Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Toros si o toros no: un dilema que aquí siempre conjuga ingredientes antisistema con negaciones para con la no violencia

11/07/2016 10:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Que pasará este próximo agosto? El pasado año, las corridas de San Sebastian se convirtieron en antitaurinas y antimonárquicas con gritos como "Los Borbones a los tiburones", contra la presencia del rey Juan Carlos y parentela

El pasado año, las corridas de la feria taurina de Semana Grande de San Sebastián en agosto se convirtieron en antitaurinas y antimonárquicas con gritos como "Los Borbones a los tiburones", contra la presencia del rey Juan Carlos, la Infanta Elena y sus hijos, en la plaza de toros de San Sebastián.

Se gritaron consignas antimonárquicas y a favor de la República con el motivo de la visita del rey Juan Carlos en que  participaban manifestantes convocados por la Asociación Republicana de San Sebastián, entre los que había concejales  y junteros de izquierdas, contrarios a la vuelta de los toros tras dos años sin festejos.

Dos mujeres trataron de contrarrestar con gritos de "¡Viva el rey!" y "Abajo el terrorismo", y un joven que sin demasiado entusiasmo enarboló una bandera de España se llevó una sonora pitada antes de acceder a la plaza de toros de Illunbe.

Los participantes portaban ikurriñas y banderas republicanas, además de algún cartel con fotos de toros ensangrentados y uno con el logotipo de la Capitalidad Europea de la Cultura 2016 en el que se leía "Donostia, capital de la tortura".

Lemas como "Fuera monarquía" y "Los Borbones a los tiburones" se corearon durante la concentración junto a otros como "La tortura no es arte ni cultura", "Con un poco de suerte, mañana funeral", "Independencia" y "Vosotros, los fascistas sí sois terroristas", habituales en las manifestaciones de la izquierda en Euskal Herria.

Un importante dispositivo de la Ertzaintza vigiló el desarrollo de la protesta, en la que no se produjeron incidentes salvo algún enfrentamiento casi anecdótico entre quienes estaban en el exterior de la plaza y algún asistente a la corrida.

Y ya en un tono más festivo,   cantaron, antes de dar por concluido el acto, el "Que se vayan, se vayan, se vayan".

Cuando estaba a punto de comenzar el festejo, al que asistian también gentes del PP vasco, cayó un fuerte chaparrón de Agosto, que no sufrieron los espectadores de Illumbe, ya que es un coso cubierto, pero sí los concentrados, que se encontraban divididos en tres grupos y se  refugiaron bajo los aleros de la plaza.

Este año el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, ha señalado en este mes de julio que la plataforma antitaurina que promueve la realización de una consulta sobre la celebración de corridas en el coso municipal de Illunbe ha reunido las firmas necesarias para llevar a cabo esta votación, que podría celebrarse en febrero del próximo año.

En estos días ha habido más de lo mismo, en espera de las fiestas. Una señora se preguntaba en voz alta,

"Con qué fuerza moral va a pedir ahora  Goia el alcalde de San Sebastián, que se condene la violencia".

El avance de esta fecha no estará calculado así, pero no impedirá los festejos taurinos 2016 que tienen lugar en agosto. Para bien de los Chopera. De todas formas están pendientes de las decisiones de los tribunales de Justicia, porque el reglamento de consultas ha sido recurrido por la Administración del Estado, y el alcalde espera un veredicto antes de dos meses.

La consulta no puede coincidir con ningún proceso electoral y en Euskadi las elecciones autonómicas se podrían celebrar en otoño lo cual es una potestad del lehendakari Urkullu.

En todo caso, cualquier referéndum contra la fiesta brava en llunbe no impedirá la feria anunciada este año para la Semana Grande, gritos contra los Borbones incluidos. Y aunque la consulta se celebrara en julio su eficacia se pospondría a los años siguientes porque no se puede anular una corrida de la noche a la mañana. "Los organizadores hicieron su petición en enero y abril era el plazo límite para confirmarles el alquiler de la plaza porque ellos necesitan un tiempo para contratar y organizar el evento", explicó el regidor.

El rechazo a las corridas de toros en Euskal Herria y el Estado Español ha crecido extraordinariamente. Tarde o temprano esto tenía que suceder, dado que la historia marca una dirección inequívoca hacia un progreso cultural y ético, donde no cabe la crueldad con los animales. Como reacción desesperada, la tauromafia ha desatado una campaña de falso triunfalismo, comprando a los medios de comunicación para que nos bombardeen a cualquier hora con su infame "mercancía" y a la vez presionando a las Administraciones para que otorguen las subvenciones, en un intento de salvar la "fiesta" de los toros aunque no sean exactamente las corridas. El toro quiere mantenerse como espectáculo en sí.

