Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

La selección genética de embriones permite el primer embarazo en España de una pareja con incompatibilidad Rh

01/10/2009 14:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Instituto Europeo de Fertilidad (IEF) y la empresa Sistemas Genómicos (SG) han conseguido por primera vez en España que una mujer con el grupo sanguíneo incompatible con su pareja y que generó anticuerpos en un parto previo se quede embarazada de un bebé con un RH negativo, el mismo que el suyo, gracias a la selección genética de embriones.

El director de la Unidad Genética reproductiva del instituto valenciano Sistemas Genómicos, Xavier Vendrell, y el director médico del Instituto Europeo de la fertilidad, con sede en Madrid, Alfonso de la Fuentes, ofrecieron hoy una rueda de prensa para explicar este embarazo conseguido gracias a la combinación de las técnicas de infertilidad y selección genética, que se encuentra en la semana 14 de gestación y que según todos los estudios realizados con el mismo Rh, destacaron.

El problema de la parejas con incompatibilidad Rh se da cuando el de la madre es negativo y el del padre positivo, y la mujer al quedarse embarazada del segundo hijo ha generado unos anticuerpos que destruyen los glóbulos rojos del feto si tiene un factor distinto, lo que puede suponer un peligro para la vida tanto del feto como incluso de la madre.

Vendrell explicó que para subsanar este problemas, se administra una medicación que en el caso de esta pareja madrileña, médica de profesión, incomprensiblemente no se le inoculó. Por ello, la mujer, que tuvo un hijo en 2006 generó los anticuerpos anti-Rh que le causaron una enfermedad hemolítica al feto en su segundo embarazo espontáneo, que pasaron de 64 a los 1.024 a las 20 semanas, y una semana más tarde a los 4.096, una situación "muy crítica". Se le practicó entonces una trasfusión de sangre interuterina, pero no funcionó y se le tuvo que practicar una aborto terapéutico a las 24 semanas.

Por ello, la pareja no podía plantearse un nuevo embarazo espontáneo ya que el riesgo de tener un Rh-positivo es del 50 por ciento. La mujer pensó en un primer momento en irse al extranjero, pero finalmente acudió el pasado mes de mayo a este laboratorio genético para que se le realizara un Diagnóstico Genético Preimplantacional que permitiera seleccionar sólo los embriones con su mismo Rh medinate un proceso "personalizado".

Así, los estudios genéticos previos se completaron gracias a la inclusión de algunos familiares de la pareja para identificar las regiones polimórficas cercanas al gen RHD propias y asegurar así el éxito. Estos análisis se finalizaron a mediados de junio tras abordarse el estudio de tres regiones intragénicas (RHD-RHC/G) y dos marcadores ligados a los genes estudiados de manera simultánea y en una única célula.

SELECCIÓN EN 24 HORAS

En ese momento, en julio, iniciaron en el Instituto Europeo de Fertilidad su ciclo de fecundación in vitro, en el que se obtuvieron cuatro embriones, indicó su director, Alfonso de la Fuente. Entonces, se biopsiaron una o dos células de cada uno de los embriones obtenidos y se trasladaron a Valencia el mismo día para su análisis y diagnóstico en el laboratorio, que determinó que sólo uno era Rh-negativo y por tanto compatible con la madre.

De la Fuente señaló que consultó el caso con el Comité de la Asociación Española de Infertilidad, que no observó ningún problema ético ya que el resto de embriones, que están perfectamente sanos, no se destruyen, sino que se han congelado a la espera de que los padres decidan en un plazo máximo de cinco años qué hacer con ellos dentro de las posibilidades que marca la ley.

Así, apuntó que las mayores dificultades han sido que el laboratorio genético sólo tenía una célula para trabajar y 24 horas para realizar el diagnóstico ya que en ese plazo los embriones se desarrollan in vitro, se dañan y ya no sirven para la reproducción, lo que requirió una "comunicación y coordinación al minuto" entre los dos laboratorios. Asimismo, están a la espera de publicar esta técnica, que ha supuesto un coste cercano a los 8.000 euros.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107905 noticias)
Visitas:
185
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.