Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

Toteking: 'Vengo con ganas de caña, será que he vuelto a ver la tele'

04/10/2010 14:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Tras haber presentado el single 'Redes Sociales', el sevillano prepara el lanzamiento de 'El lado oscuro de Ghandi', que ha retrasado su salida hasta el 11 de octubre. Un álbum de 18 temas en la que el nihilismo de la lírica se mezcla con la energía de sus instrumentales.

"Hace dos meses que venimos malos con eso". Toteking habla del retraso del disco, que debía salir a la calle el 5 de octubre, pero que se ha retrasado hasta el día 11 por problemas con la huelga, retrasos en la fábrica y un etcétera, dicen desde la discográfica.

Mal comienzo para el estreno del rapero sevillano en Sony, tras haber editado sus dos anteriores trabajos con BOA. En cualquier caso, las sensaciones por esta nueva etapa, dice, "son buenas" porque "todo lo que ponía el contrato se ha cumplido", sin letras pequeñas.

Un 'muy buen contrato', según afirman fuentes cercanas al rapero, como si no hubiera crisis. "Sí que la hay, mira esta sala: cuadros mal colgados, olor a pachuli, todo se va al carajo (...) cuando esto acabe Randy y yo montaremos una pescadería-heladería, para compartir congeladores".

"O Podríamos traficar, a nosotros no nos pararía la poli con esta cara de buenas personas". Bromea, evidentemente. Como él mismo reconoce, Toteking es uno de los raperos más vendidos de España, 'Un tipo cualquiera' (2006) y 'T.O.T.E' (2008) se colaron en las listas de ventas españolas. No todos en el rap patrio pueden presumir de ello.

Aún así, el género vive una época dorada. Toteking en Sony o Nach en Universal demuestran que el hip-hop -o cierto de tipo de hip-hop- ya no es una música marginal, sino una cultura que abarca marcas de ropa, estilos de baile, expresiones urbanas, productoras propias...

El sevillano, de momento, se mantiene alejado de esa 'marca propia' que han creado otros grupos a su alrededor. Nada de camisetas, nada de empresas. "No creo que sea el camino, si ya sólo las dos o tres horas diarias con el correo electrónico me convierten en un administrativo del rap, no quiero ni pensar en lo que tiene que ser empresario del rap".

"Yo quiero hacer música, no otra cosa. Tengo que hacer canciones y para hacer buenas canciones, tengo que estar metido en lo que soy realmente", confiesa el artista en la entrevista con Europa Press, acompañado por Randy, Dj y productor del disco, además de autor de al menos cinco instrumentales de 'El lado oscuro de Ghandi'.

NIHILISMO A CHISPAZOS

"Es el álbum más espontáneo y el que mejor recoge mi voz", explica Toteking. Espontáneo porque, aunque admite que él funciona por "chispazos" -"escucho una instrumental que me gusta, detona en mi cabeza y sale lo que quiero contar"-; bien acabado por las "horas y horas" que han podido pasar en su propio estudio trabajando en él. Ventajas de no alquilar por horas.

Mc y Dj han trabajado en el disco al alimón, algo que Toteking no hacía desde 2001 ó 2002, reconoce, lo que ha resultado en una mayor implicación de Randy en letras e instrumentales. "La diferencia es que el trabajo no es sólo mío", afirma el sevillano respecto a anteriores trabajos.

Pero es que además, en 'El lado oscuro de Ghandi', el sevillano tenía "más cosas que contar". En 'T.O.T.E.' había "mucho puro ejercicio de estilo, de musicalidad, de rap", pero en este se nota que había algo que, como dice, le "quemaba las cuentas". Vuelve a la crítica de 'Un tipo cualquiera', aunque de forma natural, "sin forzar la máquina", señala.

"Vengo con ganas de caña, me he sentido enfadado, a lo mejor porque ha vuelto la tele". Toteking se pasó casi cinco años sin poner la caja tonta, dedicado a leer y a ver cine. Su novia le regaló una y "al ponerla y ver que estábamos peor" encontró algo de qué escribir. "Al final me ha venido hasta bien, voy a tener que verla más".

Que ha vuelto con ganas de crítica se hizo patente en el single, 'Redes Sociales'. "Me tacharon de oportunista, pero es que necesitaba decirle a esa gente, a amigos y familiares, 'sal a la calle, que te dé el aire, haz cosas, que no os relacionáis como personas'".

KEN FOLLET, PARADIGMA DE MAINSTREAM

Aunque él mismo se define como antisocial -"nunca le he pedido el número a una chica, pero por lo menos salgo a la calle a ver si pasa"- Toteking se declara contra "el borreguismo, el tonto, la vida de mercadillo", como demuestra en 'Crisis', en la que rima: 'el Tote se alegra por todos los que pilló leyendo Los Pilares de la Tierra'.

La novela de Ken Follet como paradigma del mainstream, explica Randy. "Se puede ir más allá, sin necesidad de ser un erudito", considera el sevillano entre menciones a Coetzee o Vila Mata. "Todo el mundo habla de la crisis económica, pero nadie se preocupa por que alguien te escriba 'hola' sin hache o estuve con 'b'. Eso para mí es más importante".

'El lado oscuro de Ghandi' tiene para todos. Contra la 'Doble Moral', para 'Otro impostor opositando', contra su imagen en 'Ese no soy yo', contra el turismo en 'Dos españolazos horteras en el Caribe' o contra a todo lo que pasa detrás de -o rodea a- la música en 'La parte más fea de mi curro'.

"Cuando rapeo me sale una parte ácida, es donde me siento cómodo. Seguro que más de uno habrá dicho 'qué gilipollas soy colgando fotos en el facebook' después de 'Redes Sociales'", señala el Mc, que encuentra una sana conjunción en su nihilismo -"no lo puedo evitar, soy como mi padre"- y la música que acompaña sus letras.

RAP HECHO COMO ROCK DURO

"Si las bases fueran más lentas sería un disco de cortarse las venas. Pero es que la música está llena de fuerza y energía. Somos así, podemos darnos cuenta de que esto es una puta ruina, pero somos capaces de ser felices en nuestra poma y eso se traduce en música", dice, añadiendo, "si hiciéramos rock, seríamos rock duro".

Esa acidez se complementa con el humor en otros temas ('NBA') el amor ('Loco por tí', "qué puedo decir, estoy muy bien") y lo que él define como 'ejercicio de estilo' ('El Paseo'). La química de la lírica con las instrumentales es la misma que la de Toteking con Randy a lo largo de la entrevista.

'El lado oscuro de Ghandi' es un disco "que se ha hecho durante la gira de 'T.O.T.E.' muy influido por lo que oímos en la furgoneta". Mucho rock, desde luego. Hay un sample de los Crash Test Dummies, algo de Grateful Dead, influencias de grupos como The Black Keys. "Se nota que hay mucha musicalidad", dice el Dj.

Hay una parte muy rock y otra muy rap, explican, ésta última, marcada por artistas como Ludacris, Pacific Division, Talib Kweli o Currency. "Mi estilo es que no tengo estilo", dice Randy para ilustrar la variedad en las instrumentales de 'El lado oscuro de Ghandi'.

De cara al futuro, Toteking tiene claro que poco puede cambiar "en cuanto a las formas". "Mi estilo ya está hecho, lo que cambia es el contenido, porque creo que dentro de cinco minutos ya no eres el mismo", concluye el sevillano.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
1708
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.