Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

La testigo cuya declaración fue aplazada por no quitarse el burka comparecerá hoy en la Audiencia Nacional

28/09/2009 09:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La testigo Fátima Hissisni, cuya declaración en un juicio que se sigue en la Audiencia Nacional contra 'yihadistas' tuvo que aplazarse el pasado miércoles por no acceder a quitarse el burka, comparecerá hoy, lunes, ante el tribunal con la obligación de mostrar su rostro desde las cejas hasta el mentón.

Así lo decidió el presidente de la Sala de lo Penal, Javier Gómez Bermúdez tras verse obligado a detener la declaración de la testigo, al entender que la negativa de la mujer a mostrar su rostro vulneraba el principio de publicidad de las vistas orales.

El incidente se produjo cuando la mujer, totalmente cubierta -con velo negro con los ojos tapados, una túnica verde oscuro, pantalones hasta el suelo y las manos cubiertas con guantes negros- se negó a descubrirse ante el tribunal al iniciarse el interrogatorio. Gómez Bermúdez la conminó a descubrirse advirtiéndola de que era necesario, dado el principio de publicidad que rige en las vistas orales, a lo que la mujer, visiblemente nerviosa, se negó alegando que no podía mostrarse, y menos a un hombre, por motivaciones religiosas.

El juez le pidió que se tranquilizara y le trató de explicar que, en occidente, "la ley civil prevalece sobre las leyes religiosas", y que de seguir oponiéndose a mostrar su rostro se vería obligado a actuar contra ella por un delito de desobediencia. Ante el creciente nerviosismo de la mujer, el magistrado optó por seguir con otros testigos y citarla en su despacho para el término de la vista.

El juicio, en el que la Fiscalía pide penas de entre 7 y 18 años de cárcel para nueve presuntos miembros de una célula con ramificaciones en Madrid y Barcelona que fue desarticulada en Vilanova i la Geltrú en enero de 2006, se reanudará con los interrogatorios a los testigos, entre los que se encuentra Fátima Hissisni.

CASADA CON UN ESPAÑOL

La mujer es hermana de Hassan Hissisni, presuntamente relacionado con la "célula" de Vilanova i la Geltrú, quien se inmoló en Faluya (Irak) el 22 de enero de 2005. También había sido citado como testigo su marido, Francisco, quien únicamente declaró que había conocido el fallecimiento de su cuñado en Irak por una llamada religiosa que le realizó su suegro, en el que se le informó que Hassan se había "casado", lo que en el argot del grupo significaba que se había suicidado.

Tras la declaración de otros tres testigos más, Gómez Bermúdez suspendió la vista hasta el próximo lunes y pidió a Fátima que subiera a su despacho. Allí, tanto él como la fiscal Dolores Delgado la explicaron que no se trataba de contravenir sus ideas religiosas, ya que la misma obligación de mostrar el rostro es la que se hubiera requerido, por ejemplo, a una monja de clausura, según explicaron fuentes presentes en la reunión.

Además, le señalaron que la publicidad de las vistas no consiste en que éstas puedan ser presenciadas por público o vistas por televisión, sino que este principio se refiere al conocimiento por parte de los miembros del tribunal y de las partes de su testimonio, en el que juegan un importante papel, por ejemplo, sus gestos en el momento de responder a las preguntas.

Finalmente, Fátima fue convencida y vendrá a declarar mañana, lunes, mostrando "desde las cejas al mentón", aunque no gozará de estatus de testigo protegido, según las mismas fuentes. A su salida del tribunal, la mujer señaló que el presidente de la Sala había sido "muy amable" con ella y que estaba "contenta" porque le habían prometido que declararía sin cámaras y de espaldas al público.

INTEGRADOS EN EL GICM

Los acusados, que fueron detenidos como resultado de la denominada 'Operación Chacal', están imputados de los delitos de integración en organización terrorista e inducción al suicidio. Según el escrito provisional de acusación, los nueve se integraban en dos células que operaban en Madrid y Cataluña y que tenían como finalidad "el envío de personas a Irak para incorporarse a las actividades terroristas violentas dirigidas por Al Qaeda contra objetivos civiles y militares".

Los dos grupos estarían encuadrados en el organigrama del Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM) e integrados en la disciplina del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC) y habrían tenido como finalidad "captar y adoctrinar" en el pensamiento del 'salafismo yihadista' a personas que se habrían integrado en Ansar Al Islam/Al Sunna, grupo liderado por Abu Musab Al Zarqawi, lugarteniente del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden.

Este grupo terrorista habría reivindicado numerosos atentados en Irak, entre los que se encuentran los que costaron la vida a ocho miembros del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en noviembre de 2003, a otro miembro de este servicio en octubre de 2003 o a 28 personas en un ataque contra la base italiana de Nassiriya.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
90
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.