Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pirlo De Félix escriba una noticia?

Mi sufrimiento en el trabajo by Pirlo de Félix

29/04/2010 18:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Escrito en el que hago alusión a los errores forzados que queramos o no tenemos todos los seres humanos durante el paso de nuestra vida

Mi sufrimiento en el trabajo capitulo 1

Pirlo de Félix es un pseudónimo que escogí por intuición la mitad y por azahar la otra mitad el nombre de Pirlo me vino caído del cielo y segundo nombre de Félix es una variación del segundo de mis apellidos Felip.

El escribir con este pseudónimo me permite pensar de un modo distinto, ver la vida desde un punto de vista diferente a la forma con la que comúnmente pienso y también cambio mi papel en la vida. Paso de ser un actor secundario a ser yo el escritor la persona que dirige la historia o el relato después vuelvo a ser un mortal con el nombre y apellidos con los que mis padres me bautizaron, ya me dirigen las fuerzas opresivas de la naturaleza, ya no tengo las riendas de mi destino.

Viendo la realidad de la vida desde un punto de vista más elevado me permite olvidar quién soy en realidad, y esto me ayuda de una manera terapéutica además de ser un ejercicio de ordenación de ideas y colocación de palabras en orden adecuado, ordeno mi caos interior de manera mental. Como escritor puedo cambiar los hechos de manera psíquica y ordenar los actos de una manera tal qué al escribirlos den mayor potencial a mi personaje o crear personajes para que hablen por mí, son formas que utilizo, para ayudarme a evadirme de la realidad. Modestamente no puedo cambiar los hechos de manera física fuera de los post dónde escribo.

Ya no soy un hombre que vive desesperado por encontrar un empleo estable, ya no busco en los periódicos ofertas laborales, ni voy a las agencias de trabajo temporal para hacer entrevistas, dónde yo nunca soy el candidato escogido por qué “mi perfil no se ajusta al de la empresa contratante”.

Tanpoco soy un hombre que se reprima, por culpa de mi baja preparación académica, a la hora de escribir sobre temas políticos, económicos o sociales, inventar situaciones, doy rienda suelta a mi imaginación. Escribir muchas veces de forma inventada, me ayudan a subir mi autoestima, porque paso de demandante sin éxito de empleo, a director y creador de un post de escritura.

Un problema constante en mi vida real ha sido el terminar alguna carrera universitaria, para mí formarme llegar a formarme como escritor conocer las reglas y la técnica de la escritura poder dominar la letra, llegar a un punto dónde mentalmente una palabra me lleve a la otra hasta formar un párrafo y con la suma de los párrafos hacer un relato me ayudan a dejar por olvidados los muchos años de pensamientos frustrados en las clases universitarias y en las aulas de institutos.

Basándome en los muchos años que anduve por las calles, unas veces vendiendo enciclopedias, otras veces vendiendo seguros médicos, que cubrían las bajas laborales de los trabajadores autónomos, otras veces entrando en naves industriales por si necesitaban productos para la desinfección e higiene. Durante muchos años me dirigí a mucha gente de diferente clase y condición social. Esto agudizó mi ingenio ya que si no hacia una venta por lo menos tampoco hacia el ridículo. La forma de hablar con las gentes con las que estuve, el sentido y la intención cuando utilizo el nivel del hablante, la aplico del mismo modo a la escritura, me he armado muchas veces de valor para irme a ver a un cliente, de un pueblo a más de una hora de camino en coche para enseñarle o demostrarle como funcionaba un producto o servicio de los que yo vendía, sin saber si cubriría los gastos de desplazamiento y con la intranquilidad de no saber si vendería el producto, como era comisionista sobre las ventas pero sin sueldo muchas veces he hecho el viaje en balde. Es lo más parecido a la metáfora a ir de cacería por la selva y que te devore el león.

Si quería salir airoso de una conversación no me tenía que dirigir de la misma forma cuando hablaba con un mecánico como cuando hablaba con el dueño del taller mecánico. El primero casi será tu amigo en una conversación, el segundo tiene a cargo suyo la empresa, tiene pagos, debe de mantener el taller, tiene una formación empresarial curtida en el día a día posee una experiencia en la vida: El empresario te puede sentar en su despacho y oírte negociar, sobre si los seguros que le ofreces son o no convenientes para su persona. Simplemente decir que: “Al dueño del taller es más difícil de engañar que al trabajador que tiene a su cargo”.

Mi situación fue siempre lastimosa en cuanto a la precariedad de empleo, y ruinosa en cuanto al poder económico: “he sido vendedor sin contrato laboral y sin sueldo, sólo a comisión, durante bastantes años y para diferentes empresas a lo largo de mi carrera laboral”. Si no fuera porque mi situación en España está regulada desde que nací, correría la misma suerte que los inmigrantes sin papeles que andan por la calle a la búsqueda del tan ansiado empleo que les ayude a regular su situación familiar, social y laboral.

Después de cada entrevista laboral, acudir al bar más cercano, tomar cervezas hasta perder el sentido jugar con las tragaperras, hasta perder todo el dinero.

