Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Wizfun escriba una noticia?

Los superdotados, esos incomprendidos

04/06/2010 17:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los superdotados, en contra de la creencia popular, no lo tienen nada facil

Vi en la 2 de TVE, en Documentos TV, un monográfico dedicado a la superdotabilidad, que la cadena re-emitía - dado su interés - y no pude reprimir mi asombro que iba aumentando progresivamente a medida que transcurría el espacio. Somos bastantes los que pensábamos, por desconocimiento, que los problemas de adaptación ni siquiera rozában a quienes han sido dotados por la naturaleza con coeficientes intelectuales superiores a la media; pero no es así. Aunque hay bastantes superdotados que viven tan ricamente y llevan una vida prácticamente normal, los hay que no; y a eso me refiero en este post.

Como acostumbra Documentos, el capítulo estaba bien planificado y realizado, dejando patentes y claras varias cosas: 1º) que en este país hay que ser tonto para ser aceptado, 2º) que en lugar de facilidades, a quienes tienen mas interés en estudiar y aprender, les ponen trabas, 3º) que un tanto por ciento nada despreciable de superdotados españoles se han tenido que autoexiliar en el extranjero, donde viven y trabajan para mejorar la sociedad al servicio de otras naciones, mientras que aquí ni siquiera sabemos que existen, 4º) que tanto los gobernantes como los legisladores están por otras labores, dejando lagunas legales al respecto del tamaño del Gran Cañón.

Ena – un amor de criatura – viva como ella sola, con un carisma y una inteligencia única, “se aburre” en las clases que le obligan a seguir, tanto autoridades académicas como municipales, quienes por no saber juzgar (y perderse en divagaciones que no demuestran mas que una supina ignorancia) si su despierto carácter y su desenvuelta manera de tratar los temas se debe a un cierto grado de superdotación o es fruto de la casualidad – que es un bicho raro, vamos – dejan que las cosas sigan igual.

Ella, y sus padres, lo único que pedían era que adelantasen a la niña hasta un nivel adecuado a sus conocimientos, porque en las clases a las que acudía todo lo que podían enseñarle ya lo sabía de sobra. Cuentan, que con unos pocos años ya leía y escribía correctamente, mientras otros niños de su edad solo saben babear, y todos los cuentos que le leían o aprendía ella eran retenidos por su privilegiado cerebro, no tan solo en la idea general sino palabra por palabra, que no dudaba en repetir sin dejarse una coma: una fuera de serie. Pues no había manera de hacer entender a los responsables de aclarar el tema, después de haber hecho pasar por unas cuantas pruebas médicas y escolares a la chiquilla, que estaban ante un caso excepcional – como hay otros – de precocidad superdotada. Toodos los análisis clínicos y tests sicológicos se quedaban cortos a la hora de enfrentar a la pequeña con los zotes de sus “medidores mentales” que eran incapaces de entender que se encontraban ante un fenómeno natural de magnitudes sorprendentes, con los consiguientes enfados de la cría harta de pasar una y otra y otra y otra vez por lo mismo. ¡Señores, que es u-na ni-ña!... Nada. Todavía tuvieron que bregar los abnegados padres durante largo tiempo para que se oyesen sus demandas, a las que no tuvieron mas remedio que hacer caso, tras la patente y reiterada metedura de pata de los organismos implicados. ¡Si es que somos la releche!... Y, naturalmente, la criatura cansada de que todo lo que le enseñaban no aportase nada nuevo a sus infinitas ansias de conocimiento, ha desarrollado una serie de aptitudes al margen de lo meramente intelectual, que le han permitido sobrevivir sin caer en las depresiones, neurosis y faltas de autoestima a las que tantos otros que la precedieron se vieron abocados. Aptitudes como la música, la pintura y la escritura que le han servido de válvula de escape para no volverse loca por la falta de comprensión de unas personas que ni le van ni le vienen. Que triste...

"...¿por qué no hay instituciones “adecuadas” que se encarguen de la educación de las personas superdotadas como en otras naciones punteras..."

¿Tan difícil se nos hace comprender que hay personas distintas a la mayoría, y que NO SON BICHOS RAROS?... Parece ser que si, puesto que la negación del talento de Ena no solamente tenía lugar a nivel institucional, ya que sus compañeros, de guardería primero, y de estudios mas tarde, la emprendieron a empujones y vejaciones varias con ella. ¡Que mala es la envidia!... aquí, todo el mundo es mas inteligente y mas guapo que los demás, aunque se tenga que emplear la fuerza para demostrarlo; y si nosotros no somos inteligentes (porque no queremos, ¿eh?) no podemos permitir que otros lo sean; ¡faltaría más!... ¡País!...

El final - de momento - de la historia, recogía el éxodo de la familia con su hija a otros lugares donde la niña pudiese continuar sus estudios de una manera fluida, dado que a pesar de que la justicia le dio la razón y en el colegio tuvieron que adelantarla de curso, al cabo de unos meses ya había superado a todos sus compañeros y volvía a estar “aburrida” de escuchar siempre las cosas que ya sabía. Y así una y otra vez. Y me pregunto ¿por qué no hay instituciones “adecuadas” que se encarguen de la educación de las personas superdotadas como en otras naciones punteras, o es que el nuestro es un país de retrógrados? Solo con una décima parte de los cerebros superdotados que hemos “regalado” - por falta de infraestructuras y organizaciones adecuadas – a otros países, tendríamos cubierto el cupo de investigación científica in eternum; y habríamos amortizado por cien lo que se hubiese invertido en el montaje, organización y adecuación de esas instituciones.

Si fuese la primera vez que esto sucede podríamos tomar nota para que no volviera a repetirse, pero dado el malestar que se respira entre el colectivo afectado debido a la negligencia de quienes deben tomar cartas en el asunto, me inclino a pensar que es un mal endémico: “la españolitis”. El Profesor Marina, invitado a opinar sobre el tema, soltó dos o tres perlas que no tienen desperdicio y que viniendo de una autoridad intelectual de su calibre tienen doble o triple valor: “En un estudio a petición de Naciones Unidas – dijo – tras recabar miles y miles de datos llegaron a la conclusión de que las sociedades que invierten mas millones en fútbol que en investigación, son mas tontas que las que invierten mas en investigación”... ¡Queda todo dicho!...


Sobre esta noticia

Autor:
Wizfun (353 noticias)
Visitas:
2233
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.