Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sandra Touch escriba una noticia?

Yo también crucé el charco

17/07/2009 01:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si yo también crucé el charco en busca de nuevos sueños, de posibles sueños.Nuestros abuelos, muchos de ellos los lograron quizás porque este fenomeno de aldea global no existía

Europa  Press

Si alguien me hubiera explicado lo significaba cambiarme de pais, seguramente me hubiera detenido aunque sea un instante chiquitito a pensar en las consecuencias.Si yo también crucé el charco en busca de nuevos sueños, de posibles sueños.Nuestros abuelos, muchos de ellos los lograron quizás porque este fenomeno de aldea global no existía.

Hoy da igual a donde decidas vivir la crisis y la gripe A le llega a todo el mundo.Como aqui en España donde decidí vivir; no me quejo pero tampoco festejo.En estos años he visto demasiados hechos para mí dificiles de digerir: La guerra de Irak, el atentado en atocha, los atentados de Eta, la crisis en fin, mucho para tampoco tiempo.

Bueno como les decía cruce el charco como tantos otros de diferentes nacionalidades pero quizás con un sentimiento similar, "no soy de aquí pero ya no soy de allá el curioso "fenomeno del despatriado".Hablo a diario con muchos inmigrantes y les ocurre lo mismo. Aqui soy "la argentina" y allá la "gallega".Es un fenomeno tan extraño que es como estar atrapado en medio de dos mundos, en medio del tiempo.Es la sensación de que al partir el tiempo allí se congeló y es aqui donde continua, pero muy a nuestro pesar allí el reloj sigue marcha.

Mas allá de todo nos queda la añoranza, los bellos recuerdos

Mas allá de todo nos queda la añoranza, los bellos recuerdos, recuerdo en verano un olor muy especial a las 7 de la tarde en en fondo de mi casa el olor a madre selva y a tierra mojada porque mi vieja estaba regando el jardín; esos pequeños momentos son los que me trasportan a mi Mendoza querida y se me hace menos pesado el camino.

También miro hacia delante y veo que desde aca o desde alli donde el destino me ponga que aun hay esperanzas y que el ser humano por encima de racismos y prejuicios tiene derecho a vivir donde pueda ser feliz, porque este mundo es de todos solo hay que saber cuidarlo....Hasta la proxima.


Sobre esta noticia

Autor:
Sandra Touch (2 noticias)
Visitas:
867
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.