Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pablo Pérez escriba una noticia?

The end

21/05/2012 07:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El viernes asistí, casi con toda seguridad, a la que fue mi última clase en la Escuela de Caminos. Y digo clase, solo clase, ya que será probable que aparte de estos exámenes, tenga alguna para septiembre, dado que los últimos 9 días de mareos y sensaciones raras han dado al traste con mi planificación.

Pero clases no habrá más, incluso aunque suspenda en septiembre. Las clases han pasado a mejor vida. ¿Quién me lo iba a decir a mi?¿Cuán lejos quedaba esta fecha en 2005 cuando entré por primera vez en ese monstruoso edificio? Todo me era nuevo, no conseguía ubicarme, no encontraba ninguna clase y me sentía perdido, miraba a los "mayores" como auténticos viejos. Hoy el viejo soy yo. Y me conozco la Escuela de Caminos al dedillo. Y me plantaba delante de los tablones de notas, viendo los 6 tablones(uno por curso) que me quedarían por superar si quería acabar aquello. Lo miraba con ilusión. Y hoy me planto en el de sexto, y quizá sea de las últimas veces que lo haga. Y si vuelvo la vista atrás, y veo el de primero, el de segundo....me vienen 7 años de recuerdos, de exámenes infumables, de más de 5 horas algunos, y algunos repetidos en más de 4 ó 5 veces, porque al fin y al cabo, no soy un estudiante brillante.

La última clase fue de "organización y gestión empresarial", y las últimas palabras de un profesor en clase fueron:

"(...)recuérdenlo, son del 2 o 3 % de personas mejor preparados del país. Si la situación es díficil para todos, para el resto es más. Salgan al mercado y véndanse. Y no luchen contra ustedes mismos si no contra otros, en todas las empresas importantes hay ingenieros de caminos, da igual la industria que sea o a lo que se dedique. Se nos valora mucho, por nuestro espíritu de sacrificio. Y guarden el prestigio de la escuela en la que se han formado por donde vayan, porque estan a punto de obtener el título mejor valorado de la enseñanza universitaria española de más de 200 años de prestigio. Está en su mano conservar el prestigio de esta, su casa. Que tengan mucha suerte en la vida."

Ovación cerrada. El profesor dando clase es malo, pero dando discursos es un maestro.

Yo en cambio, estando de acuerdo que la carrera es dura, muy dura en algunos momentos, no soy tan elitista como mis colegas. Entiendo que la obtención del título de ingeniero no es un síntoma de inteligencia si no de sacrificio. Cualquier estudiante de inteligencia media es capaz de sacarlo, cuestión de tiempo. Vale que la media de la carrera sean 8 años y pico en acabarla. Pero el resumen de la carrera es este:

Entras, te crees el rey del mundo pensando que va a ser igual que bachillerato que apenas había que estudiar y te caes con todo el equipo. Ves que las cosas han cambiado, que si quieres aprobar tendrás que estudiar.

Estudias lo mismo que en bachillerato, no te presentas porque incluso te da verguenza.

Empiezas a conocer lo que son las bibliotecas.

Estudias mucho, suspendes.

Estudias mucho más y sacas un 4.5.

Vives en la biblioteca y apruebas.

Es sencillo, es una carrera de fondo, de aguante, te exprime al límite pero al final llegas a la meta.

Y todo se acaba. Para mi, las clases presenciales se han acabado. Síntoma inequívoco de que me hago mayor. Síntoma inequívoco que se acaba una etapa importante de mi vida. Síntoma inequívoco que quedan muchas puertas por abrir.

Lo mejor de estos años, la gente, sin duda. Pero no toda, algunas personas dejan mucho que desear, pero no me refiero a esa, si no a la que me ha hecho de momentos duros, risas. Incluso personal no docente de la escuela. Pero sobre todo, a algunos de mis compañeros, a los que tengo verdadera admiración.

Lo peor, que entre bolonia en la escuela. Ahh!! y un profesor que en segundo de carrera me suspendió con todo el examen bien. Fui a la reclamación, me sacó el ejercicio y vio que, efectivamente, tenía el examen bien. Su respuesta fue "no lo ha explicado como lo explicamos en clase".Y me suspendió. A ese, a él, todo mi odio acumulado de estos años.

Soy un nostálgico, lo sé, y lo peor, sé que lo echare de menos.

Mañana primer examen, ferrocarriles, ni mucho menos va bien preparada, pero creo que he optimizado el poco tiempo de estudio que he tenido. Confío en pelearlo.

Ahora.una canción, reflejo verídico de mi situación.

Cuidarse.


Sobre esta noticia

Autor:
Pablo Pérez (115 noticias)
Fuente:
pocquitoapoco.blogspot.com
Visitas:
362
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.