Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Palladia escriba una noticia?

Terremotos en Atenas

22/07/2019 08:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mi testimonio durante el famoso terremoto de Atenas de la semana pasada

Nunca pensé que iba a poder contar algo así en primera persona. Y es que aunque nací en Granada (España), una tierra no precisamente tranquila, llevo muchos años saltando de ciudad en ciudad y la mayoría son "libres de terremotos". 

Estabamos en casa y hacía calor, no calor asfixiante que sin duda alguna hemos tenido veranos más calurosos, pero el suficiente para no tener mucha ropa. Ni yo, ni el niño. Porque en casa somos así, vaya. 

El crio estaba en la cocina mirando cosas en el ordenador y yo, que soy la vieja de la casa y un poco más vintage, estaba en el salón leyendo. 

Cuando de repente todo empieza a moverse. Espero dos segundos, tres. Oh si, parece que es un terremoto. 

-Parará- pienso- 

Pero no, no para y va en aumento. Quince segundos para salir corriendo a la cocina y llevarme a mi hijo a una esquina lejos de muebles y cosas que puedan caerse. 

El terremoto corona su aparición con un último apretón, como si quisiera meternos el miedo en el cuerpo antes de irse. 

Me acuerdo de que puede haber réplicas y decido que es hora de salir a la calle. A tomar el sol. 

Qué sorpresa me llevo al comprobar que todos los vecinos han pensado lo mismo. Al menos no me siento una ridícula paranoica. 

Terremoto en Atenas

Saludamos. Nos ha dado tiempo a coger a la perra al vuelo y un pequeño bolso con dinero y el móvil. Mi hijo me mira divertido e intento recordar como se viven estas cosas desde sus ojos. Le empiezo a preguntar y me dice que le dió un poco de miedo al principio pero que tiene que reconocer que "está muy guay". 

Claro que si. Si un niño de 10 años puede disfrutar de que la tierra bajo sus pies se mueva, yo también.

Los vecinos aprovechan para preguntarnos un par de cosas. Veréis, somos una familia de dos mujeres y un pequeño de diez años. Paganas, extranjeras. Y demasiadas cosas para ser las perfectas vecinas. Todo este temblor ha servido para que se atrevan a hablarnos de forma normal.

A los 15 minutos a alguien se le ocurre sacar sillas del jardín y a otros del coche, que las tiene ahí para ir a la playa. Una vecina se acerca a la panadería y compra tiropitakias (pasteles de queso) y loukanopitakias (pastel con salchica). Nos sentamos. Seguimos charlando y un vecino comenta que que triste es, que tengamos que esperar a que haya un terremoto para atrevernos a parar el día a día y a hablar entre nosotros. 

Estoy de acuerdo. Es triste. Este mundo tan "lógico" que hemos creado. De mentira y falsificado por las redes sociales. 

Entonces recuerdo, que según la tradición religiosa que sigo, la de los Atenienses de la Antigua Grecia, ese día celebrabamos la Synoikia. La Synoikia es la fiesta donde Teseo, une a todos los vecinos del Atica y la funda como región, poniendo su centro en Atenas. Synoikia significa etimológicamente "casas unidas". Levanto la cabeza y miro a mis vecinos. Bonita y literal forma de rendirte honores Teseo. Larga vida a tu ciudad. Larga vida al espíritu de Hellas que resuelve un terremoto de 5.3 en una reunión de vecinos, comiendo tiropitas y alabando la vida y el poder de estar juntos. 

Desde Atenas, Palladia Soria.


Sobre esta noticia

Autor:
Palladia (1 noticias)
Visitas:
3591
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.