Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Víctor S. Manzhirova escriba una noticia?

Las temibles hordas de la Gaviota

21/05/2009 02:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Polémico video de captación del PSOE de cara a las elecciones europeas

No ha sido ni hace un instante que he visto el video que el PSOE ha hecho circular por la red con motivo de las elecciones europeas, y ya me he sentado para realizar una pequeña acotación al respecto. Espero que mis simpatías políticas, un tanto escoradas a la izquierda, no sean impedimento para que realice un elogio a la altura de semejante criatura.

En apenas treinta segundos, la derecha española --¡qué digo, europea!-- ha quedado retratada con inusitada fidelidad. El cura reaccionario, el camarero patriota, la mujer de la mirada altiva y la taza de porcelana… ¿Quién no siente un cosquilleo de admiración al ver reflejada la realidad de nuestra Europa? Y después, esas palabras grandilocuentes, esas afirmaciones que son la base de toda la derecha europea. ¿Quién de entre ellos no querría que marcharan todos los inmigrantes, que solo existiera una religión, e incluso que –y esto ya es una licencia humilde del escritor- volviera la gloriosa época del absolutismo? En una sola frase, y por no cansar al lector: “¡Dios, patria y rey!”.

Este es el mensaje que nuestros políticos nos envían para paliar la crisis, para cuidar la Tierra y renovar los fundamentos de nuestra democracia

Pero es que además, tan sencillo resulta ahora encontrar un reducto derechista como mirar a través de la ventana. Que camina un peinado aberrante que parezca de los años setenta, ¡esa es una fascista! Que nos topamos por casualidad con una calva sobre los ojos de alguien que parece tener un mal día, ¡seguro que vota a Rajoy! O si en el metro descubrimos una corbata bien perfilada sobre una barriga que se ha dado a la buena vida, ¡oh Señor, Señor, seguro que ese no cree en el calentamiento global! Cuántos ejemplos podríamos encontrar de esta calaña que atiborra las playas de Baqueira o los clubes más refinados de Port Bou.

Ya lo ven, señores, así nos viene la vida. Este es el mensaje que nuestros políticos nos envían para paliar la crisis, para cuidar la Tierra y renovar los fundamentos de nuestra democracia. Desgraciadamente, la pregunta que se hacían gran parte de los españoles al acudir a las urnas “¿quién es el menos malo?” empieza a tornarse con demasiada rapidez en un cansino “¿quién me da menos asco?” Y entrados en esta pregunta, la sensación de hartazgo acude a la alcoba como un mensajero de lo terrible; el cansancio se acumula, la indiferencia se vuelve rabia, y la cuestión que se nos vierte en el alma al cruzar la medianoche es:

La pregunta que se hacían gran parte de los españoles al acudir a las urnas “¿quién es el menos malo?” empieza a tornarse con demasiada rapidez en un cansino “¿quién me da menos asco?”

¿Vamos a seguir manteniendo esta vergüenza?


Sobre esta noticia

Autor:
Víctor S. Manzhirova (4 noticias)
Visitas:
686
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.