Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pirlo De Félix escriba una noticia?

Teología y Pirlo de Félix

19/07/2009 17:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Este texto es verídico el hecho que aquí escribo ocurrió. solo he cambiado los nombres a los personajes y el lugar de los hechos. Pirlo de Félix

El Fraude del Rey Bernad II para con sus súbditos by Pirlo de Félix

¿Qué pasaría si el rey de Francia después de tomar posesión de la sucesión en la escala de poder como jefe del estado mayor, a manos de un dictador militar, hubiera seguido el juramento en forma de pacto, que este último hizo con el dios de todo el universo, por el cuál sería hacer rey en la tierra al hijo de éste?

Jean-Paul Giraud fue un general del ejército de la república francesa, éste se sublevo contra el gobierno francés y con ayuda de otros mandos militares le hicieron al guerra civil a los habitantes de la Francia de hace 500 ó 600 años

Al terminar al guerra civil Jean-Paul Giraud y sus ayudantes se proclamaron vencedores de la lucha teniendo a todo el país bajo su mando. El resto de militares le otorgaron a Jean-Paul Giraud el poder de legislar, el poder ejecutivo y el poder judicial y el de comandante en jefe del ejército.

Jean-Paul Giraud se sentía dios en la tierra y dueño y señor de toda Francia. Una noche durmiendo en un palacio de Paris, oyó unas voces que le llamaban, Jean-Paul le decía:

-Crees que por vencer en una guerra tienes mas poder que yo.

-Quién osa despertarme, contesto el general

-Soy el dios de todo el universo y todo lo que hay en él antes de pertenecer a ningún mortal és mio

.

-¿Qué dios eres el de Abraham, el dios de los judios, o a caso eres el dios de Mahoma, o el que

envió un revolucionario llamado Jesús para combatir al imperio romano?

- A ellos les di la oportunidad de hacer un pacto conmigo, que es el mismo que ahora voy a hacer contigo. No hay nadie en la tierra que pueda obstentar un título de dictador y no haga un pacto conmigo. Dijo el dios del universo.

-¿Qué he de hacer? Contesto Jean-Paul Giraud

-Quiero traer a este mundo a un hijo mío, el cual a todas luces será para mí el caudillo que deba seguir. Y a través de el iluminaré a la humanidad o esto a ti no te importa pero él será el medio por el cual yo tendré todo el mando aquí en la tierra.

Ahora Jean-Paul Giraud eres tú el máximo mandatario de este país y quiero que trates a todos los hombre que tienes a tu cargo de la misma forma que si defendieras la honra de tu hijo, si tu cumples tu trabajo y en vez de gobernar en la tiranía horas al hijo del otro yo haré que el resto del pueblo francés cuando se traten unos con otros hagan lo mismo defender la honra de su hijo, que eso es gobernar sin tiranía y con bondad, sin avaricia, sin codicia y sin corromperse. Si sigues mis preceptos tu país prosperará y nadie recordará qué aquí hubo una guerra civil.

¿Tengo yo que hacer presidente de gobierno a tu hijo? Dijo el general

No. Mi hijo es para mi, pero el resto del pueblo habrá de saber que el gobierno del país será un hijo mío al que necesito para poder ser yo el rey de universo. Mi hijo solo será el que me gobierne aquí en la tierra, cuando cumpla su función volverá al lugar que le corresponde. No le tengas envidia ni codicia, ya que él trabaja solo para cumplir mis deseos.

Pasaron cuarenta años desde el pacto de que el general cada vez que daba una orden o hacia una exhibición en público nunca presumió ni fue altivo con el resto, nunca lo dijo pero acepto que fuera él el que allanara el camino para la venida del hijo de dios a tierras francesas.

Jean-Paul era mayor y con la sabiduría de un general preparó a un rey de familia real, al cual acogió en su seno y al cual enseñó el arte de gobierno y de honrar al hijo de dios para cuando viniera

El General murió y el rey Bernad II ocupó el puesto de jefe de estado, al estar bien adiestrado, no tardo en juntar a los lideres de todos los partidos políticos y decirles que debían empezar una campaña electoral para ver democráticamente quién sería el presidente de gobierno. A la mañana siguiente convocó a todos los catedráticos en derecho e hizo una constitución de la cual emanarían todas las leyes.

Durmió dos días y dos noches seguidas exhausto de cansancio el rey Bernad II, después de cumplir los deseos del hombre que lo puso, en el poder, para hacer esas dos gestiones.

Lo despertó el Infierno a la madrugada del tercer día

Buenos días Bernad rey de toda Francia, veo que has cumplido tus objetivos. Le dijo el infierno.

-Si me sabe mal no poder hacer más pero he sido enseñado desde joven para hacer una constitución y formar un gobierno democrático. Contestó el rey Bernad II

-¿No te dijo el general Jean-Paul Giraud que honres a su hijo? Pues cuando haya un gobierno estable piensa traerlo al mundo, le dijo el infierno.

Si yo quisiera ser rey y algo más porque mi trabajo aquí ha terminado y aún soy muy joven aunque si mantengo al país en paz mis hijos ocuparan buenos cargos. Contestó el rey Bernad II

Más sobre

Quieres ser tu mi reyno en la tierra, no tienes más que cuando hables con tu pueblo horar a mi hija Ambición, que todo toda Francia hago lo mismo, quiero que ella presuma de rica y que mientras el país trabaja, ella deshonre a todos los hombre y mujeres de Francia quiero que tu pueblo trabaje para mi.

