Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

El Supremo confirma los 13 años de prisión impuestos a un policía municipal de Madrid por una agresión sexual

18/09/2009 17:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena impuesta a un policía municipal del Ayuntamiento de Madrid a trece años y medio de prisión por agredir sexualmente, cuando estaba de servicio, a una joven de 22 años en julio de 2004.

En un auto, al que tuvo acceso Europa Press, la Sala de lo Penal acuerda la inadmisión del recurso de casación interpuesto por la defensa del agente y el Ayuntamiento de Madrid contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, de 17 de enero de 2008.

La Sección Sexta de la Audiencia madrileña consideró a Sergio M. P. responsable en concepto de autor de un delito de violación y le impuso la obligación de indemnizar a la víctima con 20.000 euros por los daños sufridos, siendo responsable civil subsidiario el Consistorio madrileño.

En el auto, el Supremo da validez al testimonio de la víctima, el cual "se refuerza con la ausencia de verosimilitud que le ofrece al tribunal de instancia la declaración del acusado" que mantuvo que las relaciones sexuales fueron consentidas. Además, añade que ello está corroborado por elementos objetivos derivados de la prueba pericial.

En el juicio, el acusado sostuvo que la mujer se le insinuó tras cometer una infracción de tráfico y le llevó a un portal, donde mantuvieron, según dijo, una "relación consentida". "Entramos en un portal. Me tocó los genitales. Era una situación morbosa y excitante. Bajamos al rellano y me bajó la cremallera. Luego me sentí fatal y me fui", contó el agente, que está casado y tiene dos hijas.

La sentencia de la Audiencia daba mayor credibilidad al relato de la víctima. "La declaración de la mujer resulta verosímil, dada su contundencia y claridad. Aparece corroborada por el dato objetivo de que el semen que la testigo tenía en la cara y ropas pertenecía al procesado", explica la resolución.

HECHOS PROBADOS

Durante su declaración, Ana J. dijo a la Sala que el agente le pidió los papeles y luego le pidió que se fuera con él. "Me metió en un portal y me apuntó con su arma reglamentaria", explicó entre sollozos. "Me puso la pistola a un metro de la cabeza. Con la otra mano me agarró de los pelos. Me dio un rodillazo y me obligó a hacerle una felación", contó.

La sentencia consideró probado que alrededor de las dos de la tarde del 14 de julio de 2004, el procesado se encontraba de servicio, uniformado y conduciendo una motocicleta oficial por la calle Bravo Murillo, cuando se percató de que delante de él circulaba una moto. Al detenerse ambos en un semáforo, el acusado indicó a Ana Jeanneth que se detuviera en una calle próxima.

Tras unos minutos de conversación entre los dos, el procesado, valiéndose de su condición de funcionario policial, la llevó por el brazo hacia un portal de la calle doctor Santero.

La joven se negó a ir hacia donde el acusado le solicitaba, momento en el que el procesado sacó su arma reglamentaria, con la que apuntó a la víctima "a la vez que la conminaba a bajar al sótano". La mujer volvió a negarse y el procesado le pegó un fuerte rodillazo en las piernas. Entonces, mientras mantenía el revolver en su mano, el agente le agredió sexualmente


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107905 noticias)
Visitas:
47
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.