Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Antonio Rodríguez Jiménez escriba una noticia?

Significación del Mirage F-1 en el Ejército del Aire Español

23/07/2013 21:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El fin de la vida operativa del Mirage F-1 en el Ejército del Aire cierra un periodo histórico de modernización y avance de la fuerza aérea española

Despedido en una espectacular y digna ceremonia en su alma mater la Base de los Llanos el Mirage F-1 ha cumplido tras 38 años de servicio un papel vital en la modernización de los ejércitos españoles incrementando en muchos enteros su operatividad y capacidad de combate,  pero a la vez su empleo no ha sido un lecho de rosas debido al alto indice de siniestralidad, dándose la paradoja que mientras las fuerzas aéreas españolas disponían de un avión puntero y operativo al tiempo se padecía un significativo nivel de perdidas.

 

La emergencia operativa

A principios de los 70 el Ejército del Aíre, EDA, se nutria de material de origen estadounidense para equipar sus escuadrones de combate con aviones como el F-4 “Phantom”, el ligero F-5 y el complicado y luego cedido a Turquia F-104 “Starfighter”, otros aviones como el excelente Mirage III francés, el Saeta de producción nacional e incluso material obsoleto como el como el monomotor de hélice T-6 “Texan” o el arcaico Heinkel-111 de la Segunda Guerra Mundial dotaban las unidades de combate.

Esta mezcolanza de aviones alteraba las capacidades logísticas de la aviación española la cual sufría la dificultad añadida que al tener parte de su material americano en calidad de cedido su uso estaba restringido a funciones “estrictamente defensivas” en un momento histórico cuando la crisis del Sahara escalaba y empezaba a amenazar a convertirse en un conflicto colonial.

Con ello la necesidad de disponer de un avión de combate moderno se torno vital siendo Francia el país a que se volvieron las miradas ante la liberalidad que esta nación hacia de sus ventas de armamento y la provechosa experiencia que el caza Mirage III ya disfrutaba en el Ejército del Aire.

En aquella época lo más avanzado que podía ofrecer la industria aeronáutica francesa era su novísimo Mirage F-1.

Conseguir el F-1

Con esta razón de urgencia se adquirió a Francia en 1972 un primer lote de 15 cazas Mirage F-1 que arribaron a España el 18 de junio de 1975 en vuelo desde la base de Mont de Marsans a la albaceteña base de Los Llanos, ya en su llegada los nuevos cazas causaron furor por su belleza basada en un aguzado diseño en forma de estoque y su avanzada tecnología, prestaciones, carga bélica y equipo.

Con estos 15 aviones se constituyó el Ala 14 con un primer escuadrón, el 141.

Aunque finalmente los nuevos aviones no entraron en ningún conflicto por el Sahara Español, el proceso de ese conflicto siguió y continua hoy por otros derroteros totalmente diferentes, su adopción potenció en muchos enteros la capacidad de combate del EDA dotándolo de un avión realmente moderno y avanzado que realmente entusiasmó al estamento militar. Con ello los pedidos se renovaron adquiriéndose en 1976 nueve unidades más, seguidas de otras 48 tres años más tarde. Con un total de 72 aviones se constituyo un nuevo escuadrón el 142 en los Llanos, el 112 en la valenciana Ala 11 sita en la base de Manises, y el 462 Escuadrón en la base de Gando destinado a la defensa de Canarias.

De esta manera en los años 80 mientras los F-4 “Phantom”, el Mirage III y el F-5 caían en la obsolescencia y se discutía el programa FACA que incorporaría a España el F-18, el único avión de combate realmente moderno con que contaba la aviación militar española era el Mirage F-1. Pero no todo era un camino de rosas pues durante esos años las bajas de aviones en accidentes comenzaron a proliferar.

Es posible que los F-1 desactivados sean cedidos a Argentina u otra nación iberoamericana

La leyenda negra

Y el hecho es que de forma recurrente las noticias de F-1 accidentados abrían los telediarios de los años 80 y 90 hasta el punto de crearse una leyenda negra, mas sensacionalista y para dar titulares que otra cosa, del F-1 como un “ataúd volante” pues de hecho 22 unidades se estrellaron costando la vida a un total de 14 pilotos.

Pero superando leyendas negras las investigaciones posteriores a cada siniestro demostraron que las causas de los accidentes eran muy lógicas, la primera detectada fue un fallo estructural en las toberas de los reactores que provocaban corrosión con el exceso de uso. Este problema afectaba a todos los F-1 en servicio en cualquier fuerza aérea, el caza se ha exportado a más de 20 países, por lo que la empresa constructora, Marcel-Dassault, puso alma y vida en resolver la avería y no perder su cartera de pedidos enviando docenas técnicos e ingenieros a revisar y reparar los aviones a lo largo y ancho del globo, quedando el problema de la corrosión solucionado a mediados de los años 80.

El fallo humano fue un factor añadido, el Mirage F-1 no es un avión fácil ni sencillo, su manejo es exigente y en el argot de los pilotos: “tiene sus manías y no perdona demasiados errores”. Por ello cuando se obtiene la capacitación para volar un F-1, como el resto de cazas del EDA, se adquiere per sé la condición de piloto de élite.

La tercera causa detectada de siniestralidad fue la mera obsolescencia, con el tiempo los sistemas envejecen, las células se agotan y el material se cansa por lo que en algunos accidentes la causa fue la mera vejez del material.

Este análisis objetivo animó a adquirir 14 unidades adicionales de segunda mano a Jordania y embarcarse en un programa de modernización del parque disponible que se inicio en 1996 y terminó en 2001. E incluso su participación operaciones de policía aérea en Lituania en 2006 y en ejercicios de alto nivel en los EEU confirmaba la operatividad del avión.

Pero incluso modernizados y operativos al F-1 también le llegó la hora del relevo.

 

 

El retiro

La puesta en servicio del nuevo EF-2000 “Typhoon” anunció la retirada del F-1 que ya en su totalidad de efectivos concentrados en el Ala-14 ha dado paso al nuevo caza en las misiones de defensa aérea y combate, con los nuevos “Typhoon” operativos en las bases de los Llanos y Morón el EDA cuenta hoy día con dos modelos de aviones de combate el EF-2000 y el F-18.

Ya retirado el futuro de los F-1 españoles pasa por la exportación y aunque varios países se han interesado por él, es Argentina el que más suena para adquirirlos para reforzar su avejentada fuerza aérea no renovada desde la Guerra de las Malvinas, se entregarían 8 F-1 operativos, otros 8 reconstruidos y 24 desactivados para repuestos, pero todavía no hay .confirmación alguna al respecto.

La crisis del Sáhara provocó la incorporación de estos aviones


Sobre esta noticia

Autor:
Antonio Rodríguez Jiménez (156 noticias)
Visitas:
11794
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.