Sin embargo, las encuestas nos dicen que el 70% de los habitantes de Iberia no muestra ningún interés por las corridas de toros (GALLUP, Julio 2002). En Catalunya (2010) y Canarias (1991), las encuestas están prohibidas por ley.

En páginas web se puede encontrar todo lo que hay que saber para despertar ante tal barbarie, que se repite hasta 60.000 veces cada año en España corridas de toros/vaquillas/becerros asesinados por la diversión de mentes enfermas. Es cuestión de reflexionar y convertirse en defensor de los animales.

Si se lo compara con días ya idos,   incluyendo los de la “Beneficencia” de Franco y todo su folklore, el rechazo a las corridas de toros hoy es notable. Eso era inevitable, porque las imágenes que ahora se ven por la TV y en los medios apunta a que el proceso cultural en estas décadas lleva una dirección opuesta cultural y éticamente, en casos puntuales, a la crueldad con los animales. Como reacción comercial y desesperada, la tauromaquia mantiene una campaña de falso triunfalismo, gracias a determinados medios de comunicación para informar con sus crónicas ya trasnochadas -a pesar de informaciones lúgubres que incluyen la muerte de un diestro-. Pero la tauromaquia sigue presionando sobre las Administraciones para que otorguen más subvenciones, en un intento de salvar la "fiesta brava" y festejos bravos como el de Tordesillas.

En México se sigue con interés el affaire del Toro de la Vega. Los que estan en contra son muchos, pero los que estan a favor de sacrificarlo al toro de la Vega, también abundan. Hubo quien sugirió recientemente en la prensa local, que los toros no son animales. Ni los gallos. Son criaturas místicas que no sienten dolor ni padecen sufrimiento, entes eximidos de derechos. Por tanto, no tienen por qué caer dentro de la ley mexicana sobre maltrato animal del Distrito Federal. “Esa es la misteriosa noción que tienen algunos de nuestros diputados (hablamos de México) respecto a dichos animales, ya que han dejado expresamente fuera del rango de aplicabilidad a la fiesta brava y las peleas de gallos. Estos animales –si se les puede llamar así– han caído en la categoría mágica de “espectáculos” y por tanto quien torture y mate a un toro no está violando la ley“.

“¿Significa eso que si uno hace un espectáculo que incluya quemar gatos, queda libre de culpa por hacer “arte”?  Por supuesto que no.  Los gatos y los perros –y los hamsters y los tiburones– sí son animales, por lo que no podemos masacrarlos, torturarlos ni tratarlos con negligencia, pero hacer lo propio con un toro es perfectamente legal.”

Un clásico del realismo mágico mexicano. Los diputados locales discutieron largamente el tema, ya que no eran ajenos a que lo que estaban discutiendo era una incoherencia total. Sin embargo, en el afán de “lograr acuerdos”, pactaron esta bizarra ley que clasifica a los animales en dos categorías: aquellos con derechos y aquellos sin derechos. Es una lástima porque la ley en sí es un avance importante, una ley digna de un país desarrollado que ha entendido que el trato digno a los animales es una obligación ética de la sociedad. Los humanos recibimos infinitos beneficios de los animales –desde alimenticios hasta terapéuticos– y hemos sido todo menos agradecidos. De hecho, en muchos sentidos hemos sido nazis con los pequeños bichos: muchos criaderos no son muy distintos ni más humanitarios que un campo de concentración nazi.

El Distrito Federal de México, que está a la vanguardia en mucha de su legislación, sigue siendo tierra de nadie para muchos animales. Los perros y gatos callejeros son sistemáticamente capturados en Ciudad de México y sus arrabales  y con mucha frecuencia, ejecutados. La reciente Ley de Protección Animal es un paso en la dirección correcta, aunque aún diste mucho de existir la infraestructura y capacidades para hacerla efectiva. Es indispensable que la ALDF(ley animalista de protección) rompa con el lobby que respalda a la tauromaquia –que además es un sector muy propenso a la corrupción– y anteponga el sentido mínimo de humanidad sobre el placer y entretenimiento de unos cuantos.

