Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Nika Enzo escriba una noticia?

Tapas en Barcelona

15/02/2011 00:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Servicio rápido, variedad en la carta y sobre todo, a muy buen precio

El bar de tapas “La Esquinica”, está en el Paseo de Fabra i Puig número 296 en el Barrio de Nou Barris

El local es grande, con una decoración rústica inspirada en elementos aragoneses, como pañuelos de las fiestas de pueblos de cualquier rincón de Aragón. Cerca de la entrada, encuentras una barra de bar donde se preparan las bebidas y los cafés, y al lado hay un mostrador, en el cual exponen el género fresco que hay disponible. El mostrador forma parte de la cocina que está abierta por una parte, a través de la cual puedes ver la actividad que hay en el obrador. Al entrar en el local, nos preguntan cuántas personas somos, y si nos apetece comer dentro o fuera en la terraza, siempre y cuando el tiempo lo permita. Después, ellos mismos nos acomodan en una de las mesas. Tienen carta, pero se ha de pedir ya que, sin darnos cuenta, a los dos minutos tenemos preparado al camarero dispuesto para apuntar todo aquello que se nos ocurra, pues tienen de todo.

La carta es amplia, con un precio asequible. Hay más de cuarenta y cinco tapas. Podemos encontrar desde las famosas patatas bravas, chipirones a la plancha, mejillones a la marinera, champiñones de Paris, pulpo gallego, longaniza de Aragón, chistorra de Navarra, jamón de Teruel, pescaditos del Ebro, pimientos de Padrón, en fin, un largo etcétera de tapas y demás.

Sin embargo, hay que destacar, de entre todas las tapas, las patatas bravas, que son el plato estrella y por el que tiene La Esquinica tan buena fama. No hay mesa sin una ración de bravas; su textura es perfecta, bien fritas, cortadas a tacos, y acompañadas de un suave alioli, que ellos mismos elaboran, rematado con un espolvoreado de pimentón rojo. La verdad es que llegan a ser adictivas. Su popularidad llega hasta el punto de existir una págin de Facebook llamada: “ las patatas bravas de la esquinica”

La longaniza (ó “longanizica”) de Aragón es otra de sus especialidades. La traen expresamente del pueblo de Villarquemado, en Teruel, y su éxito es tal, que se consumen hasta cien kilos semanales.

Las raciones son completas. Aún así, para aquellos clientes que no coman mucho, o incluso les guste picotear muy variado; un poco de allí, otro poco de allá, nos dan la opción de pedir medias raciones.

Más sobre

Otra de las curiosidades de La Esquinica es el momento de pedir la bebida. A las típicas jarras de medio litro, les llaman “guays”, y no solo las llenan con cerveza, también vale cualquier tipo de refresco. Así que una “ guay de coca- cola” o “una guay de fanta de naranja” son medio litro de coca-cola o medio litro de fanta de naranja.

El café es exquisito. Los cortados “especiales”, como los camareros los llaman, son pequeños capuccinos, con espuma de leche y un toque de canela.

Otra peculiaridad con la que nos encontramos en el momento de pagar: el dueño de La Esquinica se acerca con un obsequio solo para niños y mujeres, ¡una piruleta!

El horario de La Esquinica es de 8:00 a.m. a 12:00 p.m., ininterrumpidamente, de martes a domingo.

Y, por último, una advertencia: es tal la afluencia de público, que se reparten números para guardar un orden en horas punta y fines de semana. La espera puede oscilar de quince a cuarenta y cinco minutos.

De modo que, ya saben. Anímense y, ¡buen provecho para todos!


Sobre esta noticia

Autor:
Nika Enzo (104 noticias)
Visitas:
852
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.