Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Granadanews escriba una noticia?

"Los trabajadores que quieran cobrar sólo tienen que venir al Ayuntamiento con su nómina"

12/11/2010 17:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Ayuntamiento de Ogíjares ha ofrecido de nuevo a los trabajadores del servicio de recogida de basura, en huelga desde el pasado 21 de octubre, abonarles las nóminas que no les paga la empresa adjudicataria, Cespa, en el mismo momento en que se reincorporen a sus puestos laborales. "Los trabajadores que quieran cobrar sólo tienen que venir al Ayuntamiento con su nómina", aseguró la alcaldesa del municipio, Herminia Fornieles, durante la rueda de prensa celebrada esta mañana, a la que también asistieron los empleados de la empresa.

Es más, el equipo de gobierno, a pesar de que según la normativa vigente está "totalmente exento de las relaciones laborales entre trabajador y empresa", no sólo se compromete a asumir los salarios de la plantilla que ha dejado de pagar Cespa desde el pasado mes de septiembre, sino que seguirá haciéndolo mientras sea necesario, y luego repercutirá esta cuantía en la compañía, gracias a la posibilidad de ejecución subsidiaria que contempla el Pliego de Cláusulas Administrativas que rigen contrato administrativo con la empresa. "Se puede mantener el pago con la recaudación que obtiene el Ayuntamiento de las tasas de basura y ya lo descontaremos de la deuda con Cespa", explicó Fornieles, ante la inquietud de algunos trabajadores presentes en el Salón de Plenos.

Con esta situación, la primera edil entiende que no hay excusa por parte de la plantilla para mantener la huelga y planteó a los presentes en la rueda de prensa "qué derecho tienen los vecinos de Ogíjares, que están pagando sus tasas, de sufrir una huelga de 17 días cuando hay vías para pagarles a los trabajadores y normalizar el servicio". Además, recordó a los empleados que es Cespa la que está obligada a pagar los salarios y cuotas de la Seguridad Social, no el Ayuntamiento, por lo que el encierro que comenzaron ayer los trabajadores en la Casa Consistorial, bajo la permisividad del Ayuntamiento, tendría que haberse realizado en la sede de la empresa.

Esta medida de asumir subsidiariamente los salarios, aprobada en Junta de Gobierno el miércoles pasado, surge como consecuencia de que el Ayuntamiento de Ogíjares ingresara ese mismo miércoles 66.882, 60 euros a Cespa para que pudiera hacer frente al pago de las nóminas y poner fin al conflicto laboral. Sin embargo, esta mañana (un día después de que cumpliera el plazo de 24 horas para hacer efectivo el ingreso), la empresa comunicó al Consistorio que había decidido que con este importe solamente iba a saldar la deuda del mes de septiembre, dejando aún impagado el de octubre. "Cespa tiene que pagar dos mensualidades, pero sólo paga una, a pesar de contar con el dinero suficiente, porque se lo hemos ingresado desde el Ayuntamiento, para seguir presionando a los empleados", argumentó Fornieles, quien añadió que "los trabajadores están siendo usados como un arriate de la empresa contra el Consistorio" y están inmersos "en una huelga de los patronos que los están manipulando" para que continúen con el paro laboral. "Cespa ahora les da 'vidilla' con el salario de septiembre para que puedan seguir con la huelga", afirmó la alcaldesa.

  Prueba del interés de Cespa por mantener los servicios mínimos en Ogíjares, además de no utilizar el ingreso municipal para pagar los salarios, es que la empresa nunca ha querido sentarse a discutir el importe de la deuda y que, pese a prácticamente cerrar un acuerdo el miércoles 3 de noviembre, luego se retractó exigiendo más condiciones.

Asimismo, Fornieles comunicó que el Ayuntamiento ha abierto varios expedientes sancionadores a la empresa y se ha puesto en contacto con la Inspección de Trabajo en varias ocasiones para solicitarle una actuación de oficio en este conflicto, aunque insistió a la plantilla que los que tienen la competencia para denunciar la situación ante el órgano laboral son los propios trabajadores. "Estamos dispuestos a hacer todo lo posible por poner fin al conflicto y salvaguardar tanto los derechos de los trabajadores como de los vecinos, porque ya hay mucha basura acumulada en el municipio", sostuvo la primera edil.

En cuanto a la acumulación de residuos sólidos urbanos en las vías, el Ayuntamiento informó de que los servicios mínimos no se están cumpliendo "con toda la intensidad que deberían", ya que los pesos registrados los lunes y jueves desde que comenzara la huelga son inferiores a los contabilizados normalmente. Un hecho que los trabajadores achacaron a la dificultad de recoger las bolsas de forma manual.

También hubo lugar para aclarar el asunto de la deuda entre Cespa y Ayuntamiento. En este sentido, el Consistorio presentó el informe de la interventora municipal en el que se puede observar cómo la empresa, en el ejercicio, aplica una subida del IPC distinta a la establecida para ese año (que era del 2, 7%), "siendo la base imponible superior en 866, 62 euros y la facturación mensual 927, 40 euros superior a la que legalmente habría correspondido", recoge el documento. Además, "este error se arrastra desde entonces, por lo que el importe mensual y sobre el que se ha ido aumentando el canon con el IPC ha sido muy superior al que correspondía al haberse practicado sobre cantidades erróneas", añade el informe.

Asimismo, las facturas emitidas por Cespa incluyen algunas partidas que, según Intervención, no corresponden al Ayuntamiento, como un peón que deja de prestar el servicio al cambiar y modernizar el sistema; el sueldo íntegro del capataz, que presta su servicio en varios municipios del Área Metropolitana como coordinador; las amortizaciones de un camión que se ha dejado de utilizar; o el cobro de la recogida de basura en "El Carmelo" y "El Polígono Tecnológico", dos entidades privadas de conservación que no están afectas al Ayuntamiento. De hecho, las facturas emitidas desde 2002 por este último aspecto ascienden a 104.043, 40 euros, en el caso de "El Carmelo", y a 322.136 euros, para "El Polígono Tecnológico".


Sobre esta noticia

Autor:
Granadanews (3994 noticias)
Fuente:
granadanews.es
Visitas:
118
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.