Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

"Siempre exigimos condenas, pero nunca he oído a ningún bando pedir perdón por el terror", afirma Andrés Trapiello

06/05/2010 17:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"Estamos pidiendo todos los días condenas históricas a unos y a otros, pero hasta hoy no he oído a nadie de uno u otro bando que pida perdón por el terror", denunció hoy el escritor Andrés Trapiello, quien acaba de publicar una edición revisada y aumentada de 'Las armas y las letras. Literatura y Guerra Civil (1936-1939)' (Destino).

"Lamentamos que esto ocurriera en nombre de las ideas que defendíamos", señaló a Europa Press el leonés Trapiello, quien alerta que "hay que estar lo más alejado posible del terror revolucionario y del terror franquista". Respecto a la subida de ánimos entre los herederos biológicos e ideológicos "de los dos bandos", encendidos después de la condenación del juez Baltasar Garzón, Trapiello opinó que "el punto final de este asunto pasa necesariamente por la apertura de las fosas".

"Hasta que no estén enterrados todos en un lugar digno esto no se terminará. El Estado es el que tiene la obligación de reabrir las fosas, no poner trabas legales y cerrar este asunto", sentenció el escritor, que rechaza una "reivindicación indiscriminada de todas las víctimas". "Es cierto que muchas de las víctimas del Franquismo fueron inocentes, pero sabemos también que algunas de ellas fueran a su vez verdugos antes de ser víctimas", justificó.

Trapiello cree que "la normalización democrática" pasa por "la condenación del 18 de julio" y "el desmantelamiento de los símbolos totalitarios que tuvieron que ver con la guerra". El escritor afirmó que estas medidas son "los mínimos", junto a "la exhumación de los restos de José Antonio y de Franco del Valle de los Caídos", para que el recinto "se consagre como un museo de la memoria de los dos bandos".

MATERIAL INÉDITO Y MÁS DE 450 NUEVAS ILUSTRACIONES.

El autor se convirtió en uno de los principales articulistas sobre la Guerra Civil después de la publicación de la primera edición de 'Las armas y las letras', en 1994, que propone una mirada "libre" sobre la literatura en la Guerra Civil española. A lo largo de los años, el libro ha estado considerado 'un clásico' 'de culto' y, pese a su valor histórico, Trapiello no considera su obra "un libro de historia", sino un ensayo que aúna elementos de "historia, crítica, crónica y novela".

La nueva edición de 'Las armas y las letras' cuenta con material inédito cosechado por Trapiello a lo largo de los últimos 17 años, e incluye más de 450 fotografías e ilustraciones (como cubiertas de libros y cartas). "La investigación me ha servido para llegar a rincones a los que no había llegado antes, de escritores trotskistas, republicanos desconocidos, periodistas, anarquistas o francotiradores. La literatura está en las fisuras", detalló.

Trapiello declaró que tuvo acceso a nuevos documentos y "textos extraordinarios", entre ellos el diario de Carlos Morla Lynch, y otro que "ha pasado absolutamente desapercibido", de Clara Campoamor, "desde mi punto de vista el libro más extenso e interesante sobre la Guerra Civil".

Cómo vivieron los escritores la Guerra Civil española, cuáles fueron sus actividades, voluntarias o forzadas, qué episodios de tragedia y de fanatismo, de cobardía y de dignidad personal se dieron en esos años, qué obras fueron el fruto de sus experiencias o cómo se pueden leer hoy "sin prejuicio ideológico o pasión política" son algunos de los extremos que aborda Trapiello. "La lectura sin prejuicios es la única manera de admitir que el otro puede, literariamente, darnos algo valioso", sentenció.

LITERATURA VS. PROPAGANDA.

Asimismo, 'Las armas y las letras' presenta los diversos núcleos intelectuales de ambas zonas (Madrid, Barcelona y Valencia en la republicana; Burgos y Salamanca, Pamplona, San Sebastián y Sevilla en la nacional) aunque con otras derivaciones (Granada, Palma de Mallorca, los ambientes gallegos e, incluso fuera de España, Roma, Londres y París, lugar de encuentro y refugio para exiliados).

"La literatura se confundió inmediatamente con la retórica y la retórica se confundió con la propaganda. Era muy difícil ver la realidad", recordó Trapiello. "Lo primero que sucumbió, a manos de dos Españas secundarias, fue la España mayoritaria y pacífica", sentenció, destacando la "trituración" de "testigos incómodos excepcionales de la literatura que tuvieran una posición imparcial".

"Se diría que hubo un acuerdo tácito de las dos partes en eliminarlos. Por eso creo que lo más importante del libro es presentar a este tipo de escritores fundamentales, que al final es sobre los que reposaba la verdad sobre la Guerra Civil. Los demás hablan de sus fantasías propagandísticas", detalló.

La obra termina con una nómina de "personajes" que figuran en la obra, con datos y referencias bibliográficas de sus textos relacionados con la guerra. "Es un libro que crece por todos los lados y crecerá siempre", concluyó, añadiendo que "es una obra colectiva en cierto modo", puesto que contó con colaboraciones de otros investigadores.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
70
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.