Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Raul Peniche escriba una noticia?

Trafistar SR590, ¡los super-radares están aquí! (circula seguro)

05/08/2010 17:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La tecnologia al servicio de la seguridad vial, por fin algo relevante para evitar accidentes viales, si se les da buen uso y no solo fines recaudatorios

Fotos | NASA, Freonr2, Robbie1

Posted: 04 Aug 2010 02:10 AM PDT

Trafistar SR590 es el nombre de la criatura y, aunque a primera vista parece una fotocopiadora industrial, en realidad es un radar de la firma Multanova que acaba de ver la luz para hacerse con el control de las carreteras. De momento lo han comprado en Suiza, cuna de Multanova, y allí lo están probando, cerca de Ginebra, aunque es más que probable que en poco tiempo llegue a Francia. Y en cuanto esté probado en Francia… sabéis quiénes lo veremos de cerca, ¿verdad?

Cuentan las crónicas que con este radar se van a acabar muchas infracciones, o (mejor dicho) se van a sancionar, puesto que el Trafistar SR590 es capaz de controlar simultáneamente hasta un total de 22 vehículos que se muevan en un radio de 500 metros en vías de hasta cuatro carriles y, además, no se va a centrar sólo en los excesos de velocidad, sino que va a retratar sistemáticamente un amplio abanico de patadas al Reglamento.

De ahí que, a pesar de ser un radar, yo no me lo mire con malos ojos.

El aparato basa su funcionamiento en el modelado del movimiento de los objetos detectados, de manera que mientras van circulando los vehículos la posición de cada uno de ellos es identificada y seguida en el espacio mediante el uso de un software específico que analiza las imágenes que le llegan desde una cámara de alta precisión que realiza seis disparos por segundo. Y en cuanto un conductor infringe las normas, una cámara tradicional hace la fotodenuncia.

¿Que los radares se emplean con fines recaudatorios? Desde luego, los de toda la vida no sirven para que los conductores mantengan una velocidad adecuada, tal y como explicamos hace tiempo, así que el uso que se le dé a un cinemómetro tradicional poco tendrá que ver con la seguridad vial. Pero en este caso concreto, el del Multanova Trafistar SR590, hay una lista de infracciones que se pueden llegar a controlar, y ahí es donde un buen uso de la máquina puede servir para algo más que para llenar las arcas del Estado. Entre otras cosas, el cacharrito este es capaz de controlar todo esto:

Incumplimientos de semáforos

Porque, sí, un semáforo en amarillo obliga a detenerse, siempre y cuando eso no constituya un peligro para nadie. Y un semáforo en rojo ya ni entra en la discusión porque es una orden directa de detenerse. Si no, ocurre lo que ocurre, que un conductor que está cumpliendo con la Ley intenta detenerse y se lleva un golpe porque el iluminado que viene por detrás considera que “aún daba tiempo a pasar”... cuando en realidad el criterio debe ser justamente al revés: ¿daba tiempo a frenar?

Saltos de líneas continuas

Porque una línea continua pintada sobre la calzada es una señal de tráfico lo suficientemente relevante como para que la obedezcamos. Si se ha determinado por ley que en un punto de la vía no se deben realizar cambios de carril, y ya no digamos invasiones del sentido contrario, contravenir eso es exponerse uno mismo a un peligro o exponer a un peligro a los demás, que no tienen culpa de que no sepamos distinguir una línea continua de una que es discontinua.

Giros prohibidos

Porque si en un lugar no se puede girar, es más que probable que haciéndolo entorpezcamos la circulación o incluso corramos un riesgo de lo más evitable de sufrir una colisión o causar que los demás la sufran. Ante un giro prohibido y la necesidad de girar, hay una idea que nos puede guiar: siempre será posible dar media vuelta un poco más adelante. Si nos emperramos en girar por el primer sitio que vemos, lo nuestro no es mentalidad de conductor, sino de peatón.

