Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

Tesis de la Universidad de Valladolid crean un programa 'on line' para mejorar la vida del enfermo de miastemia gravis

24/09/2010 11:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una tesis de la Universidad de Valladolid desarrollar un programa 'on line' para mejorar las habilidades de enfermos de miastemia gravis, una enfermedad considerada 'rara' que afecta a los músculos voluntarios, según informaron a Europa Press fuentes de la institución académica.

El programa supone un complemento al tratamiento médico, contribuyendo a la mejora de la calidad de vida de los pacientes desde el plano psicológico.

La miastemia gravis tiene una prevalencia de 12, 5 casos por 100.000 y de la que en España hay 5.000 casos diagnosticados, ha recibido un "novedoso y esperanzador" enfoque en un programa desarrollado por la psicóloga Natalai Martín, que expuso el pasado miércoles 22 de septiembre en la lectura de su tesis doctoral en la Facultad de Educación de la Universidad de Valladolid.

La tesis ha sido tutorizada por Inés Monjas Casares, experta en habilidades sociales, y José Antonio Gil Verona, del departamento de Anatomía y Radiología de la UVA.

La miastemia gravis pertenece al grupo de patologías de la unión neuromuscular, y es una enfermedad adquirida, de naturaleza autoinmune - enfermedad en que el sistema inmunitario ataca las células del propio organismo - y crónica. De etiología desconocida, se caracteriza por la debilidad fluctuante y la fatiga anómala que aparece en los músculos voluntarios tras alguna actividad física.

Estas carencias musculares son plurales, y van desde la caída de los párpados, en el nivel menos grave, hasta la necesidad del paciente de utilizar un aparato que le proporcione respiración artificial, en el nivel cuatro, el más agudo de la enfermedad.

El enfoque propuesto por Natalai Martín incide en la necesidad de dar una cobertura psicológica que permita al enfermo mejorar sus habilidades y competencias sociales, desde el convencimiento que éstas influyen de manera determinante en la calidad de vida.

Aunque sí había estudios anteriores desde la perspectiva del tratamiento estrictamente médico de los síntomas, era inédito en la literatura científica este enfoque complementario, psicológico, que resulta igualmente esencial. Por ejemplo, una de las dolencias más comunes de la miastemia gravis es la de que quienes la sufren presenten problemas al pronunciar, o de expresión facial, lo que les erosiona la autoestima y la posibilidad de desarrollarse plenamente como personas.

Para desarrollar su concepción del programa de intervención tras el diagnóstico de la enfermedad, Natalai Martín ha realizado un seguimiento, a través de un programa 'on line' y durante once sesiones semanales, de pacientes aquejados con miastemia gravis.

Cada sesión desarrollaba un concepto relativo a la enfermedad, introduciendo vía 'on line' los pacientes las peculiaridades de su caso concreto; de este modo se evitaba la necesidad de desplazarse, problema éste insalvable para muchos de ellos. De los once conceptos estudiados, hubo 56 pacientes que los abordaron todos, incluida la evaluación pos test, y ha sido sobre ellos - aunque alguna semana hubo más participantes que concluyeron las preguntas del concepto correspondiente - que Natalai Martín ha realizado los análisis estadísticos, evaluado los efectos y propuesto las diferentes acciones.

El tribunal le ha otorgado la calificación de sobresaliente cum laude, y ponderado tanto el tema elegido como el enfoque adoptado, así como el hecho de que la tesis suponga una contribución no sólo al corpus teórico sino en el plano práctico.

La idea para la tesis le surgió a Natalai Martín luego de concluir el curso de doctorado en la Facultad de Educación de la UVA 'Habilidad social y competencia social', que impartía Inés Monjas Casares, quien, tras escuchar la propuesta, sugirió se le plantease la idea al doctor Gil Verona, que dirigiría la tesis en lo relativo a la vertiente patológica de la enfermedad, mientras ella se ocuparía de la implantación del programa y su desarrollo.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107905 noticias)
Visitas:
107
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.