Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alfapc escriba una noticia?

Springsteen ama a España

01/08/2009 14:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

España se ha convertido en el ‘hometown’ adoptivo del Boss. Y de la geografía nacional, Barcelona presume de ser ciudad fetiche en sus visitas a nuestro país. Pero el idilio comenzó hace ya 21 años

El Boss regresa a España. Springsteen visita Bilbao, Sevilla, Benidorm, Valladolid y Santiago, evitando ciudades en las que ya había estado con anterioridad. Desde que se enamoró de nuestro país hace 28 años, España siempre ha sido destino preferente en las giras de Bruce, especialmente Barcelona. De los 34 conciertos que, hasta la fecha, ha dado en España, casi la mitad fueron allí (con Barcelona convertida en la ciudad europea que más espectadores aporta al carrusel de cifras que acostumbra a mover El Jefe). Curiosamente, el tour del 2009 prescinde por primera vez de la Ciudad Condal. El idilio no se ha roto. La magia continúa en otras cinco ciudades. Tres de ellas tendrán la suerte de ver por primera vez el mayor espectáculo del mundo del rock. Springsteen siempre ha declarado que se encuentra muy cercano al público español, un público caliente, participativo y entusiasta. Ideal para un músico al que le gusta abrazar a sus fans, cantar las canciones que le piden y enredarse entre ellos. El flechazo comenzó un día de primavera. Era martes. 21 de abril de 1981. Seis mil afortunados esperaban en el Palacio de Deportes de Montjuic. La entrada costó 900 pesetas. Lloviznaba ligeramente y los alrededores estaban llenos de grises. Dos meses antes, Tejero había entrado en el Congreso de los Diputados pegando tiros. La democracia estaba en pañales y Bruce aterrizaba en España por primera vez. Traía bajo el brazo ‘The River’ y venía de tocar ante públicos muy fríos. En Barcelona se topó de frente con la locura, el frenesí, el éxtasis colectivo. Muchos fans le habían esperado durante horas en el aeropuerto. Varios autobuses se desplazaron desde Madrid. La conmoción fue recíproca. Bruce empuñó su guitarra como una metralleta, corrió de un lado a otro del escenario, capitaneó la mejor locomotora del rock del mundo, sudó la camiseta y rayó el alma a todos sus fans. La gente salió del concierto totalmente alucinada. Bruce no olvidó tampoco aquel concierto. Muchos le consideraron el concierto del siglo. En la siguiente gira, España quedó sorprendentemente fuera. No se volvería a repetir. Desde entonces siempre ha pasado por aquí. De hecho, la gira del ‘Tunnel of Love’ concluyó en España, con dos conciertos míticos en el Vicente Calderón y en el Nou Camp. 2 y 3 de agosto de 1988. Otras fechas inolvidables. «¡Hola, Madrid!, ¿estáis listos?», fueron las primeras palabras del concierto madrileño. 60.000 espectadores no pararon de saltar en medio de un sofocante calor y acabaron despidiendo a Bruce con gritos de ¡torero, torero! Al día siguiente, mientras toda Segovia rendía homenaje a Perico Delgado tras ganar el Tour, Bruce volvía a Barcelona. «Hola, Barcelona, ja sóc aquí». 85.000 fans llenaron el Nou Camp y revivieron la noche mágica de siete años atrás (a finales de ese mismo año, Springsteen regresó a Barcelona, compartiendo cartel en un macroconcierto organizado por Amnistía Internacional con artistas como Peter Gabriel, Sting o El Último de la Fila). La siguiente gira, que servía como presentación de ‘Human Touch’ y ‘Lucky Town’, se extendió durante 1992-1993. Barcelona acogió tres conciertos Madrid uno, y se estrenaron Gijón y Santiago. Aunque nos regaló canciones de garaje y frenesí rockero, Bruce no se olvidó de su lado folk, crítico y ácido. La E Street Band se había tomado un pequeño descanso y, mientras enterraban a Camarón, Bruce interpretaba sus primeras canciones en solitario con la única ayuda de una guitarra acústica y una armónica. Fue el preludio de ‘The ghost of Tom Joad Tour’ que le llevaría de nuevo a Barcelona (dos conciertos en el Teatre Tívoli) y a Madrid. Allí, el mismo día en el que moría Luis Miguel Dominguín, no le corearon lo de «torero, torero». Bruce se limitó a cantar sus canciones sobre un taburete de cuero