Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

'Salvar la Navidad' resultó en el peor mes de la pandemia: 864.000 contagios y la incidencia triplicada

02/02/2021 12:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Enero ha sumado contagios a velocidad de vértigo. En un mes se han disparado los nuevos casos covid (863.961), las UCI han entrado en números rojos, la incidencia acumulada a 14 días por cien mil habitantes ha subido casi 600 puntos y el pico de la tercera ola no acaba de ceder significativamente.

En el primer mes del año Sanidad ha notificado 8.003 muertos más, que elevan a 59.081 la cifra global de decesos desde el inicio de la pandemia.

La primera semana del mes absorbió los excesos de las fiestas navideñas y el 4 de enero (primer día de casos notificados por Sanidad en 2021) anotaba una incidencia acumulada a 14 días de 272 casos por cien mil habitantes.

A 1 de febrero, con datos consolidados de Sanidad hasta las 14:00 horas que incluyen el último fin de semana de enero, la incidencia acumulada a 14 días es más de tres veces mayor (865,6). Sólo hicieron falta cuatro semanas para que los contagios crecieran en 863.961 y la cifra total de casos covid-19 superara los 2, 8 millones. Es decir, en enero se han añadido a las estadísticas oficiales casi un tercio del total desde que comenzó la pandemia, si bien hay que tener en cuenta que ahora el Ministerio de Sanidad calcula que detecta casi el 80% de las infecciones reales, y que al inicio solo se identificaba uno de cada diez casos.

Entre las semanas uno (4 al 10 de enero) y dos (11 al 17 de enero), la incidencia semanal acumulada de covid-19 aumentó hasta un 26 por ciento. Y el mayor ascenso se produce en los menores de 15 años (53 por ciento) y en los mayores de 80 años (41 por ciento).

La incidencia acumulada ha crecido de forma imparable. Ya en la segunda semana seis comunidades (Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Murcia y La Rioja) sumaban unas tasas por encima de los 500, en las semanas siguientes se mantienen en máximos y superan los mil. El último fin de semana de mes da un pequeño respiro y si bien seis comunidades siguen por encima de los mil, en la Comunidad Valenciana, que continúa liderando el ránking, baja un poco la incidencia, hasta 1.352.

En España, el máximo de incidencia se dio entre los días 26 y 27 de enero con 893, 9 y 899,9 casos rozando el umbral de los 900. Umbral que no han llegado traspasar porque los últimos días han experimentado un ligero descenso hasta los 865. Ligeras bajadas que desde Sanidad se han interpretado como el comienzo del fin de la tercera ola. Un descenso muy lento pero constante que hace pensar que la curva empieza a doblegarse aunque "quedan semanas duras", ha vaticinado el Ministerio.

Aunque el virus va frenando muy lentamente la velocidad de contagio, la situación no se ve reflejada en las UCI que en este mes de enero han visto como se repetían los porcentajes de ocupación de la primera ola.

Si en la primera semana de enero la ocupación hospitalaria en las UCI era del 23 por ciento con especial preocupación en la Comunidad Valenciana y Baleares, ambas con el 34 por ciento; una semana más tarde subía al 26 por ciento y en esta ocasión además de la Comunidad Valenciana, La Rioja superaba el 41 por ciento. La ocupación de las UCI era progresiva y el 26 de enero llegaba al 41, 2 por ciento.

A Finales de enero, la ocupación en los cuidados intensivos notificada por Sanidad alcanzaba el 45 por ciento. La Rioja superaba el 71 por ciento y la Comunidad Valenciana el 63 por ciento.

Pese a las restricciones de visitas e incluso a la vacuna, los brotes del virus han entrado de nuevo en las residencias de mayores incluso en aquellas en que los internos estaban vacunados. Castilla-La Mancha, Cataluña y la Comunidad de Madrid son algunas de las autonomías que este mes de enero vieron como el virus golpeaba de nuevo a sus mayores residentes.

En Castilla-La Mancha, el 4 de enero, dos brotes en dos residencias de mayores una en Illescas (Toledo) y otra en Toledo ciudad se saldaron con 124 contagios y 2 muertes, y el mes terminó con otros siete fallecidos en la Residencia de Lagartera.

En Solsona (Lleida), el 26 de enero la residencia hospital Pere Mártir Colomés dio por erradicado un brote que causó la muerte de 28 residentes y en la Comunidad de Madrid, en la residencia Vigor en Becerril de la Sierra doce personas fallecieron de coronavirus, al parecer por la cepa británica. El brote afectó a 17 trabajadores y a sus 48 residentes, que habían recibido la primera dosis de la vacuna.

Además, otras diez personas mayores de la residencia Los Nogales Puerta de Hierro (Madrid) fallecieron por coronavirus, tras detectarse un brote en sus instalaciones.

La alta transmisibilidad de la variante británica se ha hecho patente este mes de enero. Si el mes de enero, comenzó con 43 casos de la nueva cepa británica repartidos por Andalucía, Madrid, Galicia, Comunidad Valencia, Asturias, País Vasco, Cataluña, Navarra y Murcia; el 14 de enero, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, avanzaba que las comunidades habían notificado 88 casos de la nueva variante. Y el 29 de enero, la ministra Carolina Darias, en su comparecencia en el Congreso, dio la última cifra de casos confirmados: 350. La nueva variante amenaza con obstaculizar el descenso de la curva por lo que los expertos reclaman vigilancia y rapidez en las segundas dosis.

Si el 27 de diciembre, una mujer de 96 años, Araceli, fue la primera residente en ser vacunada en un centro de mayores en Guadalajara, el mes de enero supuso ya el pistoletazo de salida para vacunar a residentes, personal sociosanitaria y sanitarios de primera línea.

En principio se cumplía el protocolo de vacunación hasta que se hizo público que políticos, alcaldes, sanitarios de segunda fila e incluso militares y cargos públicos se habían saltado el turno mostrando una actitud poco ética y poniendo en riesgo el proyecto.

A mediados de enero todas las comunidades administraban ya la segunda dosis de la vacuna Pfizer. Sin embargo, los problemas en el suministro por parte de las farmacéuticas, ha ralentizado la administración de vacunas y algunas comunidades han sufrido retrasos en el plan de vacunación inicialmente previsto (Madrid y Cataluña), si bien se han comprometido a poner la segunda dosis a los ya inmunizados para no poner en riesgo la efectividad.

El 1 de febrero el porcentaje de vacunas administradas en todo el país alcanzó el 91% de las 1.769.055 entregadas a las comunidades autónomas (es decir, 1, 6 millones), y 357.892 ciudadanos habían recibido las dos dosis requeridas para la inmunización.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (15628 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1340
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.