Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

El TNC se viste de boda para asistir al "drama familiar" del dramaturgo Pere Riera

30/04/2010 14:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Teatre Nacional de Catalunya (TNC) se vestirá de fiesta para asisitir a la boda que prepara el dramaturgo Pere Riera en 'Lluny de Nuuk', un "drama familiar" coral que cierra la actual temporada del proyecto T6 de jóvenes dramaturgos.

El espectáculo, que se podrá ver en la Sala Tallers del 6 al 30 de mayo, tiene, como explicó hoy su autor, un carácter eminentemente "aristotélico". Se compone claramente de presentación, nudo y desenlace, y se desarrolla a tiempo real, en la hora y media previa a la boda de una joven de buena familia.

El actor Jordi Banacolocha es el patriarca de la familia (Víctor), que asiste viudo a la boda de su hija Elsa (Rosa Boladeras), acompañado de sus otros tres hijos: Max (Lluís Villanueva), Àlex (Joan Negrié) y David (Òscar Castellví).

Tampoco faltan a la cita familiar la 'tieta' de la novia, Àngela, (Àngels Poch), la ex mujer de Max, Íngrid (Míriam Iscla) y la novia de Àlex (Anna Moliner). Todos preparan su salida hacia la boda con relativa normalidad, hasta que Toni (David Vert), un ex empleado de la familia desencadena toda la acción y revela a los parientes que no se conocen tanto como pensaban.

Pero ese detonante no es una "bomba", sino más bien una "mascletà", como dijo Riera, pues hace que exploten uno a uno todos los conflictos de cada uno de los personajes. Un reparto coral que se explica porque Riera escribió la obra pensando en que pudieran lucirse todos los integrantes de la compañía T6.

Lejos del galimatías y la frivolidad de un vodevil que podría sugerir la abundancia de personajes, el dramaturgo quiso dar a la obra un toque de contención. "Pere nos pedía que fuéramos suecos y no latinos", aseguró Iscla, que remarcó además que si en la comedia todo es lanzar guiños a la grada, en esta ocasión "la cuarta pared está construida de piedra sólida": No hay 'feedback' posible con el espectador.

Esa aparente frialdad enlaza con el título de la obra, puesto que Nuuk, capital de Groenlandia, es, para alguno de los personajes como una Arcadia imaginaria, un lugar frío donde huir de la suciedad del mundo, como explicó Riera.

Aunque la familia protagonista se puede identificar fácilmente con la típica familia de la burguesía catalana 'Lluny de Nuuk' huye de los localismos, uno de los atractivos para que, como pronosticó el director artístico del TNC, Sergi Belbel, la obra despierte mucho interés fuera de Catalunya.

Belbel se mostró entusiasmado con el espectáculo, que, por su estructura, "combina la rotunda modernidad con el rotundo clasicismo", y lo enmarcó como la culminación perfecta de la temporada del proyecto T6, que este año ha llevado al TNC 'A mí no em diguis amor', de Marta Buchaca, y 'M de Mortal', de Carles Mallol.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
254
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.