de un cáncer de pulmón y tras mantenerse 40 años como líder del Frente. Mientras unos saharauis le criticaron por haber renunciado por completo al enfrentamiento armado con Marruecos después de la primera campaña, otros le acusan de no probar otras vías de acuerdo con Marruecos. Pero para sus partidarios fue, ante todo, un hombre de consenso.Y no pudo  sacrificar a la juventud saharaui sin armas, frente al poderoso ejército de Marruecos.

Abdelaziz siempre consideró que la convocatoria de un referéndum sobre la independencia del Sáhara Occidental es irrenunciable. Pero el rey de Marruecos, no acepta negociar el estatus del Sáhara Occidental, sino que solo lo acepta como provincia autónoma dentro de Marruecos. Mientras tanto las Naciones Unidas no han cumplido con el prometido referendum en mas de 40 años. El pueblo de Sahara vive en libertad vigilada o más bien muere en una tiendas de campaña en Tinduf que le cede el amigo argelino. Ante los suyos, ante Marruecos y ante la comunidad internacional Abdelaziz pensó una y otra vez con retomar las armas pero no tenia ni fuerza humana, ni material. Hasta que su amenaza fue perdiendo credibilidad.

Abdelaziz alcanzó la presidencia del Frente Polisario en 1976, el mismo año en que España retiró a sus tropas del Sáhara Occidental, el Frente declaró la guerra a Marruecos y Mauritania mientras decenas de miles de saharauis- los niños, las mujeres y los ancianos- vivían como refugiados en la desértica región argelina de Tinduf según hemos dicho.

Después de la tgregua, tras el alto el fuego, durante el resto de su vida, los campamentos en el exilio de Tinduf fueron tambien el hogar de un hombre, hijo de un nómada, que tuvo que estudiar medicina en el exilio, sufrió dos heridas combatiendo como jefe del Frente Polisario. Abdelaziz no dominaba la lengua española, al contrario que muchos saharauis de su generación.

Hubo entrevistas con el en 1996 en su cuartel general del Frente Polisario, a 30 kilómetros de los campamentos de refugiados en Tinduf. El té lo servía un prisionero de guerra marroquí. Hacía solo cinco años que se había firmado el alto el fuego con Marruecos. Abdelaziz reconoció la existencia de mercado negro en los campamentos con productos recibidos desde España y Francia, que habían aumentado el desorden interno en los campos. Pero insistió en que la dirección del Frente no se había distanciado de la base, tal como criticaban algunos cooperantes españoles consultados por los medios y  más bien amigos de Marruecos.

Se definía así: “Estoy casado y tengo seis hijos [después tuvo un séptimo]. Nací en el Sáhara y no soy marroquí, como pretendió difundir el Gobierno de Hassan II (padre del actual rey de Marruecos). No practico deporte, salvo alguna vez tiro y voleibol. Y el último libro que leí fue en marzo [era junio]. Se trataba de Sáhara Occidental y plan de paz, de una autora francesa”.

Mohamed Abdelaziz advertía entonces: “Si al final de año la política del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el proceso de identificación para el referéndum no nos convence, tendremos que pasar a la lucha armada”. Casi 20 años después, en la última entrevista mantenida con los medios, en 2014, insistió: “El pueblo saharaui nos presiona y nos pide que tomemos el camino de la lucha armada inmediatamente. Desde el año pasado, [Marruecos] amenaza con retirar la Minurso del Sáhara Occidental. Si sucede, Marruecos impondrá inmediatamente una guerra, porque el Polisario y el pueblo saharaui no se van a quedar con los brazos cruzados. Los saharauis iremos a la guerra”.

El Frente Polisario es el único eje que mantiene viva la esperanza de un pueblo gran amigo de Euskadi

El nombre de Abdelaziz es muy conocido en Euskadi. Las relaciones con los vascos son óptimas. Muchos vascos han acogido en sus casas a niños saharauis durante el verano, para aliviar el bochornoso calor del desierto y coman bien durante esas vacaciones. El mismo Abdelaziz recibió el IX Premio de Gernika por la Paz y la Reconciliación. No estuvo presente en la entrega del premio, aunque agradeció este reconocimiento a través de un escrito leído por Jatri Aduh, presidente del Parlamento Sarahaui.Todos fueron grandes amigos del lehendakari Ibarretxe.

