Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Vitaldent escriba una noticia?

Una sonrisa radiante gracias a la implantología

05/04/2010 16:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A todos nos gusta lucir una sonrisa radiante, pero..

A todos nos gusta lucir una sonrisa radiante, pero la falta de una pieza dental nos puede coaccionar a la hora de sonreír. Sin embargo, esta consecuencia es meramente estética, ¿y nuestra salud? La falta de un diente nos dificulta la masticación de alimentos, la higiene bucal, y a la larga, nos puede provocar trastornos digestivos, halitosis, etc.

Actualmente, la ausencia de una, varias, o incluso todas las piezas dentales no supone un problema. Lucir una sonrisa funcional y totalmente natural es posible gracias a las últimas tecnologías en implantes.

Y si hablamos de últimas tecnologías, hablamos de implantes de última generación, con materiales 100% compatibles, que basan sus beneficios en la nanotecnología o tecnología molecular. Gracias a la nanotecnología la superficie del implante ha mejorado de manera notable lo que da como resultado una mayor estabilidad del implante en el momento de la colocación y una mayor integración en el hueso maxilar disminuyendo el tiempo de espera. Todo esto conlleva la posibilidad de realizar lo que denominamos carga inmediata: colocación del implante y de la prótesis a la vez. Esta carga inmediata no es posible realizarla siempre, sino en casos determinados bien estudiados por su implantólogo.

Es posible que usted sea reticente a colocarse un implante porque considere que la operación es complicada y dolorosa, pero la realidad es bien distinta. Generalmente la intervención consta de dos fases muy sencillas: una primera consistente en fijar los pernos o raíz del implante que se ejecuta con anestesia local, más una segunda fase en la que se coloca la corona o parte visible. La raíz está compuesta por titanio, un material capaz de formar una unión perfecta y sólida con el hueso. En la fabricación de la corona se emplean distintos tipos de materiales como la porcelana, consiguiendo resultados estéticos muy similares a los de los dientes.

Pero, ¿qué sucede si no sustituimos la pieza perdida? Si decidimos no sustituir la pieza perdida, los dientes adyacentes sufren un desplazamiento lateral e inclinación, y los restos de alimentos se quedan en los espacios interdentales pudiendo provocar caries y sensibilidad. El resultado final de este proceso es la inflamación de las encías o envejecimiento fácil, entre otros. Por eso es tan importante que ante un traumatismo dental o la pérdida de una pieza por un problema de salud bucodental, sustituyamos la pieza con un implante ya que está indicado para todo tipo de personas y es una solución eficaz, tanto estética como funcional.

El último aspecto a tener en cuenta y no por ello menos importante, es el cuidado de nuestro implante. Es fundamental mantener una correcta higiene bucodental y acudir periódicamente al implantólogo para que nos realice las revisiones pertinentes de cara a que la salud de nuestro implante sea excelente a lo largo de los años.


Sobre esta noticia

Autor:
Vitaldent (3 noticias)
Visitas:
428
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.