Si eres tú mi reyno en la tierra, con tu ayuda, yo mataré al hijo de dios y este se quedará sin gobierno y sin reyno donde reynar, pocas veces ha hecho dios una promesa y no la ha cumplido, así yo me aprovecharé de ti para intentar desacerme de él para ser yo, el Infierno quien dirija a la humanidad.

Diez años más pasaron y Dios hablaba con su hijo:

-Alphons ¿qué te sucede?, tu eres mi gobierno aquí, tú me has de dirigir, yo no prometo oro ni plata ni palacios solo una vida llena de gracia, en amor a tu mujer y a tus hijos y después si salgo victorioso la inmortalidad para ti.

-Mal pintan las cosas padre eterno, me temo que tus intenciones de guiar la humanidad se han visto de nuevo truncadas. Sí tú al año que vienes me haces reyno tuyo el rey Bernad II vendrá a matarme, ha pactado con el infierno que sea la hija de éste la que haga de directora entre las gentes de Francia, a base de crear malicias, envidias y depresiones, por ser ella hermosa y rica esa es la que va a deshonrar aprovechándose de que ella es la reyna la que marca la forma de vida en este país ya que ella es un alto cargo del rey Bernad II, para que toda Francia vea que la vida es un infierno, y estos aunque sea a regañadientes sigan los principios de la hija del infierno, serán los hijos de los mismos que te juraron seguirte a ti lo que deshonraran a sus padres por seguir la norma de Ambición que quiere una generación de jóvenes que vivan como ella. Los padres y madres perderán el control sobre ellos, ya que su luz, es cumplir el pacto que hicieron contigo hace cuarenta años.

Así pone las normas de convivencia en un país el rey Bernad II y el infierno. Los hijos que matan al padre y a la madre por que es la hija del infierno la conductora en cuestiones de cómo ha de vivir pueblo e insiste en que el hijo de dios no venido y el único rey que hay en Francia se llama Bernad II

Ella sabe que lleva la muerte de un hijo que tú pusiste en la tierra y para triunfarse dice:

-La persona a la que dios puso en la tierra es inútil y fracasado en el intento de ser reyno de dios así es que dios os ha mentido, todos deben hacer lo que yo les diga. Yo sirvo porque el hijo de dios fracasó en su intento de ser reynado, por él

Cómo trabajar todo el país para el infierno, no habrá paz, ni sosiego, se multiplicaran las guerras, subirán los precios, los comerciantes pondrán el precio de las cosas como les de la gana, no habrá control en la humanidad, la gente no querrá trabajar, no tendrán paz ni en sus almas ni en sus cabezas, el paro aumentará, los avaros constructores encarecerán las viviendas y los habitantes jóvenes y las clases medias no podrán vivir sus casas, si no es que se hipotecan de por vida, eso es trabajar para el infierno, solo uno pocos disfrutaran de ser ricos a base de explotar y dar envidia a otros hombres de menor condición social y económica. Así no habrá estabilidad en el país, en un país inestable no puedo yo ser guía. Dijo el dios del universo.

-En la tierra el hombre puede vivir olvidado de dios y seguir su curso pero no puede ir contra mí. Si ellos y yo hemos hecho un pacto éste debe de ser cumplido.

Dices Alphons que el rey Bernad II será el reyno del infierno.

-Si

Tengo una solución a este problema, dijo dios del universo:

–Ellos esperan que te haga mi reyno y que yo a través de ti guíe al hombre en su caminio por la vida.Con lo cual si yo no te hago reyno mío, aun yo sabiendo que no podré ser el director de la humanidad, el rey no tendrá reyno de dios al que matar y el infierno no sabe gobernar, por que es tan imbécil que solo crea una depresión al que le sigue, solo sabe crear envidias y ambiciones como su hija.Lástima de mí que soy eterno y nunca en la vida he conseguido traer un hijo que para mí sería el rey de todos los hombres y yo nunca he podido dirigir al hombre teniendo un hijo en la tierra. Añadió el dios de universo.

Dios sentado en su sillón con la cabeza entre las manos dijo ¿Qué hubiera pasado si el rey Bernad II no se hubiera vendido al infierno?

-Que el caos que ahora reina en toda francia jamás hubiera ocurrido, a mi hijo lo envié para queme diera control sobre todos los hombres a mí, no para que lo asesine el infierno. Se contestó el dios del universo

Alphons no sabrá jamás que la inmortalidad sólo es posible si por las obras que el haría se ganaría la vida eterna en compañía de mi hija. Que era a la que él honra.

El dios del universo se levantó del sillón y empezó a andar consolándose dijo:

Esperaré otra oportunidad para emparejar a mi hija, con el ángel que consiga ser el gobierno de alguna nación. ¿ Cuántas veces más infierno habrás de desbaratar mis pactos?. Odio a tu hija y a toda su descendencia y repudio a Bernad II rey de Francia y al infierno, a través del cual su hija, Ambición matará todo por lo que yo he luchado durante estos cuarenta años.

Sólo se que Bernad II, el infierno y su hija ambición no lograrán jamás gobernar la tierra, porque sólo mi elegido tiene el poder de gobernar al hombre y a través de mi ser el rey de los hombres. Era Alphons el que con su poder, por venir de mí, por ser parte de mí hubiera dado de comer al hombre para que siguieran mi camino y me hubiera dado a mi el poder terrenal.

-Estos tres han desbaratado mi obra, pero yo se que Bernad II y la hija del infierno, Ambición no prosperaran más de cien años, ya que Alphons no será mi gobierno ni mi reyno en la tierra, no podrán destruirle porqué con la destrucción de Alphons una parte de mi también se destruye.


Sobre esta noticia

Autor:
Pirlo De Félix (64 noticias)
Visitas:
128
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.