Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

Santiago Mainar se enfrenta a una pena de 20 años de cárcel por el asesinato del alcalde Miguel Grima

16/11/2009 09:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El ganadero y agente forestal Santiago Mainar, que se hoy en el banquillo de los acusados, se enfrenta a una pena de 21 años de cárcel por el crimen de Fago. Mainar es el único procesado por la muerte del alcalde de la localidad pirenaica de Fago, Miguel Grima (PP), ocurrida el 12 de enero de 2007. Su cuerpo fue encontrado en una cuneta, con heridas producidas por una escopeta de postas.

El fiscal pide un total 21 años de prisión para Santiago Mainar, por los presuntos delitos de asesinato, en concurso con un delito de atentado, y tenencia ilícita de armas, así como la inhabilitación absoluta durante el tiempo que dure la condena. En concepto de responsabilidad civil establece una indemnización de 105.000 euros para la viuda de Miguel Grima, Celia Estarlich.

La acusación particular, que representa el letrado Enrique Trebolle, solicita la misma pena para el acusado, y la prohibición, por un periodo de diez años, de acercarse a menos de 500 metros y de comunicarse por cualquier medio con la viuda de Miguel Grima, así como la prohibición del derecho a residir o desplazarse a la localidad fagotana. Respecto a las indemnizaciones, pide 216.000 euros para la viuda y 42.000 euros para cada una de las dos hermanas de la víctima.

La acusación popular, en nombre del Partido Popular (PP), puesto que Grima era un alcalde perteneciente a esta formación, coincide en la petición de penas con las acusaciones pública y particular. El abogado José María Viladés rebaja cinco años la prohibición para Santiago Mainar de acercarse a la viuda de Grima y de acudir a Fago. La petición de indemnización para la que fue esposa del alcalde asciende a 200.000 euros.

Por su parte, el letrado Marcos García Montes, que defiende al acusado, pide la libre absolución, argumentando que los hechos no fueron cometidos por Santiago Mainar, aunque éste confesara ante la Guardia Civil tras ser detenido.

"La única realidad es que se inventó, fantaseó todo lo declarado, intentando así desviar la atención hacia su persona, habida cuenta de la persecución que estaban sufriendo la mayoría de vecinos del pueblo de Fago, tal y como demuestran las innumerables declaraciones de todos ellos, así como las intervenciones telefónicas que todos ellos sufrían", manifiesta la defensa en su escrito de calificación provisional.

La autoconfesión de Mainar estuvo producida, según su abogado, "como consecuencia de la presión mediática", y fue "una ficción para llamar la atención hacia él". García Montes argumentará en el juicio que, momentos antes del crimen, un médico y su esposa circulaban por la carretera donde sucedieron los hechos y vieron a un hombre, cuyos rasgos y complexión no coincidían con los de Mainar.

"NOTABLE ENEMISTAD"

El Ministerio Fiscal, en su escrito de calificación, indica que el acusado, Santiago Mainar, mantenía desde hacía años graves discrepancias con la víctima, ocasionadas por "la manifiesta disconformidad del acusado con la actuación como alcalde de Miguel Grima". Estas discrepancias "habían dado lugar a diversos enfrentamientos personales y pleitos judiciales y habían generado una notable enemistad".

El 12 de enero de 2007 el acusado, "obsesionado por la actuación de Grima como alcalde, que consideraba perjudicial para los intereses del pueblo, sensación que se agrandó al pasar por una pista por el Valle de San Juan, cercano al pueblo, decidió poner fina a su vida, para lo cual recordó que tenía escondida cerca de una zona llamada 'La Muga', próxima al citado valle, una escopeta de cañones paralelos completos y que había encontrado por allí hacia un tiempo y cuya guía de pertenencia no poseía y para cuyo carecía de licencia", según el relato del ministerio público.

Una vez con la citada escopeta en su poder, el acusado ideó un plan para acabar con la vida del alcalde y al tener conocimiento que ese día tenía una reunión en Jaca, con alcaldes de la comarca, "decidió prepararle una emboscada". Añade el escrito del fiscal, que Mainar, tras coger de su casa un cartucho para cargar la escopeta, se dirigió por la carretera en dirección a la localidad de Majones, donde suponía que pasaría el alcalde de regreso a Jaca, ayudándose, para poder trabajar en la oscuridad de una linterna.

En una curva existente en la carretera que va de Fago a Majones, Mainar vio que había piedras en la carretera y "las puso en una situación tal que obligaran a detenerse a Miguel Grima, esperando escondido la llegada de este, no sin antes volver a poner las piedras en disposición cuando un conductor las retiró para poder pasar con su turismo", apunta la calificación fiscal.

Sobre las 22.00 horas, Miguel Grima circulaba por la mencionada vía, paró su vehículo y bajó para quitar las piedras. "Cuando ya había despejado el suelo de la carretera y regresaba a su vehículo, el acusado, que se había escondido, salió inopinadamente y desde unos 5 centímetros de distancia disparó contra el alcalde".

Grima "recibió un impacto en el hemitórax, ocasionándole hasta cuatro heridas en esa zona del cuerpo, debidas a la carga múltiple de las postas, cayendo en la cuneta y falleciendo en el acto", agrega el fiscal.

A los pocos instantes de ocurrir el hecho pasó un vehículo por el lugar. El acusado se dirigió hacia ese coche y animó al conductor a proseguir su marcha. "A continuación, Mainar arrojó el cadáver por la pendiente, montándose previamente en el coche del alcalde, con el que se dirigió hacia una pista, donde lo abandonó en un paraje del término municipal de Berdún. Mainar regresó a Fago andando en paralelo a la carretera".

Por último, relata el fiscal que al día siguiente, el ahora procesado cogió la escopeta y la llevó en su coche hasta la localidad de Puente la Reina, donde la escondió en el interior de un camión con matrícula extranjera que había aparcado junto a un restaurante.

DETENCIÓN

El asesinato de Miguel Grima causó una gran conmoción. El 2 de febrero de 2007, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil procedió a la detención de Santiago Mainar, por su presunta vinculación con la muerte del alcalde. En el vehículo de la víctima se recogieron muestras de ADN que coincidían con el perfil genético del guarda forestal.

Ante la Guardia Civil, Mainar declaró que él era el autor material de la muerte de Miguel Grima. Sin embargo, en la declaración que prestó ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Jaca, se retractó y afirmó que no había matado al alcalde.

Mainar y Grima habían sido amigos, ninguno de los dos era natural de Fago. Al resultar el segundo elegido alcalde, en 1998, empezaron las discrepancias. En 2003, el ganadero y agente forestal también se presentó a la Alcaldía de Fago por el PSOE, aunque independiente. Fago es un concejo abierto y el alcalde se elige en asamblea: Grima obtuvo la mayoría de los votos.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107905 noticias)
Visitas:
120
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.