Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Paco Bono escriba una noticia?

Surrealismo familiar

24/11/2009 09:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los padres trabajan durante largas jornadas para limitarse a acostar a sus hijos. La educación ha quedado en manos de las guarderías. ¿Qué otra cosa pueden hacer?

Has llegado a la sala con tus plumas y tu inquietud. Has lucido tus tacones y tu negrura, porque toda tú eres caprichosa. Absurdo cabello negro como cortinas de un paisaje indefinido. Has cruzado la sala con las piernas dormidas. A trompicones me has mirado, nos has sonreído. El escenario te increpaba con aplausos acompasados. Y la noche se ha abierto contigo. Tus labios carbón, tus ojos desajustados, tus cejas, tu boca, toda tú has desaparecido. Porque has desenfundado tu alma. Ahora estás ahí. Lo demás no importa. Tu voz te cobija y tus lágrimas nos arrinconan, como seres indiscretos descubiertos tras la mirilla del televisor.

Obsérvame. No temo tanto el silencio como el sueño que me asola. Adiós. Y Dios sabe que nuestro temor no es infundado. Que quizá los mismos que te juzgábamos mientras te plantabas en la escena hemos llegado tarde a la función de la humanidad. Tal es así, que no haré ninguna réplica. Tu espíritu es hermoso. Y nuestras vidas demasiado complicadas como para apreciarlo.

Nos vemos entretenidos. Aguanta, sobrevive, Dios no ha muerto. Me lo ha confesado tu quebradizo susurro. No os temo tanto como pensáis. He dado mi mano. No cuesta tanto. He dado vueltas como un tiovivo en un viejo parque infantil desescombrado. Me he recreado en cada detalle. ¿Por qué tanto resquemor? ¿Por qué tanto miedo a la libertad?

¿Por qué tanto resquemor? ¿Por qué tanto miedo a la libertad?

Este domingo regresé a Misa. Sólo yo lo decidí por mí. Los niños inocentes sonreían. De nuevo me di cuenta. No hay más ciego que el que no quiere ver. Qué poco piden a cambio de darte tanto... Y mi comunidad me recogió. Los desconocidos son otros, los mismos que no saben siquiera de sí mismos o, lo que es peor, creen saber demasiado acerca de los demás.

Familia cristiana. Los genios de la progresía han decidido su ejecución. Han aprendido del divide y vencerás. Hemos confundido los parabienes del Renacimiento y su evolución con tres pasos atrás. El primero es la legalización del asesinato de los bebés no nacidos, seres humanos desde su concepción. El segundo es el sacrificio de la vida familiar y su sustitución por actividades de entretenimiento basadas en el consumo. Los padres trabajan durante largas jornadas para limitarse a acostar a sus hijos. La educación ha quedado en manos de las guarderías. ¿Qué otra cosa pueden hacer? El tercero es el abandono de la segunda infancia, la que nos lleva de nuevo a la niñez, la ancianidad. Algunos pretenden poner fecha de caducidad a la vida. Los inútiles no sirven ya a un Estado cada vez más omnipresente.

No temas. Recuerda que tus ojos te pueden estar jugando una mala pasada. Te dejas engañar y permites que otros guíen el rumbo de tu vida. No quiero pensar qué sería de la humanidad sin la cristiandad. Es de noche. Me siento muy cansado. Mi mujer, embarazada, me espera. ¿A ti quién te aguarda? Nadie más que tú puede cambiar este escenario teatral que es nuestro mundo. Empieza por ti mismo. Llora si hace falta, recupera, recoge y escucha el clamor de tu conciencia. Conciliación de la vida familiar y laboral, otra cuenta pendiente en España. ¿Hablan de crisis? Y la que nos espera.

Paco Bono

Editor de http://www.democraciatotal.com


Sobre esta noticia

Autor:
Paco Bono (52 noticias)
Visitas:
1918
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.