Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-deportes escriba una noticia?

La selección española de fútbol, el conjunto por encima del individuo y modelo a imitar

07/09/2010 12:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La selección española de fútbol vio recompensado este martes su magnífico ciclo de tres años, desde 2007 hasta la actualidad, con un galardón de prestigio a nivel internacional e internacional como el Príncipe de Asturias de los Deportes 2010 y que prima a su colectivo por encima del individuo.

Un galardón, considerado el segundo más importante del planeta por detrás del Premio Nobel, que llega casi dos meses después de que el combinado nacional consiguiese hacer historia en Johannesburgo con la conquista del título mundial, que unió al continental conseguido en 2008 en Austria y Suiza.

Ya tras aquél segundo gran éxito de España, tras la ya lejana Eurocopa de 1964 en suelo nacional, se situó a los entonces dirigidos por Luis Aragonés como candidatos a este galardón, pero nada pudieron hacer ante Rafa Nadal, que había firmado un sensacional año con el doblete en Roland Garros y Wimbledon, y cuya trayectoria ya venía de lejos.

Sin embargo, en esta ocasión, y como sucediese con la selección española de baloncesto en 2006, el título mundial ha sido un aval más que decisivo para la decisión del jurado. Hace cuatro años, los chicos de 'Pepu' Hernández no estaban entre los candidatos iniciales, pero el espectacular éxito en Japón les catapultó hacia este galardón. Un año antes, otro título mundial, también histórico, pero no sentenciado todavía, el de Fórmula 1, significó para que Fernando Alonso se llevase el premio.

Ahora, España se une a la lista de prestigiosos ganadores gracias a más de tres años de brillantez futbolística, 'rebotados' igualmente de una época 'negra' donde los internacionales y su entorno eran más protagonistas por sus discretas actuaciones que por sus éxitos, sí relevantes a nivel de clubes.

Pero todo cambió un 7 de febrero de 2007 en el mítico 'Teatro de los Sueños' de Old Trafford y con un gol de Andrés Iniesta, el héroe del Soccer City. El Mundial de Alemania había sido otro fracaso, Luis Aragonés aguantó en contra de la opinión pública en su cargo, y el equipo empezó mal la fase de clasificación para la Eurocopa. El tanto del manchego inició y concluyó, de momento, el idilio con la gloria de los internacionales. Entre medias, estuvo el de Fernando Torres en el Ernst Happel de Viena, que dio la Eurocopa.

Así, desde esa fecha, España ha sumado en 57 encuentros, 51 victorias, cuatro empates y dos derrotas, convirtiéndose en un modelo a imitar y en la envidia de todos sus rivales, que no han encontrado todavía la fórmula de un éxito basado en el fútbol de buen toque.

La selección está en boca de todos. Todos los seleccionadores del mundo hablan maravillas de un grupo de futbolistas que ha cambiado la habitual mentalidad de un país, acostumbrado a hacerse ilusiones en cada gran cita internacional y, por un motivo u otro, acabar con una gran decepción. Ahora, la gente, como se pudo ver en el recibimiento por la consecución del título mundial, está volcada con el equipo.

Este ciclo viene provocado igualmente por una fe ciega en una apuesta basada en el gusto por el trato del balón, tanto por parte de Luis Aragonés como de Vicente del Bosque, y reflejo del que opone el FC Barcelona, el modelo a imitar por los clubes europeos y lejos de la predominancia en el aspecto físico.

España mira ahora por el retrovisor a otros combinados antaño inalcanzables como Brasil, Alemania, Argentina, Italia, Francia o Inglaterra. Consolidada en el panorama futbolístico, sin bajar un ápice su nivel de exigencia y con una 'generación de oro', similar a la del baloncesto, dispuesta a todo, todas aquellas maldiciones parecen quedar en el olvido con la entrada en la historia.

El 'Balón de Oro' para alguno de sus protagonistas sería el broche magnífico para unos futbolistas que han cambiado la mentalidad de todo un país respecto a su selección de fútbol, pero este Príncipe de Asturias es una recompensa a todo un conjunto, lo que, en boca de todos ellos, es lo que prima en la campeona de Europa y del mundo por encima de las individualidades.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-deportes (121424 noticias)
Visitas:
134
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.