Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Betcoach escriba una noticia?

Soledad en la lucha

27/12/2012 17:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

SOLEDAD EN LA LUCHA

“Las cosas grandes del mundo sólo pueden hacerse prestando atención a sus pequeños comienzos”- Lao Tsé

Alguien llegaba rescatada de un abandono al centro de acogida de animales.

Mientras, Soledad estaba sentada a una mesa repleta de viandas compuestas de producto animal y su estómago se revolvía una y otra vez con el olor a cordero asado que venía de la cocina.

Sí, Estaba en su cena familiar de Nochebuena con personas de su misma sangre y sin embargo, con las que nada tenía que ver su forma de ver la vida y a sus semejantes.

La madre le había preparado orgullosa un pastel de verduras cuajado con nata vegana elaborada con todo el amor por su hermana más pequeña, y Soledad se había esmerado en elaborar un par de turrones y unos patés veganos para empezar a sembrar conciencia entre los suyos.

Y mientras recibía en su Smartphone la noticia del rescate de una oveja abandonada, sus padres, hermanos y sobrinos comían a dos carrillos la carne de un posible hijo suyo, o al menos eso pensaba Soledad, ya que aquélla había sido rescatada con una mastitis avanzada.

Este tipo de paradojas son las que le hicieron tocar fondo y cuestionarse uno si en verdad había un Universo armónico en algún lugar del tiempo y del espacio, porque para remate de la noche, su madre comenzó a repartir regalitos entre todos y el suyo fue la gota que colmó el vaso… le costaba creer que la misma persona que la había traído al mundo fuera capaz de regalarle por nochebuena unos mitones con piel de conejo, después haber enjugado en la niñez más de cien veces sus lágrimas trayendo en sus brazos a casa algún animal abandonado o de haber presenciado escenas crueles.

Su Reacción al recibir de sus manos el “regalo” fue de completo estupor, y unos segundos más tarde, sin saber de qué manera gestionar la situación, se lo devolió con los ojos extáticos y húmedos, recibiendo la sacudida de una imperiosa necesidad de salir corriendo y gritar al mundo:

¿Por qué mi propia familia?...

Cogió su abrigo y se despidió de forma pacífica, estaba agotada de soportar una situación que estaba dañando todos sus sentidos desde el momento que se colocó en su silla, o quizás desde muchos años atrás. Pero no, su madre y hermanas salieron tras ella exigíendole dar explicaciones de por qué se marchaba, así que soltó la verdad, de repente la mala era ella.

La imagen de la foto de esa oveja rescatada se colocaba entre su mente y las palabras huecas de disculpa de su madre, que por ende se empeñaba en hacerle creer que la piel era sintética y que la mujer que le vendió los mitones la había engañado.

Soledad trataba de colocar en su mente las cosas de una manera racional.

Pero no lo consiguió, su corazón estaba programado para luchar por la vida e intentaba con todas su voluntad ser tolerante con la ignorancia y las diferentes versiones. Finalmente salió su guerrero interior y, antes de seguir dándoles más energía, prefirió abandonar la escena.

El Alma de Soledad no dejaba de gritar que era injusto, que cuándo pararía esto, que por qué le tocó esta familia, que por qué se sentía tan sola en esto, que no podía dejar de sentir una herida en su corazón al pensar en un animal sufriendo y, en fin… ella sólo quería apoyo de alguien que la comprendiera y compartiera su impotencia.

Nadie, absolutamente nadie de su familia le apoya en esto.

Y ella no puede dejar de ser como es, y de sentir como siente…

Así que su decisión fue dedicar su vida a crear conciencia a los demás, y para ello concentró todas sus fuerzas en sacar adelante un proyecto que reflejara todos sus valores y el amor que ponía en lo que hacía.

Soledad tiene la certeza de que si está haciendo lo que le dicta su corazón y se concentra en trabajar por aquello por lo que ha luchado siempre, aportará su granito de arena y se sentirá mejor a pesar de no gozar del apoyo de aquéllos que la vida puso en su camino.

Quizás el aprendizaje de todo esto es que debemos ser creadores de nuestra realidad tal y como la deseamos, los demás son peones e interaccionan con nuestros pensamientos. De nosotros depende cómo nos afecte su actitud o sus decisiones.

Si nos estancamos en el victimismo estaremos desaprovechando toda nuestra capacidad creadora, debemos centrarnos en nuestro objetivo y no perderlo de vista ni un segundo, cada vez que sople una ráfaga de viento que nos desvíe de él, anclar raíces de nuevo y empezar.

Cada día que amanece es un nuevo comienzo, las cosas no se repiten de un modo idéntico, sino que aparecen ante nosotros modificadas para enseñarnos nuevas herramientas de vida. Levantarse y comprometerse a conseguir una pequeña meta diaria que nos acerque a ese objetivo sería una buena forma de avanzar.

Es importante que estemos muy atentos a las señales

Respirar es fundamental, porque cada vez que el aire entra en nuestros pulmones con la inspiración, las células reciben información creciendo en sabiduría y conocimiento del exterior. Y en cada expiración, refrescamos nuestra energía y permitimos que fluya y se limpie esa energía estancada.


Sobre esta noticia

Autor:
Betcoach (40 noticias)
Fuente:
coachingparaelarte.blogspot.es
Visitas:
440
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.