Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

Sanidad podría permitir a los bares vender tabaco pese a que con la nueva ley antitabaco no se podrá fumar en ellos

25/10/2009 13:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Ministerio de Sanidad y Política Social estudia dar la posibilidad a bares, cafeterías y restaurantes de seguir vendiendo tabaco en sus establecimientos a través de máquinas expendedoras pese a que, con el endurecimiento de la actual ley antitabaco que planea el departamento de Trinidad Jiménez, no se podrá fumar en ninguno de ellos.

En la reunión que mantuvo Jiménez el pasado martes con representantes de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), que agrupa a entre 50.000 y 55.000 hosteleros, la ministra se mostró comprensiva con las preocupaciones de este sector ante el endurecimiento de la ley antitabaco ya que "pueden perder una importante fuente de ingresos y favorecer el cierre de nuevos establecimientos", explicó a Europa Press el director del departamento de política sectorial de esta entidad, César García.

Con la normativa actual, vigente desde enero de 2006, todo aquel establecimiento que no esté adaptado para poder fumar tampoco puede vender tabaco a través de máquinas expendedoras, por lo que los hosteleros temen que, al erradicar el consumo de tabaco en cualquier espacio público cerrado, Sanidad ponga fin a también a su venta y la limite a los estancos.

De hecho, García aseguró que los ingresos que se obtienen por tener una máquina expendedora de tabaco ascienden a casi 6.000 euros anuales de media, variando en función del tamaño y la localización del establecimiento, algo que "suele ser una ayuda para pagar los seguros o parte del alquiler del local". Además, también hay que tener en cuenta las ganancias indirectas por el consumo que acompaña a la compra del tabaco.

Por ello, desde UPTA pidieron "llegar a un término medio" y dar la posibilidad a los hosteleros de seguir vendiendo tabaco para "minimizar el impacto económico que ya de por si tendrá la nueva ley", algo ante lo que, aseguran, Trinidad Jiménez se mostró sensible y reconoció que es una de las medidas que está contemplando su departamento.

Fuentes del Ministerio de Sanidad, consultadas por Europa Press, aseguran que la prohibición del tabaco no tiene que ir obligatoriamente relacionada con la retirada de las máquinas expendedoras de estos locales --como sucede actualmente--, ya que la ley en que están trabajando será nueva y puede seguir patrones distintos a los de la norma actual.

Además, no es la primera vez que Jiménez se muestra favorable a dejar vender tabaco en bares y restaurantes. Durante la reunión que mantuvo la semana pasada con el diputado de IU y presidente de la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados, Gaspar Llamazares, éste le pidió que se velase por los intereses de los hosteleros a lo que, fuentes de IU también consultadas por Europa Press, Jiménez contestó que Sanidad "está abierto a permitir la venta de tabaco a los establecimientos".

RECUPERAR EL DINERO DE LAS REFORMAS REALIZADAS

Por su parte, la Federación Española de Hostelería (FEHR), que aglutina a más de 120.000 empresas de restauración en España, también pidió al Gobierno que se tengan en cuenta sus reivindicaciones y reclaman que se indemnice a aquellos locales de hostelería que, en 2006, tuvieron que hacer reformas para establecer espacios con y sin humo o instalar equipos de aire independientes para que, tres años más tarde, "no sirvan para nada", según su presidente, José Luis Guerra.

Según sus cálculos, de los casi 70.000 locales de más de 100 metros cuadrados que hay en España dedicados a la hostelería, entre 45.000 y 50.000 hicieron reformas para adaptarse a la actual ley antitabaco e invirtieron en ellas unos 25.000 por establecimiento, por lo que la cuantía que reclaman al Gobierno ascendería a unos 1.125 millones de euros a modo de indemnización.

"Hay muchos locales que hicieron una gran inversión para poder seguir teniendo clientes fumadores y ahora, unos años después, estas reformas no van a servir para nada", denunció Guerra, en declaraciones a Europa Press.

Además, coincidió con los hosteleros autónomos en que "el fumador no dejará de ir a los bares, pero lo hará menos", por lo que insistió a Sanidad en trabajar primero por el desarrollo de la actual normativa en lugar de pasar a una prohibición total que "tendrá graves consecuencias para este sector".

El Ministerio de Sanidad está trabajando en el texto definitivo que sustituirá a la actual ley antitabaco y, según las fuentes ministeriales consultadas por Europa Press, se prevé dar el impulso definitivo a esta nueva norma en el primer semestre de 2010, durante la presidencia europea de España.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107907 noticias)
Visitas:
146
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.