Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bankimia escriba una noticia?

Están seguros nuestros ahorros en las entidades españolas y portuguesas?

25/01/2012 13:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cada día son más las personas conscientes de que pueden rentabilizar su dinero, no solo con el afán de obtener un beneficio extra, sino también para obligarse a ahorrar y en muchos casos hacer frente a gastos impredecibles.

Si bien no es fácil decidir contratar un plazo fijo, principalmente por la penalización ante una eventual cancelación anticipada del producto, la decisión se complica más cuando ponemos en duda si realmente nuestros ahorros estarán seguros en la entidad, por grande y conocida que sea.

Actualmente, el panorama económico es inestable y las continuas noticias sobre el rescate de entidades bancarias incrementan las alarmas que nos hacen desconfiar de la seguridad de nuestro dinero, y no es para menos. Si por una parte el ‘corralito’ en Argentina se convirtió en un escándalo mediático que aún permanece en la memoria de muchos, la coyuntura económica y los sucesos vividos en Estados Unidos, han originado el desespero bancario actual y la desconfianza de muchos ahorradores después de que ‘literalmente’, se arruinara mucha gente que confiaba en la solvencia de grandes bancos .

Aunque ningún país esta exento de vivir una situación similar, por suerte, en España contamos con el apoyo del Fondo de Garantía de Depósitos; un estamento común entre cajas de ahorros, bancos y cooperativas de crédito españoles que garantiza a los depositantes la recuperación de su dinero en caso de que la entidad quiebre o resulte insolvente.

Qué es el FGD?

El Fondo de Garantía de Depósitos es un sistema que tiene como objeto garantizar los ahorros depositados por los clientes en cajas, bancos y entidades de crédito, además de reforzar la solvencia y funcionamiento de los mismos. Lo que significa, que en caso de quiebra de dichas entidades, los ahorradores recuperarán su dinero hasta el límite establecido por la Unión Europea; actualmente fijado en 100.000 euros.

Esta garantía tiene un matiz; se trata de un límite por persona en cada entidad en la que deposita su dinero, es decir; si se reparte el dinero en distintos bancos, de forma que en cada uno no se tenga más de 100.000€, todo estará garantizado, pero si se tienen distintos depósitos en un mismo banco y en conjunto superan 100.000 euros, sólo estará garantizado hasta el límite.

Los importes garantizados son los saldos acreedores mantenidos en cuentas (corrientes, ahorro, ahorro-vivienda, crédito) y depósitos (a plazo y a la vista), saldos disponibles de las tarjetas electrónicas pre-pagadas, anticipos a cuenta de operaciones a formalizar y certificados de depósito. También se garantiza el dinero depositado en la entidad destinado a un servicio de inversión, aunque sin cubrir las pérdidas en la cotización.

Qué no cubre el FGD?

El FGD no cubre todas las formas de inversión y ahorro existentes, ya que por ejemplo, en el caso de un fondo de inversión o plan de pensiones, son los activos en los que el fondo tiene invertido el dinero los que garantizan nuestros ahorros (acciones, bonos, etc).

De la misma forma, los valores de renta fija o variable, aunque no están cubiertos por el FGD, cuentan con el respaldo del Fondo de Garantía de Inversiones (Fogain), que cubre a clientes de sociedades de valores, agencias de valores y sociedades gestoras.

Entonces, la pregunta es, ¿Qué pasa si hay una quiebra en el sistema?

A esta difícil pregunta hemos recorrido a un experto en finanzas corporativas; Gregorio Horga, licenciado en Administración y Dirección de Empresas y con un posgrado en Investigación en Economía de la Empresa:

‘…lo primero advertiría que en mi opinión es algo altamente improbable en España, ya que el endeudamiento público español no es nuestro problema de deuda sino, la existencia de un problema de déficit que se puede resolver fácilmente, reduciendo servicios públicos, gasto público, inversión pública e incrementando impuestos, lo cual siendo pernicioso tiene aún mucho recorrido…’

’ El problema de la quiebra de nuestro país podría venir por ende de la quiebra de nuestro sistema financiero…’

‘Lo normal, es que las entidades que no son líderes a nivel internacional se integren, de forma que en el medio plazo queden sólo unas pocas entidades.’

‘En lo que concierne a la fiabilidad bancaria y el FGD, este recurso me parece un instrumento de gran utilidad, contando con flexibilidad suficiente para superar contingencias y eventualidades más drásticas, las cuales yo no preveo’

Gracias a la ayuda económica a las distintas entidades podemos concluir que es poco probable que se genere el escenario dantesco producto de la quiebra del sistema financiero español. Los rescates bancarios deben estar presentes, eso sí, siempre que las entidades converjan en un menor número.

La creación de una institución como el FGD es imprescindible para gozar de tranquilidad y para evitar situaciones tales como el corralito o lo sucedido en EEUU.

Peligran nuestros ahorros en banco portugueses?

Con el éxito que tienen los depósitos de entidades tan conocidas como Banco Finantia Sofinloc y Banco Espirito Santo, cuyas rentabilidades superan con creces las ofrecidas por el resto del mercado bancario, nos surge la inevitable duda de si estarán a salvo en los países extranjeros a los que pertenecen, en este caso, Portugal.

Una entidad extranjera que quiera operar en España debe estar inscrita en el Banco de España y si no dispone de un Fondo de Garantía en su país de origen, debe aportar dinero al español para que los ahorros de sus clientes estén seguros. Sin embargo, si su país de origen ya tiene un fondo equivalente al español, no está obligado a aportar dinero al FGD español. De todas formas, cualquier entidad que trabaje en España puede aportar dinero al fondo para fortalecer las inversiones de sus clientes españoles y que en caso de quiebra de la entidad, no tengan que reclamar al país extranjero.

Banco Espirito Santo y Banco Finantia Sofinloc, entidades ya muy conocidas en España, están registrados en el Banco de España, aunque la única que está adherida en el FGD español es Banco Finantia Sofinloc. La otra entidad está bajo el amparo del Fundo de Garantia de Portugal, que al igual que el español garantiza la devolución de los capitales invertidos en depósitos con un máximo de 100.000€ por depositante.

Invertimos o no?

Como se ha podido ver, el dinero depositado en los bancos europeos no corre ningún riesgo gracias a los fondos del sistema de garantía, aunque siempre es recomendable diversificar las entidades con las que trabajamos si se supera el límite establecido y lo más importante; no olvidemos invertir en productos financieros adecuados de los que tengamos suficiente información.


Sobre esta noticia

Autor:
Bankimia (4546 noticias)
Fuente:
bankimia.com
Visitas:
239
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.