Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Goreme escriba una noticia?

En tiempos de crisis, espiritualidad

24/06/2009 22:22 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una cometa que desciende en espiral hacia el suelo sin màs viento que la impulse, es un objetivo sin oxìgeno sumido en la crisis laboral y econòmica. A consecuencia de esta carencia se originan otras crisis, màs profundas e intensas y sobre todo, fundamentales para alcanzar la felicidad

Una cometa que desciende en espiral hacia el suelo sin màs viento que la impulse, es un objetivo sin oxìgeno sumido en la crisis laboral y econòmica. Entièndase que el viento es el dinero y sin viento la cometa es inùtil: sin dinero se frenan nuestros pasos al emprender nuestros deseos -nuestros objetivos- y nos impide crecer, subir a lo alto; o simplemente, solventar las necesidades bàsicas para vivir tranquilos. Pero lo màs preocupante no es el dinero, no, habèis leído bien, no es el dinero. A consecuencia de esta carencia se originan otras crisis, màs profundas e intensas y sobre todo, fundamentales para alcanzar la felicidad. De la vida que uno persigue y el dinero se lo impide surge la crisis emotiva, una baja autoestima comparable con la semilla que aguarda pero no llueve para brotar, y nos sentìmos inùtiles como una cometa sin viento, como un objetivo sin voluntad. Pero hay voluntad, y nuestra autoestima desciende a medida que nuestros deseos engrosan y se comprimen en nuestro ser -cada vez màs pesados-, como la flor que bajo tierra anhela la luz para desarrollarse en tiempos de sequìa. La carencia econòmica nos inmoviliza. A lo sumo dàmos vueltas entre un punto al cual retornamos frustrados tras mùltiples intentos de alcanzar una meta. Y dentro de esta carencia material, de frustraciòn y baja autoestima, encerrados en este cìrculo se experimenta una sensaciòn de pesar donde uno se siente desgraciado, cuando surge la crisis psicològica. Es en esta crisis cuando los valores espirituales tales como la esperanza y la paciencia se consumen, asì como las llamas un diario lleno de vida lo reduce a cenizas, quemados los valores sin argumento para continuar. Puès ¿què sentido tiene una vida ubicada lejos de los sueños, como un barco encallado en el puerto, sin viaje a realizar?... La esperanza y la paciencia, sin oportunidad, no tienen sentido, y nos vèmos oprimidos por las adversidades: encarcelada nuestra razòn de ser.

Es entonces cuando nos debèmos preguntar si existe el alma... si en un plàcido sol de domingo el alma està en nosotros asì como en el dolor ella emana de nuestras làgrimas. Y si asì fuera, preguntàrnos si el alma necesita la gloria para encontar su libertad ¿Acaso no reìmos alguna vez en los tramos màs difìciles, entre amigos, y al reìrnos, nos olvidamos de todo?... Eso es libertad ¿Acaso no sonreìmos cuando nos agradecen la ayuda prestada, y al sonreìr, tenèmos bienestar?... Eso es libertad ¿O acaso no sentìmos cariño cuando nos dan un abrazo o un beso, y al recibìrlo, nos brillan los ojos?... Eso es libertad. Es decir, el alma se presenta como un estado anìmico -aparte de la teologìa-, y como tal, es en el presente donde se manifiesta entre un pasado frustrado y un triunfo venidero como un eslabòn que enlaza lo de atràs con lo de alante, viviendo aquì y ahora, en el presente donde estàmos y en donde se nos muestra algo muy importante que debèmos descifrar.

En tiempos de crisis... espiritualidad.


Sobre esta noticia

Autor:
Goreme (2 noticias)
Visitas:
108
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Vitaliano (24/06/2009)

En tiempo de crisis...
"En La Soledad de las Iglesias"
te ayudará a salir del pozo, seguro, a mí me ayudó.
Vitaliano