Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.criterioliberal.com escriba una noticia?

Los sindicatos sí creen en los Reyes Magos

12/01/2011 19:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En la antigua Grecia utilizaban el vocablo ???????? para referirse a aquellas personas que se dedicaban a la defensa de los que eran llevados a juicios y a los defensores de las leyes antiguas contra todo intento de innovarlas o modificarlas. Con el paso del tiempo, esta palabra se adjetivó y se universalizó, transformándose en ???????, con lo que adquiere un significado sensiblemente diferente. El síndico, según esta nueva acepción, hace referencia a la persona que elige una corporación concreta o la comunidad para que cuide de sus intereses. Las actuales sindicaturas públicas tienen su origen en la activad de aquellos antiguos síndicos. Y por analogía, se dio el nombre de sindicatos a todas aquellas asociaciones que, aunque ilegales y perseguidas inicialmente, fueron apareciendo a partir del año 1776, sin otro objetivo que la defensa de los intereses del mundo laboral.

Con la sustitución del feudalismo por el capitalismo, aparece lo que llamamos la revolución industrial. Esta revolución industrial incipiente impone unas condiciones laborales muy duras. Para luchar contra esa explotación descarada y mejorar las compensaciones salariales, aparecen las primeras organizaciones obreras. Una vez que fue reconocida la legalidad de la acción colectiva de los trabajadores, esas organizaciones obreras se fueron agrupando de acuerdo con los distintos oficios de cada uno. Fue en Inglaterra donde comenzaron a funcionar estas organizaciones obreras emergentes con el nombre de 'tradeunions', uniones de oficios y poco a poco se fue extendiendo a toda Europa.

Las asociaciones actuales, herederas de aquellas 'tradeunions' y que seguimos llamando 'sindicatos', debieran encargarse, al menos en teoría, de la defensa del mundo del trabajo. Y como es normal, estarían formadas por aquellos trabajadores que, sin romper su relación contractual con la empresa, asuman responsablemente la defensa de los intereses sociales, económicos y profesionales de todo el colectivo obrero. Pero la prosaica realidad es muy distinta. Los sindicatos actuales se han alejado de tal manera de los trabajadores, que no se parecen en nada a aquellas antiguas organizaciones que, sin medios para hacerlo, ponían todo su interés en defender a sus compañeros. No representan a nadie y se han prostituido miserablemente a cambio de beneficios particulares y los trabajadores se ven obligados a soportar de manera estoica las decisiones de las cúpulas sindicales. Además, al menos sus dirigentes, hasta han empezado a creer en los Reyes Magos.

No hay más que repasar los Boletines Oficiales del Estado de los días 4, 6 y 7 del actual mes de enero. Las centrales sindicales, por medio de José Luis Rodríguez Zapatero, han recibido de los Reyes Magos, en vez de carbón, tres extraordinarios y suculentos aguinaldos por un importe total de más de 27 millones de euros. En el BOE del día 4 de enero, se les asigna un primer aperitivo de 358.110, 10 euros por representar al "personal docente en los Centros Públicos de Enseñanza no Universitarios" y haber "participado en las reuniones de negociación colectiva de las condiciones de trabajo de los funcionarios docentes".

Para premiar su conversión y su fe en los Reyes Magos, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, según el BOE del día 6 de enero, reciben en exclusiva para sus respectivas centrales sindicales otro aperitivo de 147.000 euros, concedidos por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, del que es titular Leire Pajín. De esta cantidad, UGT recibe 75.000 euros para prevenir drogodependencias en el ámbito de trabajadores de atención primaria, para sensibilizar sobre esta materia a los trabajadores de instituciones penitenciarias y para un programa sobre Centros libres de alcohol. Los otros 72.000 euros restantes se los lleva CC OO para editar un DVD de "estrategias de acercamiento" y para prevenir el consumo de alcohol y otras drogas en las escuelas taller.

El verdadero regalito de los Reyes Magos lo reciben de manos del Ministerio de Política Territorial y Administración Pública, del que es titular Manuel Chaves, mediante una resolución en el BOE del día 7 de enero. Mediante la citada resolución, además de conceder subvenciones a la Administración Central, a las Comunidades Autónomas y a los Ayuntamientos, el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, otorga a las Organizaciones Sindicales una dadiva de nada menos que 26.690.100 de euros. Todo un extraordinario aguinaldo de Reyes que posiblemente venga cargado de segundas intenciones, pues de todos es sabido que hay una amenaza de huelga de por medio si el Gobierno decide ampliar la edad de jubilación a los 67 años.

Es normal que el Ejecutivo quiera evitar a toda costa otra huelga general, motivada esta vez por la reforma de las pensiones, pero que no lo haga a costa del dinero de los contribuyentes, que es lo que en realidad se deduce si leemos entrelineas las clausulas de la resolución ministerial. Quieren dar a entender que estos fondos van destinados a fomentar las políticas activas de empleo. Pero el hecho de que a las organizaciones sindicales que den cursos de formación a lo largo de 2011 se las exima de presentar "justificación documental" de los gastos corrientes, nos hacen suponer que buscan la desactivación de la huelga que se otea en el horizonte.

Y no solamente es que a los organizadores de los cursillos no se les obligue a justificar lo que gastan en agua, en gas, en electricidad, en teléfono, en material de oficina y en limpieza, por ejemplo. Además, se les permite opacidad en un 6% de todos los gastos directos, lo que entra en contradicción con los planes de austeridad anunciados por el Gobierno, siguiendo directrices emanadas directamente de Bruselas. También llama la atención, cómo no, que los principales beneficiarios de este millonario aguinaldo sean CC OO y UGT, por tratarse de organizaciones con "capacidad organizativa y técnica".

De todos modos resulta meridianamente claro que los sindicatos siguen viviendo del cuento, merced al dinero público que les regala el Gobierno de Zapatero. Y esto a pesar de los más de cinco millones de parados reales, muchos de ellos sin medio alguno para mantener su familia. Es tremendamente inmoral que el Gobierno dilapide así el dinero de todos los españoles para comprar la voluntad de unos dirigentes sindicales que se despreocupan de manera obscena de los trabajadores que carecen de un puesto de trabajo y tienen que depender de Cáritas para seguir viviendo. Normal que estos sindicatos crean firmemente en los Reyes Magos.

José Luis Valladares Fernández

Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.

Sobre esta noticia

Autor:
www.criterioliberal.com (1594 noticias)
Visitas:
527
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.