Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

Sectores del PSOE lamentan que el Gobierno aparque la Ley de Libertad Religiosa

10/11/2010 18:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image La decisión del Gobierno de aparcar la reforma de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa (LOLR) no ha sentado bien en todo el PSOE y varios diputados consultados por Europa Press han subrayado que, si bien la reforma no es "urgente", como ha dicho el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sí es "sumamente conveniente para la convivencia democrática".

De hecho, el diputado por A Coruña Xavier Carro ha adelantado que planteará el asunto en la próxima reunión del Grupo Parlamentario Socialista y granadino José Antonio Pérez Tapias lo llevará a la reunión de la coordinadora federal de la corriente Izquierda Socialista, a la que pertenece. "No es una buena noticia. Parece una concesión a la jerarquía eclesiástica, opuesta a cualquier reforma de este tipo", ha dicho a Europa Press Manuel de la Rocha, vinculado a UGT.

No obstante, en el seno del PSOE tanto los partidarios como los detractores de aplazar la reforma de la ley --algunos no han querido ser citados-- asumen que la decisión del Gobierno es irreversible y que la reforma quedará previsiblemente para la próxima legislatura.

Según algunos consultados, el aplazamiento de la ley ya estaba decidido cuando Zapatero viajó al Vaticano para ver al Papa el pasado junio, aunque también sea cierto que el Gobierno está ahora concentrado en sacar adelante medidas contra la crisis económica.

No obstante, dirigentes del PSOE niegan que Zapatero haya tomado esta decisión para evitar un enfrentamiento con la Iglesia Católica --argumentan que ha sacado adelante leyes más polémicas, como la del aborto-- y la atribuyen más bien al deseo de evitar un desgaste innecesario para una ley que no saldría adelante porque no cuenta con los apoyos parlamentarios necesarios.

La reforma, argumentan estas fuentes, no lograría el apoyo de los partidos a la izquierda del PSOE, que quieren ir más allá y revisar los Acuerdos con la Santa Sede, y tampoco del PP ni de CiU o el PNV que, además, ahora es socio 'estable' del Gobierno. Así las cosas, el PSOE ve preferible esperar a que el escenario parlamentario sea otro, o a que el consenso social esté más "maduro" en lugar de promover una ley que finalmente quede 'descafeinada' y no contente ni a los propios socialistas.

Otro parlamentario, crítico con el aplazamiento --"es un signo de debilidad", ha apuntado--, cree que la reforma debería haberse hecho al principio de la legislatura, como todos los proyectos "potentes".

Fuentes del PNV, por su parte, han dejado claro que su grupo no ha tenido nada que ver en la decisión del Gobierno, han apuntado que no tienen una posición prefijada y han apuntado, en cambio, que el propio Ejecutivo no parecía tener bien definido por donde iría la ley.

ALGUNOS QUIEREN REVISAR LOS ACUERDOS

"Esta tiene que ser una ley que se apruebe con una mayoría de izquierdas", resume un diputado. De hecho, no son pocos en el seno del PSOE los que, son partidarios de revisar los acuerdos con la Santa Sede. Entre ellos está Manuel de la Rocha, que cree necesario "adecuarlos al principio de aconfesionalidad del Estado".

Según este diputado, "profundizar en la aconfesionalidad del Estado y revisar los acuerdos suscritos por el Estado con diferentes confesiones religiosas" es un tema que está en el debate social.

"Muchos pensamos que es una necesidad a la que hay que responder, estas cuestiones son cada vez más sensibles en la sociedad", ha opinado también Pérez Tapias. A su juicio, es posible que la reforma no sea "urgente", pero sí es "sumamente conveniente para la convivencia democrática en una sociedad plural como la nuestra".

"Hay discriminación entre unas confesiones y otras, no se sabe muy bien dónde empieza lo público y dónde lo privado, sobre todo en actos con presencia de cargos públicos y símbolos religiosos", ha opinado Pérez Tapias, que quiere "mantener vivo este asunto y que no se dé por finiquitado antes de tiempo".

Para De la Rocha, es necesario adecuar la ley "al momento presente, para avanzar en la laicidad", respetando todas las confesiones pero también el "pluralismo" de los españoles e incorporando "la doctrina del Tribunal Constitucional en lo relativo a la laicidad del Estado y al derecho de libertad religiosa".

ELIMINAR DISCRIMINACIONES

La reforma, ha añadido, debería proporcionar a quienes no profesen ningún credo religioso "un reconocimiento equivalente de su libertad de conciencia" y eliminar "todo tipo de discriminación basado en la religión o en las convicciones y que haya podido dar lugar a un trato discriminatorio entre los ciudadanos".

Para Xavier Carro, la reforma es algo que está "pendiente en la arquitectura democrática" española y, aunque el Gobierno esté centrado en los problemas económicos, no puede mantenerse la actual situación, entre otras cosas el "Concordato" y el apoyo a la presencia de la Iglesia en la educación pública.

Este diputado ha lamentado la decisión, especialmente justo después de una visita del Papa en la que el Gobierno ha puesto a disposición del Vaticano todos los medios y éste ha perdido la "ocasión de hacer gala de la famosa diplomacia vaticana". "Antes de bajar del avión ya nos había colocado prácticamente en 1936", ha ironizado.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
62
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.