Según expresó Aduh, el pueblo saharaui ha pagado "un alto precio" por su "marcha histórica emprendida por recobrar el derecho a la paz". "Marruecos sigue ocupando nuestro país, violando de forma sistemática los derechos humanos, con cárceles siempre abiertas para los saharauis.Ha tiranizado a una población saharaui rehén, saqueando de forma frenética nuestros recursos internacionales", lamento.

A su juicio, el Gobierno de Marruecos "milita por seguir ganando tiempo y goza de la indulgencia, cuando no de la connivencia de Naciones Unidas". De igual forma, expresó, pese a que han transcurrido más de cuatro decadas desde la fecha fijada para el referéndum del Sahara, su pueblo aún "tiene fe" y se encuentra "preparado para todas las eventualidades en el camino de la paz y la libertad".

"No sabemos cuánto camino queda por recorrer, pero sabemos que el pueblo saharaui, bajo legado del Frente Polisario, llegará al final del mismo sea cual sean los sacrificios. Este premio demuestra que no estamos solos y nos anima a seguir nuestra lucha", recalcó.

De igual forma, haizo un paralelismo entre el bombardeo de Gernika y el perpetrado por el Gobierno de Marruecos en 1976, con fósforo blanco y napalm importado, sobre los campamentos de Um Draiga, a cuya población ha denominado "el Gernika saharaui".

"Pese al tiempo transcurrido y el silencio oficial, estos crímenes, saldrán a la luz y sus responsables serán descubiertos", prometió el entonces presidente de la RASD, que dijo que el galardón confirmaba que el pueblo vasco animó a su pueblo "siempre en los difíciles momentos de nuestro combate".

Tras la muerte de Abdelaziz, el nuevo presidente del Frente Polisario tendrá que decidir si continúa por la misma senda marcada por Abdelaziz durante 40 años.No aparece luz al final del túnel.

El histórico saharaui Brahim Gali, de 67 años, es el nuevo presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) en los territorios del exilio de Tinduf (Argelia) y secretario general del Frente Polisario. Sucede al difunto Mohamed Abdelaziz. Gali fue elegido con un 93, 15% de los votos, en un Congreso extraordinario celebrado en los campamentos de refugiados argelinos en el que participaron más de 2.400 congresistas.

El Frente Polisario le presentó como único candidato para encabezar la secretaría general del movimiento independentista y defender lucha del pueblo saharaui.

La elección de Brahim Gali al frente de la RASD fue aplaudida por los integrantes del movimiento independentista que ven en él no solo un "referente histórico con una experiencia notable militar", sino también un hombre que sabe moverse muy bien en el campo político y diplomático. "Su proyección internacional nos garantiza que será un buen guía para la continuidad de la lucha independentista de nuestro pueblo", afirma Abdulah Arabi, representante del Polisario en Madrid, quien no oculta el "gran desafío" que se le presenta a Gali teniendo en cuenta la impaciencia de una juventud saharaui crítica con la dirección del movimiento y hastiada de permanecer en tierras ajenas, aguardando una solución a un conflicto que se eterniza por culpa de la ONU.

Ibrahim Gali, miembro de la vieja guardia, estaba muy unido a la jefatura de la república saharaui porque lo ha sido todo: fundador del Polisario, líder guerrillero "el hombre que lanzó la primera bala en la guerra contra Marruecos", afirmaron fuentes saharauis-; ministro de Defensa en Tinduf, jefe de la segunda región militar en los campamentos, representante del Polisario en España y embajador en Argel.

Naturalmente, Marruecos interpreta su elección como una "declaración de guerra" contra el país magrebí porque se trata de uno de los dirigentes "menos moderados" del movimiento, dispuestos a regresar al campo de batalla si el proceso de diálogo sigue estancado y la comunidad internacional continúa permitiéndolo.

Por su parte, Ramdan Mesaoud, saharaui retornado de los campamentos saharauis en los años 80 y presidente de la Asociación Saharaui por la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEDH), no está del todo conforme con el nombramiento.

El conflicto del Sáhara Occidental vive ahora tal vez el momento más tenso desde que se creara en 1991 la Misión de las Naciones Unidas para el referéndum del Sáhara Occidental (Minurso) con el fin de presionar la celebración de un referéndum. El Frente Polisario elegirá un nuevo presidente una vez cumplidos los 40 días de luto nacional por la muerte de Abdelaziz.


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1600 noticias)
Visitas:
6051
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.