Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Captalis escriba una noticia?

Cosas a tener en cuenta de cara a la declaración del 2010

11/12/2009 10:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Estamos a diciembre y eso significa varias cosas, en primer lugar, sí, las Navidades están a la vuelta de esquina, lo que supone también gastos, pero hay otros aspectos que no podemos dejar pasar por alto. Este mes se termina, como es lógico, el año fiscal, y es momento de de ir pensando en qué hemos hecho de cara la Declaración de Hacienda para que luego no nos pille el toro.

Para el año que viene no habrá grandes cambios, quizá alguna novedad, que os explicaré a continuación, pero en general la declaración del IRPF será igual que los años anteriores.

Como novedades, las rentas de capital verán incrementado el tipo impositivo que grava sus plusvalías, del 18 al 19% en los primeros 6.000 euros, y hasta el 21% si lo superamos.

Una de las novedades más sonada para la próxima declaración serán los incentivos por compra de vivienda. Como novedad, para incentivar la compra, se ha eliminado las deducciones por compra de vivienda habitual a partir del 1 de enero de 2011 para las rentas superiores a 24.107, 2 euros. Así que aún queda un año a todas aquellas personas que se quieran asegurar una desgravación por obtener una casa. Además, si la declaración es conjunta, la base de la deducción seguirá siendo la misma, ya que los límites se establecen por declaración y no por el número de declarantes.

En caso de salir adelante la Ley de Economía Sostenible, el 2010 será el último año para comprar una vivienda con derecho a desgravación tal y como lo tenemos ahora, ya que a partir del 2011 las deducciones fiscales se modificarán. Las obras que realicemos en nuestras viviendas que estén relacionadas con el ahorro energético, también serán fruto de una deducción, un 10%, en nuestra declaración, siempre y cuando la deducción no supere los 3.000 euros anuales. Aparte, también podemos disfrutar de deducciones por compra de vivienda si antes hemos hecho la apertura de una cuenta de ahorro vivienda, hasta un máximo de 9.015 euros por declaración. Eso sí, los beneficios que obtengamos de la venta de nuestros inmuebles quedan exentos de tributación si los dedicamos a la rehabilitación de otra vivienda o a la compra de una nueva.

En el caso de los alquileres, los propietarios de un piso alquilado pueden imputarse una reducción del 50% sobre la renta obtenida, incluso el inquilino tiene entre los 18 y los 35 años, se puede llegar hasta un 100%. Por su parte, los arrendatarios pueden deducirse el 10,05% de las cantidades aportadas en concepto de alquiler durante el ejercicio.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es el de la nómina, ya que hay complementos al sueldo que no se consideran retribuciones dentro del IRPF. Para empezar, éstos no pueden ser rendimientos del trabajo en especie, es decir las acciones que se les entregan a los trabajadores, los tickets de comida, las guarderías y algunos que otros límites como en el caso del seguro de responsabilidad civil.

En el caso de los productos fiscales, tales como planes y fondos de pensiones, depósitos y acciones, son una buena opción para obtener deducciones por ellos antes de que acabe el año. Sin duda, el gran filón es la vivienda, pero si no piensas comprarte una casa antes de fin de año, siempre puedes recurrir a cualquiera de estos productos para obtener una reducción de impuestos.

Por último, y si alguno de nuestros lectores cuenta con alguna PYME, es conveniente adelantar el pago de dividendos a cuenta del ejercicio del 2009, sobre todo en caso de tener en mente contratar a algún alto cargo. De esta forma evitará que la tributación sea del 21%, obteniendo un 18%, que es el actual. Otra de las novedades es la conocida como Ley Beckham, que sólo afecta a los deportistas extranjeros, por el que el trabajador deberá tributar un 43% a partir del 2010, pero si lo hace antes del año que viene sólo tributará el 24%. Además, las pymes que cuenten con menos de 25 empleados y sus ingresos sean menores a 5 millones de euros, podrán optar a una reducción del 20% en el rendimiento neto.

A todos estos cambios se suma las deducciones que ya se venían dando por I+D, que tienen que ir ligadas a actividades productivas. Así que si lo que están buscando es ahorrar todo lo posible en su declaración estas son algunas de las claves para conseguir, pero no lo olviden, siempre que la hagan antes de final de año.


Sobre esta noticia

Autor:
Captalis (203 noticias)
Fuente:
blog.captalis.com
Visitas:
202
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.