Esto no siempre ha sido así, también he trabajado con contrato laboral y sueldo fijo al mes, pero por los despachos de España los empleados, pasamos de un estado laboral a otro en un plazo de tres o seis meses.

Todo joven que se retira del instituto con dieciséis años, como yo, y no consigue un empleo fijo en la administración pública, con el paso de los años, empieza su agonía por la falta de formación y preparación ante el mercado laboral. Muchas veces no he sabido qué era mejor si “No trabajar o hacerlo de forma precaria saliendo a la calle para buscar clientes que te compren, libros, seguros médicos, material de oficina, impresos, o lo último en tecnología, ofrecer servicios de telefonía e internet.

Es en este último aspecto, el de Internet, el espacio dónde me he podido refugiar, en las reuniones familiares en las que se pregunta de qué trabajas yo siempre digo lo mismo:

- “tengo una tienda virtual de ropa de marca que importo de la china”

Esto aplaca el ansia de conocimiento de mis familiares sobre mi situación laboral y me da un cierto margen de confianza, un alivio y un respiro, frente “tengo un negocio por Internet” nació en junio del dos mil cinco como contestación y defensa ante las preguntas de todo aquel conocido interesado en saber más acerca de mí.

A día de hoy lo he dejado todo, el traje, la chaqueta, los zapatos, la maleta con las muestras de los muchos productos que llevaba en cartera, para vender por la calle, y oficinas, Me he quedado sólo con la ropa de chándal y con las zapatillas de andar por casa y me he puesto a practicar relatos de escritura creativa.

Mi sufrimiento en el trabajo capitulo 2

Para mi hay ciudades que son cosmopolitas, en cambio hay otras ciudades son muy bonitas, pero en la ciudad dónde yo vivo, guarda en su interior una furia, como la de un león, éste se alimenta de gente joven no preparada que quiere trabajar de cualquier cosa y a cualquier precio sin saber exactamente de qué, de empresarios que se arruinan por no saber dirigir bien su negocio, o por la morosidad de otros, empresas que cierran dejando en el paro a más trabajadores, carne humana para el león que vive en la selva de esta ciudad llamada depresión y stress laboral

La ciudad, la selva, el hombre y el león guardan una estrecha relación, con la naturaleza, en la cuidad vive el hombre, en la selva vive el león, todas las ciudades juntas, forman la naturaleza humana, principal alimento del león, si te ruge la naturaleza, te ruge con la fuerza de un león.

Cuando notes la zarpa del león y oigas su rugido te preguntarás si estás, o no preparado para llevar una vida laboral, social y familiar. La naturaleza y el animal que vive dentro de ella, se alimenta del hombre, y le come su moral y su ética, te ayuda a vivir cómo es ella de un modo animal. Dónde esté el ser humano allí estará la naturaleza de la vida y fiero animal que vive dentro de ella y ya vemos que la naturaleza tiene una fuerza devastadora, terremotos, maremotos, huracanes, volcanes en erupción, lluvias torrenciales, sequías totales, el deshielo de los glaciares de los polos.

Con su zarpa, el león que vive con la naturaleza, te deja su huella marcada, después de sufrir su zarpazo te das cuenta de que, si un día tenías una ilusión, por saber que podías realizarte como persona, que podías mejorar tu entorno social, económico, lúdico después de verle las fauces al león, habrá llegado el momento de saber que; sí estás, o no estás preparado, para saber que; sí vencerás a la fiera que se esconde dentro de la naturaleza, sabrás que; sí estás bien formado, comprenderás mejor a la sociedad con la que vives, sabrás que sí; tienes cualidades para superar la prueba, o por el contrario, debes de volver al periodo de formación.

La depresión mal curada, sumada a la frustración, y el vivir sin una moral o una ética personal desesperarse por no conseguir tu ilusión, te puede haber dejado una huella y haberte enganchado a una terrible adicción: ludopatía, tabaco, drogas o alcohol y ninguna esas cuatro dan la solución, nadie caza a ese león, solamente puede igualarte a él, ése es para mí “el sentido de cómo funciona la naturaleza, te obliga a volver a empezar, si no aquí en otro lugar”.

Para mí el león que vive dentro de la naturaleza no mata simplemente te asusta y verlo te puede parecer una alegría por haber superado la prueba o te puede sumir en la mas absoluta de las tristezas al saber que tu forma de dirigirte hacía un futuro no era la correcta.

Yo después de ver al león me tumbé en el sofá de mi casa y con un soplido fuerte me quite un peso de encima, pensando:

“Si sigo este camino me evitaré todas las penas y sufrimientos que te provoca el fiero animal de la naturaleza, existe un poco de luz en medio del túnel, debo alcanzar ésa luz, debo de prepararme para recibirla”

Recibir la luz que otorga espiritualidad al ser humano, ése es el premio a un camino bien recorrido, para un hombre o mujer que han superado la prueba y han esquivado al león, tiene en ésa luz que ante el se revela reflejada en forma de santidad y no debe rechazarla por minúscula que sea.

.


Sobre esta noticia

Autor:
Pirlo De Félix (64 noticias)
Visitas:
438
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.