Un académico de la Facultad de Derecho de la Universidad Anáhuac, citado por el periódico El Excélsior, explicó que esta excepción es comparable con el boxeo, que es “un deporte en que un ser humano golpea a otro en lo que en términos del derecho común sería “ocasionar lesiones“ al contrario,   pero no hay responsabilidad penal por parte de quien infringió las lesiones porque la realización de este tipo de eventos está regulada en una normatividad especial como algo legal. Eso puede ser y es cierto en términos de derecho, pero con una pequeña diferencia que arruina por completo el argumento: el boxeador decide participar en la pelea; el toro no. El boxeador rara vez termina muerto; el toro sale inexorablemente ejecutado de la arena. “Detallitos”, dirán algunos.

El intento de salvar la "fiesta brava" va ligado a las subvenciones oficiales de algunos que todavia las estan recibiendo

Existe sed de sangre en los humanos.  A muchos, por ejemplo, les gusta el cine de terror, les encanta ver zombis comiendo gente. Les parece divertido.  Pero eso es ficción. A los toros y a las peleas de gallos se les puede meter todo el folklore que se quiera, decir que es una “danza mágica”, decir que es arte, lo que sea. Pero en esa “danza” disfrutan quienes jamás se ponen en el lugar del toro. Disfrutar un espectáculo en el que se acuchilla y asesina a un animal es carecer de empatía. Y eso es lo que está mal con este mundo. Próximas generaciones mirarán hacia atrás y se preguntarán cómo podíamos ser tan salvajes de gozar con una “danza” así. Tendrán razón.

Pero la realidad es caprichosa e insiste: los toros sí son animales. No hay más vueltas que darle. Acuchillarlos con la puntilla y lo que precede, sí es maltrato. No hay pretexto. La ALDF (ley animalista) no se puede seguir equivocando: la ley tiene que ser pareja y tiene que proteger a los toros, a los gallos, a los perros, a todos los seres vivos. Y si no lo hace, no es ley.

Todo eso ocurre en México. Pero a este lado del Atlántico, las encuestas dicen que tres cuartas partes de los  ibéricos muestran cada vez menos interés por las corridas de toros.

Los matadores de toros deben estar preocupados por el comportamiento “anómalo” de algunos astados durante la lidia, que la gente de a pie cree puede deberse a la administración fraudulenta de algún tipo de fármacos, según información que se ha publicado en México, pais también taurino.

No contentos con la antigua práctica de afeitarles los cuernos para disminuir el riesgo para los matadores, ahora también se les droga para lograr su docilidad, que vayan tranquilos a la tortura de la lidia en el ruedo ibérico.

De acuerdo con algún ex-torero que ha comentado la influencia de los tratamientos farmacológicos (sustancia llamada yumbina) en el comportamiento de los toros, “no se dispone así como así de pruebas concluyentes del dopaje, pero la sensación de muchos es que algo raro ocurre. Y se piensa así porque hay reacciones del toro en la plaza que no son normales; se les ve mirar sin fijeza, como si tuvieran cara de locos, y eso crea una incertidumbre grande en los diestros, porque los toros son más imprevisibles que antes.

¿Es posible que la administración incontrolada de fármacos pase a la cadena alimentaria?, se preguntan algunos médicos taurinos. Cipriano Hebrero Bravo, veterinario de la plaza de toros de Las Ventas y ganadero, dijo sin embargo una vez en 2008 que era preciso desdramatizar el tema, “ya que sólo estamos ante casos puntuales, nunca generalizados”.

El titular de un periódico de Valencia decía hace un tiempo: “Matadores de toros reconocen el dopaje en los toros de lidia” y literalmente “piden que se luche contra el dopaje“. El torero Angel Gómez Escorial dijo recoger el sentir de otros espadas, al comentar: “Preferimos enfrentarnos a un toro que te está avisando de que te quiere coger, antes de que a otro que te coge y no sabes por qué.”

Esto recuerda a una noticia aparecida ya hace tiempo sobre el mismo tema, que reproducimos en su integridad: Francisco R. Villatoro, ‘Doping en el mundo de los toros, ” (El Mercantil).

“Algunos informes de prensa se han referido esporádicamente a detalles desagradables sobre las “irregularidades“ en el mundo de los toros. La prensa taurina parece querer olvidar una noticia aparecida hace tiempo en la prensa internacional (diario USA Today), que en España tuvo muy poco eco.