rojo en recuerdo al fantasma de Tom Joad. La gira de 1999 supuso el regreso triunfal del 7º de Caballería del rock & roll tras diez años de permiso. Bruce volvió acompañado de la E Street Band y comenzó la gira en Barcelona con un par de conciertos. Zaragoza y Madrid también se sumaron a la fiesta. «Estoy contento de pisar esta bonita ciudad de Barcelona», fueron sus primeras palabras mientras la gente no paraba de gritar «¡Bruce, Bruce, Bruce!». Con la E Street Band regresó el éxtasis colectivo, el tsunami de guitarras, las lágrimas emocionadas del público español, el sudor de los músicos y la pasión llevada al extremo. Durante los años 2002-2003, Springsteen se embarcó en ‘The Rising Tour’. Gijón, Madrid y Barcelona (otra vez en dos ocasiones) asistieron al nuevo ‘show’ claramente marcado por el 11-S. Si en sus conciertos seguimos encontrándonos con la particular Biblia de Springsteen (amores llenos de derrota, corazones hambrientos, jóvenes de aspecto duro con estrellas de plata tachonando su ropa como una Harley en celo, esqueletos de chevrolets quemados, chicos que bailan con camisas abiertas o amantes que conducen por la noche para alcanzar la tierra prometida) ahora la emoción se vestía con los colores de la tragedia. Sobre todo cuando Bruce interpretaba ‘Empty Sky’: en esa canción, atravesada por un silencio sepulcral, Bruce nos recordaba que desde su casa podían verse las Torres Gemelas y nos ponía un nudo en la garganta cuando nos susurraba al oído lo que sintió aquella mañana en la que se levantó y vio el cielo vacío... Todos podemos ser testigos de lo que sucedió en esa gira. Un nuevo regalo para el público español: el concierto del 16 de octubre del 2002 en el Palau Sant Jordi fue filmado en su integridad y editado en DVD. Era la primera vez que se publicaba de forma íntegra uno de sus conciertos. En las dos siguientes visitas, pertenecientes a las giras ‘Devils & Dust Tour’ y ‘The Seeger Sessions Tour’, regresó el Springsteen más íntimo y folkie, con la herencia de ‘Nebraska’ y Woody Guthrie en sus maletas. En la primera gira visitó Barcelona y Madrid, únicamente acompañado de una guitarra, una armónica y un piano. Para las ‘Seager Sessions’ llegó con una banda de 17 músicos que ofrecieron un espectáculo ambulante de pecado y salvación. Madrid, Valencia, Granada, Barcelona y Santander escucharon en primera fila las venerables canciones de Pete Seeger. Y llegamos a su última gira. El ‘Magic Tour’ (2007-2008) con nuevo guiño dedicado a España: Madrid se convierte en el inicio de la gira y, como colofón, el Boss baja el telón mundial con dos conciertos en el Camp Nou. Por el camino visita San Sebastián y Bilbao. Bruce nos sigue ofreciendo la misma medicina de siempre con las dosis justas de épica, emoción, susurros, truenos y éxtasis colectivo. Junto a él continuamos viajando al corazón de las tinieblas, a ciudades que te arrancan los huesos de la espalda, seguimos huyendo por la carretera del trueno hasta Jungleland, hacemos cruces de nuestros amantes y tiramos rosas bajo la lluvia. En Madrid hasta los Príncipes y las Infantas movieron el culo como los que más y en Barcelona Springsteen llegó a leer un texto en castellano: «Vivimos un tiempo en que las mentiras son la verdad, y las verdades se convierten en mentira». «Els meus amics», llegó a decir en varias ocasiones. El idilio con España no tiene fin. Ahora comienza la cuenta atrás, con el ‘Working on a Dream Tour’. Springsteen parece haber entrado en un momento loco de su carrera y no para de publicar discos y embarcarse en giras. Con su asumido papel de profeta acústico y de trovador folkie, parece más joven que nunca. Todo está preparado para que Valladolid viva el mayor espectáculo de rock del mundo. Que nadie diga que no se le avisó. El Boss llega a Pucela. Pronto podremos decir: yo estuve allí.Bruce Springsteen cantará mañana en el Monte do Gozo ante la mirada de 35.000 fieles seguidores FOTO: morellBruce Springsteen cantará mañana en el Monte do Gozo ante la mirada de 35.000 fieles seguidores

FOTO: morell


Sobre esta noticia

Autor:
Alfapc (799 noticias)
Visitas:
991
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.