Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

Segovia 2016 valora la implicación ciudadana en la cuarta edición de la Noche de Luna Llena

25/07/2010 17:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Miles de personas inundaron las calles de la ciudad de Segovia para disfrutar de las actividades de la cuarta edición de la Noche de Luna Llena organizada por la candidatura de Segovia a la Capitalidad Cultural Europea en 2016, que valoró la participación.

La directora de la Oficina Segovia 2016, Nuria Preciado, calificó de "extraordinaria" la acogida del programa por parte del público y el desarrollo de la noche. "En esta última Noche de Luna Llena antes de la selección del jurado, Segovia ha demostrado su buen hacer en la organización de eventos y la altísima implicación del público en la programación cultural", subrayó Preciado.

La Noche de Luna Llena 2010, que se desarrolló desde las 20.16 hasta las 02.16 horas del sábado en Segovia, inundó la ciudad de música en esta cuarta edición.

Según Preciado, esta cuarta edición "ha conseguido ofrecer a un público muy numeroso y diverso una oferta musical muy variada y de calidad" a través de las 32 actividades programadas.

Para la directora de la Oficina de Segovia 2016, "la justa dimensión de Segovia (60.000 habitantes), la cercanía entre unos lugares y otros, la belleza de sus rincones, la acertada conjugación entre espacios y estilos de música y la variedad de la oferta ha permitido que los diferentes espacios hayan completado siempre su aforo sin presentar incómodas aglomeraciones". De esta forma, considera que "se pudo disfrutar de la música de forma extraordinaria en un escenario inigualable".

La concejala de Cultura, Clara Luquero, inauguró la Noche de Luna a las 20.16 con la apertura el Espacio Estrénate, en la Plaza de San Esteban de Segovia. En él los músicos finalistas y ganadores del I Concurso Estrénate de composición musical interpretaron uno tras otros los temas con los que se han presentado al Concurso.

A esa misma hora comenzó la actividad de participación ciudadana "estrella" de la noche, la fotografía colectiva a los pies del Acueducto en la que participaron, según las primeras estimaciones, unas 3.800 personas.

PAZOS, PREGONERO

Desde la Plaza Mayor, el pregonero lunático, interpretado por el actor Sergio Pazos, a bordo de un Citröen 2 caballos amarillo, recondujo a todo el público por la principal calle de reunión de la ciudad, la conocida como Calle Real, hasta el Acueducto.

Pazos dio allí su pregón, una oda a la luna, a una gran esfera iluminada que dominó la plaza durante toda la noche, en la que le pedía alegría, esperanza, certidumbre, magia, satisfacción, poder de soñar y crecer.

El pregonero pidió al público entrar en la historia por medio de esta foto que es un documento de una época. A continuación se nombró a las 3.800 personas presentes el 16º Embajador de Segovia 2016. Tras la fotografía, La Brassa Band amenizó la zona durante una hora más.

El espacio dedicado a la formación musical estuvo lleno igualmente toda la noche. Ronny Vázquez enseñó a un público en su mayoría joven cómo construir instrumentos con materiales que cualquier puede tener en casa: madera, chapas y clavos.

En el taller 'Ven a tocar unas copas', el checo Alexander Zoltan, que luego dio un concierto de glass-harp en la Plaza de la Trinidad, enseñó a los grupos las diferentes notas que se pueden obtener de las copas de cristal, y todos juntos tocaron finalmente "London Bridges".

No faltaron los conciertos intimistas. El theremin de Lydia Kavina sonó entre la muralla, los arcos del acueducto, la luna llena y un público hipnotizado en absoluto silencio. Esta misma atmósfera delicada se vivía en el patio del Palacio de Mansilla de la mano de las composiciones para marimba, flauta y chelo de Fernando Ortiz. Las músicas para manivelas de Germán Díaz triunfaron igualmente entre un público que se recogía en las escaleras de la Plaza de la Alhóndiga ajena al ajetreo de la colindante Calle Real.

El sonido del instrumento autóctono del Guadarrama, el albogue, acompañado por la zanfona y el contrabajo, llenó con "Andando las sierras" el Jardín del Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente. El Palacio de Avendaño abrió sus puertas para dar acceso al público a su patio durante la Noche de Luna Llena. En él se pudo escuchar "Luna de enfrente", un juego de la música de los integrantes de Necorita Óscar Martín y Andrés y Sudón con la poesía del poeta Gonzalo Escarpa.

En el Museo de Segovia Beatriz Blanco y Iván Pochekin, primer y segundo premio del XII Certamen Internacional de Jóvenes Intérpretes Pedro Bote, obtuvieron aforo completo igualmente. El mismo que se registró en el Museo Rodera-Robles con la actuación de la cantautora Patricia Lázaro y en el Palacio del Marqués de Lozoya con el saxo, voz y electrónica de Santiago Latorre.

OTROS ESCENARIOS

Los intérpretes jóvenes estuvieron presentes también en otros espacios. En el patio del Colegio de Arquitectos primero, y en la Iglesia de San Juan de los Caballeros después, los alumnos del III Curso Internacional Ciudad de Segovia interpretaron temas de los compositores clásicos más importantes de la historia.

En el Alcázar 300 personas pudieron disfrutar de los temas de raíz española del siglo XX a nuestros días para orquesta de medianas proporciones interpretados por la Orquesta Sinfónica de Segovia. El concierto del organista belga François Houtart y el dulzainero Joaquín González atrajo a 200 personas a la Catedral de Segovia, de 20.30 a 21.15 horas.

El público abarrotó las escaleras de la Plaza de San Martín de Segovia para escuchar el concierto-performance de Sergey Saprichev, que combinó las percusiones tradicionales africana, brasileña y oriental con percusiones e instrumentaciones de última generación.

Además, la Plaza Mayor, un espacio abierto en el que tenían varias actividades de forma simultánea, registró un flujo continuo durante toda la noche. Era el espacio pop. En él se pudieron comprar vinilos, cds, dvds y merchandising musical en los puestos de las tiendas de discos Babel, La Metralleta, Sevendendiscos y Satélite.

También se pudo escuchar las 'píldoras sonoras' de música de los 50 hasta la actualidad que cuatro djs del Colectivo Bayle, Escuter Club de Segovia ofrecían al público que estaba de pie y sentado en las terrazas de la Plaza Mayor. Después fue el momento del grupo madrileño Matiné.

Por último, el jardín de La Hontanilla se convirtió en un lounge-bar donde acabar la noche. Estrellas iluminadas, luces cálidas y alfombras situadas en el césped, junto con las sesiones de Mr. Killmanjarto y el concierto de La Banda del Soplo hicieron de este espacio un lugar sugerente donde acabar la noche mientras se disfrutaba de un refresco en los vasos reutilizables de la Noche de Luna Llena realizados para la ocasión. Unas 2.000 personas de muy diversos perfiles se acercaron a este espacio natural reivindicado para uso cultural.

Europa estuvo presente en 31 bares y restaurantes segovianos por medio de tapas elaboradas a base de ingredientes típicos de 31 países europeos y la buena acogida que tuvieron hizo que al final de la noche no se pudieran encontrar en ninguno de los establecimientos.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
205
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.