La profesora Inmaculada González Martín, del departamento de Química Analítica de la Universidad de Salamanca, especialista en el análisis nutricional de la carne para consumo humano, publicó en la revista internacional Journal of Chromatography sus resultados de un estudio de 200 toros de lidia de plazas de segunda y tercera categoría en la provincia de Salamanca. Encontró que alrededor del 20 % de los toros dieron positivo a un test de fenilbutazona, sustancia antiinflamatoria que está calificada como “doping“ en humanos y que fue prohibida en los animales para consumo humano. Estas sustancias enmascaran el dolor que el animal sufre, posibles cojeras y otras lesiones del animal, y minimizan su agresividad. A pesar de lo cual en fecha reciente tres toros dejaron una fiesta inacabada por cogida a los tres diestros, en Madrid.

El dopaje con fenilbutazona es una práctica fraudulenta. La administración de esta droga al toro antes de salir a la plaza, queda reflejada en el control veterinario posterior a su sacrificio ya que el animal no tiene tiempo de metabolizarlo y eliminarlo. El Reglamento de Espectáculos Taurinos, Real Decreto 1451/ de 2 de febrero, 1996 impuso la obligación de realizar controles a todos los toros de lidia posteriores a su sacrificio y previos a su posible uso para el consumo, especialmente, desde 2003, como consecuencia de su prohibición temporal a raíz del mal de las vacas locas, ya resuelto.

Sin embargo, hasta el momento los resultados de dichos controles no han sido publicados. Más aún, la fenilbutazona también se ha utilizado para dopar caballos y galgos de competición. La Federación Equestre Internacional (FEI) prohibió hace tiempo estas sustancias, aunque tolera dosis mínimas como parte de una medicación controlada en caso de enfermedad, con la correspondiente autorización veterinaria.

El aficionado a la tauromaquia se preguntará si el dopaje de los toros es una práctica generalizada en España. No se puede saber. La doctora González Martín prefirió abandonar el estudio de los toros de lidia para dedicarse al análisis de la carne de cerdo ibérico salmantino. Los aficionados se quejan de que los toros de ahora ya no son tan bravos como los de antes. Uno de los deberes de la Ciencia es estudiar el porqué.”

FOXNews.com “Bulls on Steroids? No More, Bullfighting Officials Say, ” de Abril 2008, comentaba noticias sobre los controles anti-dopaje en “Las Ventas” ese año, reproducidas en El Mundo y en El Pais. Hablaba sobre los controles para detectar esteroides, pero la fenilbutazona no es un esteroide. Noticia similar se reprodujo en Popular Science.

La tauromaquia no es más que un espectáculo, un obsceno negocio que tiene que ver con la tortura y la crueldad. Por mucho que algunos aficionados, extoreros y medios especializados quieran disfrazarlo, las corridas de toros constituyen un crimen, un asesinato bien pagado donde se martiriza a seres vivos por diversión a la vez que se ensanchan los bolsillos de los empresarios y ganaderos taurinos.

Todas las promociones taurinas carecen de verdadera base tales como las amparadas en la Tradición, Arte, Deporte, Extinción del Toro de Lidia, generan curiosidad, no muchos ingresos y lo más reciente y único valido es que ofrecen trabajo en su especialidad.

A pesar de esta justificacion, esa tradición bárbara y violenta que algunos defienden no cuadra con la cultura civilizada de la actualidad ya que “civilizar“ un pueblo es educarlo, con el fin de transformar su estado actual, a uno más civilizado. Por esta razón la corrida de toros debe dejarse a donde pertenecen es decir en la época romana.

En cuanto a su pretensión de Arte, éste se concibe como una actividad creativa del hombre que se manifesta con la pintura, la escultura, la arquitectura o la música. ¿Qué podría tener de creativo un espectáculo donde se tortura y asesina a un pobre animal? A juicio de muchos la llamada fiesta taurina solo refleja una actividad violenta ofrecida a individuos que gozan con el dolor ajeno de otros.

Otro argumento que muchos defienden es que solo es posible la protección del toro de Lidia con la existencia de la Fiesta. ¿Es que acaso toda su investigación no ha servido para conservar a esta especie? Obviamente, porque por su único interés ha sido estudiar el estrés y el dolor del toro durante la lidia. Pero ningún animal se muere porque el hombre deje de utilizarlo. Lo que si quedaría en extinción serían los ingresos que han sido destinados a estos  experimentos.

Tortura y asesinato en público se venden como actos legales amparados por la “tradición”, la cultura, la fiesta nacional. ¿En qué mente cabe que pueda considerarse diversión el ver maltratar a un ser vivo hasta la muerte?


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1671 noticias)
Visitas:
8236
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.