Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juanjoll escriba una noticia?

La imagen de largas colas a las puertas de la Universidad Popular de Valencia han vuelto a repetirse

15/09/2009 12:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La imagen de largas colas a las puertas de la Universidad Popular de Valencia han vuelto a repetirse, pese a la decisión de ampliar el plazo de matriculación que arrancó ayer por la mañana. El domingo por la noche a las 21 horas se empezaron a formar las primeras colas.

Ante la falta de plazas, muchos aspirantes pasan la noche en la cola. "No sirve de nada ampliar el plazo si no se mejora el sistema de matriculación. El trato que se está dando a los ciudadanos es indigno y la imagen proyectada anacrónica y lamentable", denunció ayer el concejal socialista Juan Soto.

El Grupo Municipal Socialista exigió al equipo de gobierno municipal que amplíe las plazas y modifique el modo en que se realizan las inscripciones para evitar las colas que se forman año tras año. Soto explicó que "el actual sistema de matriculación de orden cronológico provoca que siempre haya colas, porque el número de plazas sigue congelado y solo permite que puedan acceder los primeros en matricularse".

El periodo de matrícula se prolongará este año hasta el 24 de septiembre. La Concejalía de Educación y Universidad Popular del Ayuntamiento de Valencia ha ofertado 10.000 plazas, repartidas entre un total de 29 centros adscritos al proyecto de la UP y que están distribuidos por toda la ciudad y sus pedanías.

El PSPV lamentó que un año más se repita la imagen de personas pasando la noche al raso para conseguir una plaza en la Universidad Popular, "una de las inversiones más rentables desde el punto de vista social", en palabras de Soto.

Los socialistas plantean crear un modelo de matrícula donde exista una preinscripción previa que permitiría conocer de antemano las preferencias en las actividades de los ciudadanos y en base a esto establecer la oferta educativa. Soto concluyó añadiendo que "de este modo no habría colas ni listas de espera, pues la oferta sería igual a la demanda"

Madrugón para las clases de baile

A las cuatro y media de la mañana, la plaza de Holanda, en el barrio de Cruz Cubierta, empieza a recibir a los primeros alumnos de la Universidad Popular. Todavía faltan más de cinco horas para que se abra el periodo de matriculación para una de las actividades ofertadas -baile de salón-, aunque el miedo a las colas y a quedarse sin plaza es más fuerte que el sueño.

En este barrio, una decena de personas ya guardaban el sitio en la puerta de la sede en plena madrugada. Y lo mismo sucedió en muchos locales de la Universidad. En el caso descrito el esfuerzo mereció la pena. Los primeros consiguieron una plaza en una de las clases de baile de la tarde, la que mejor se adapta a los alumnos, que pueden trabajar por la mañana y aprender a moverse con ritmo cuando terminan su jornada.

«El año pasado vine a las siete de la mañana, pero este, como sabía que había menos clases, me he venido a las cuatro y media», señalaba María, una de las vecinas madrugadoras. Estuvo acompañada de su marido y no fueron los más rápidos. Delante tenían a siete vecinos.

Es el mismo caso de Amparo, que también le robó horas al sueño. Igual que su futura compañera de clase, decidió acudir a la cola cuando las calles no están puestas tras enterarse de que este año el barrio ha perdido dos de las cuatro sesiones vespertinas de baile de salón, «que eran las más demandas». De hecho, ayer recogieron 80 firmas de personas de la cola para pedir su restitución. Las rúbricas fueron presentadas en la sede de la Universidad y al concejal de Educación, Emilio del Toro.

«Se ha quedado mucha gente sin poder venir, pese a ser alumnos desde hace años. La gente tiene que trabajar por la mañana, por lo que la única posibilidad es acudir por la tarde», sentenciaba ayer.

Estas dos vecinas no se equivocaron en su estrategia. Si la matrícula se inició alrededor de las diez de la mañana, a las 10.40 horas ya se habían acabado las plazas para las dos sesiones de tarde, que se realizarán los lunes y miércoles de 15 a 17 horas.

Pese al nuevo sistema de matriculación ideado por la Concejalía, las colas no se pudieron evitar en varios de los centros de la Universidad. Es el caso de Ruzafa, donde más de 50 personas esperaban su turno a media mañana. En esta ocasión, la idea del Consistorio fue establecer horarios de matrícula distintos en función de la asignatura y ampliar el plazo a dos semanas para evitar aglomeraciones. Pero ni aún así.

Una de las principales críticas procedió del concejal socialista Juan Soto, que lamentó la escasa eficacia del sistema y solicitó más plazas para evitar las colas, lo que reduciría el número de personas que se queda sin actividad. Es lo que le sucedió a Francisca o Amparo, dos de las últimas en llegar a la cola de la plaza de Holanda. «No creo que tenga plaza», apuntaba, algo pesimista, la primera.

«¿Por qué no hay más profesores o se da preferencia a los alumnos de años anteriores?», senteciaban Mila y Mercedes, otras dos vecinas interesadas, mientras esperaban, pacientes, en la cola

Fuente: Levante-EMV.com 15sep09


Sobre esta noticia

Autor:
Juanjoll (288 noticias)
Fuente:
aupv.net
Visitas:
592
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.