Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Robertelyankee escriba una noticia?

Trabajando en un supermercado

26/11/2009 18:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tiempo de crisis. No quedaba otra alternativa que aceptar cualquier migaja en forma de trabajo temporal

Era una vergüenza. Esto de estar desempleado forzaba a tener que aceptar cualquier tipo de empleo aún a sabiendas que sería por pocos días y con unas condiciones de salario y de trabajo deplorable para la autoestima personal del empleado de turno.

Se llamaba Donny Tronco. Tenía treinta y cinco años. Sus estudios eran básicos. Estaba soltero y llevaba sin tener un trabajo en los últimos dos años y medio. Vivía casi de la caridad y de las ayudas del Estado de Georgia. Cuando menos se lo esperaba, le surgió una oferta. Era por un simple fin de semana. El sueldo no estaba mal. Cien dólares por ocho horas diarias. El problema llegó por las características del trabajo. Tenía que promocionar bollería industrial de una marca conocida americana disfrazado de donut gigante.

En fin. Tragó saliva y firmó el contrato. Todo fuera por la pasta.

Con mucha dignidad se enfundó la vestimenta indecorosa.

Nada más empezar, fue el hazmerreír de la clientela. No solamente los niños le apuntaban con el dedo entre carcajadas, sino hasta los adultos se mofaban de manera descarada delante de sus narices. Le decían que le faltaba su novia. Una chica disfrazada de taza de café.

Estaba soltero y llevaba sin tener un trabajo en los últimos dos años y medio

Donny apretaba los dientes y continuaba ofreciendo la repostería a la clientela del supermercado.

Entonces sucedió la hecatombe.

Un joven acababa de robar un plátano del expositor de la frutería. Un hecho reprobable de por sí. Pero aparte de zampárselo con toda su caradura dentro de la sala de ventas, al pasar al lado de Donny, arrojó la piel al suelo con toda la mala intención del mundo. Donny estaba enfrascado en lo suyo, sin fijarse en la piel de plátano, hasta que la pisó de lleno, perdiendo el equilibrio y saliendo rodando literalmente por el pasillo central.

- ¡Socorro! - gritaba Donny, cada vez adquiriendo mayor velocidad, afrontando las puertas automáticas de la entrada.

Quiso su mala suerte que en ese preciso instante estuvieran abiertas de par en par, y el pobre hombre, disfrazado de Donut gigante, salió dando vueltas sobre sí mismo al exterior del parking, donde fue atropellado por un furgón de reparto de bollos suizos.

En ese instante quedó acabada la carrera profesional de Donny Tronco.

Cuando minutos más tarde, tras haber recorrido el túnel con la luz al final del mismo, se encontró con San Pedro. Este lo miró con el ceño fruncido, dándole paso al otro lado de la puerta del Cielo.

- Pasa, pasa, hijo mío. Ya has tenido suficiente penitencia - le dijo.

Y Donny pasó al otro lado con buen garbo.

En su fuero interno esperaba que allí pudieran ofrecerle mejores ofertas de trabajo.


Sobre esta noticia

Autor:
Robertelyankee (80 noticias)
Visitas:
1268
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.