Pasar de los pasos para peatones

Porque si todos somos peatones, porque todos lo somos en cuanto abandonamos el coche, ¿qué necesidad hay que negarles el pan y la sal a los peatones en aquellos lugares donde ellos tienen prioridad de paso? Si la respuesta es un lánguido “no lo he visto”, quizá la idea en realidad es que no sabemos observar de modo adecuado para circular por vías abiertas al tráfico. En cualquier caso, los atropellos a peatones siguen siendo una de nuestras asignaturas pendientes, por lo que más vale darles la importancia que merecen en el conjunto de usuarios de la vía.

Saltos de señales de stop y prioridades en general

La tecnología al servicio de la prevención

Porque si ante una señal de stop hacemos lo mismo que ante una señal de ceda el paso, ¿entonces para qué tenemos dos señales diferentes en el catálogo oficial? En un stop, la detención es obligatoria siempre, vengan o no vehículos, y en un ceda el paso, detenerse depende de si vienen vehículos o no. En cualquier caso, no debemos reanudar la marcha si con eso forzamos al conductor del vehículo que tiene prioridad a modificar bruscamente su velocidad o trayectoria. Ya no es que vayamos a causar una colisión, que las hay a montones por esta razón, sino que como mínimo estaremos molestando al conductor que tiene prioridad.

Utilización indebida del carril BUS

Porque si no llevamos un autobús entre manos, las únicas opciones que tenemos para emplear el carril BUS, pasando a él únicamente si tenemos línea discontinua, son o prepararnos para girar o disponernos a abandonar la calle, por ejemplo para entrar en un vado. Y el resto, para los vehículos destinados al transporte colectivo de viajeros.

Utilización indebida de las vías ciclistas

Por lo mismo que lo anterior, pero en versión pedaleable. Además, invadiendo los carriles reservados a ciclistas para, por ejemplo, parar “un momentito“ estamos empujando a los ciclistas afuera de su carril y, por tanto, exponiéndolos a una corriente de circulación que en principio no cuenta con ellos.

Control de las distancias de seguridad

Porque (oh, no me lo puedo creer) por fin alguien le da importancia a uno de los factores que más concurren en la siniestralidad vial: la falta de respeto a las distancias de seguridad, y es que un vehículo no es sólo el espacio que ocupa cuando está detenido y guardadito en una plaza de parking, sino que a medida que se mueve necesita todo un espacio por delante para detenerse. Además, un conductor que guarda una distancia de seguridad correcta es capaz de prever mejor lo que sucederá delante suyo y dispone de más tiempo para ejecutar una solución a un imprevisto que pueda surgir.

¿Hay algo más irracional que circular pegados al coche de delante? Me cuesta trabajo encontrarlo, la verdad. Como mínimo, debe trascurrir un intervalo de dos segundos entre el instante en que el vehículo que circula delante pasa por un punto fijo de la vía (un árbol o una señal) y el instante en que pasamos nosotros. A mayor velocidad, mayor distancia estaremos dejando. Y si llueve, mejor dejar el doble de espacio, que la adherencia disminuye casi a la mitad.

“Todo esto lo hacen para sacarnos el dinero”

Sí, ya sé que los radares de siempre tienen un fin más recaudatorio que otra cosa, pero no me diréis que en este caso la máquina no puede hacer un servicio a la seguridad vial. Y la cosa no acaba aquí: hay rumores que indican que en un futuro se podrían llegar a controlar cuestiones como el uso de los intermitentes, por ejemplo. Yo no lo veo mal, salvo por el hecho de que, por la naturaleza de este tipo de controles, las infracciones sólo se detectarán en algunos puntos de la vía, como en una especie de lotería.

Y no lo veo mal porque, loterías aparte, para obtener el permiso de conducir en principio está escrito que se le debe exigir a cualquier aspirante que comprenda y respete estas normas y señales, básicas para la convivencia. Y si con el correr de los años un conductor ha decidido descalibrarse, una de dos: o consulta cómo funcionaba todo esto, o que vaya preparando la cartera.

Claro está que yo elegiría la primera opción, pero pocas son las veces que viene alguien a mí para preguntarme por una cuestión de estas que controlará el Trafistar SR590. ¿Por qué será?

Más información | Multanova


Sobre esta noticia

Autor:
Raul Peniche (106 noticias)
Visitas:
650
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.