Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rosario Valcárcel escriba una noticia?

Soneto ErÓtico Atribuido A Francisco De Quevedo

12/03/2016 12:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageEstaba una fregona por enero

metida hasta los muslos en el río,

lavando paños, con tal donaire y brío,

que mil necios traía al retortero.

Un cierto conde, alegre y placentero,

le preguntó con gracia: si hacía frío. Respondió la fregona: «Señor mío,

siempre llevo conmigo yo un brasero.»

El conde, que era astuto, y supo dónde,

le dijo, haciendo rueda como pavo,

que le encendiese un cirio que traía.

Y dijo entonces la fregona al conde,

alzándose las faldas hasta el rabo:

«Pues sople este tizón Vueseñoría.

El manuscrito llamado de Rávena contiene una versión distinta, si bien en realidad se trata de un soneto diferente.

En invierno un galán, al orilla de un río,

vio una moza descalza estar lavando

y díjole: "Yo estoy considerando

cómo podéis lavar con este frío".

Ella responde con donaire y brío,

más bajo del ombligo señalando:

"El fuego tengo aquí que calentando

me está más que no el sol por el estío".

Viendo la respuesta, se endereza,

entre las piernas él la mano esconde

y díjole: "Enciéndeme estos carbones".

La moza astuta baja la cabeza,

y con viento corruto le responde,

diciéndole: "Sopladme estas razones".

F. de Quevedo es uno de los autores más destacados de la historia de la literatura española y es especialmente conocido por su obra poética, aunque también escribió obras narrativas y obras dramáticas. Hombre de acción envuelto en las intrigas más importantes de su tiempo, era doctor en teología y conocedor de la lengua hebrea, griega, latina y las lenguas modernas. Destacaba por su gran cultura y por la acidez de sus críticas; acérrimo enemigo personal y literario del culterano Luis de Góngora, el otro gran poeta barroco español.

Las pequeñas historias picantes de amor y sexo entre hombres y mujeres son universales. Así podemos encontrar refranes y canciones populares castellanos, cuentos eróticos en la antigua Grecia, en Roma, en Bizancio, en la Europa latina medieval o en la literatura antigua medieval.

Rosariovalcarcel.blogspot.com


Sobre esta noticia

Autor:
Rosario Valcárcel (502 noticias)
Fuente:
blog-rosariovalcarcel.blogspot.com
Visitas:
3563
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.