Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que El Gran Lebowski escriba una noticia?

Trastorno por déficit de contacto con la naturaleza

23/11/2012 19:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image A lo largo de generaciones, los niños se han desarrollado evolutivamente "haciendo" en su ambiente natural. Así las cosas, si los niños pierden el contacto con su ambiente natural cabe la posibilidad de que su salud y estilo de vida se vea afectado. Este gran cambio en su forma de desempeñarse evolutivamente puede tener que ver con el tráfico de las calles, la propensión de los videojuegos o la preocupación neurótica de los padres por la seguridad de sus hijos. No es raro enterarse que un niño no sabe que es la vaca quien produce la leche y no los tetrabricks de los supermercados o que los calamares no son animales circulares rebozados. En este estado de cosas, me ha llamado mucho la atención un término que ha empezado a circular entre las comunidades educativas y sanitarias y que recibe el nombre trastorno de Déficit de Contacto con la Naturaleza . El nombre lo dice todo. Su lanzamiento se debe al periodista Richard Louv, que lo publicó en Lost Child In The Wood (2005, ) parafraseando el tan cacareado trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad . Hace referencia a una alienación de la naturaleza que cursa con la pérdida de sensibilidad por parte de los menores, mayores enfermedades físicas (como la obesidad), más autolesiones y mayor número de taras emocionales. Esta alienación modifica el modo en cómo los niños observan el mundo, limitando la imaginación, el trabajo y el aprendizaje en grupos. Un dato escalofriante el que dice que desde los años 70, el número de niños que pueden jugar sin supervisión se ha reducido drásticamente en más de un 90%, ora por el exceso de celo de los padres, ora bien por la imposibilidad logística de los núcleos urbanos. En un reportaje publicado recientemente se informó que solo un 10% de los niños jugaban en lugares con un mínimo contacto con la naturaleza mientras que solo una generación atrás, lo hacían el 40% de los niños. Trepar a los árboles y ensuciarse las rodillas ha dado paso a la pantalla y a la reclusión domiciliaria. Sin embargo, los estudios indican claramente que los niños que crecen en contacto con la naturaleza se comportan mejor, tienen una actitud más curiosa y exploradora que correlaciona con la inteligencia y la creatividad de adultos, asumen más riesgos y se divierten más. Aún así, la apuesta de los padres es la de dotar a los niños de toda suerte de tecnologías. Desde la psicología se recomienda apostar por espacios abiertos y zonas verdes donde el aire puro pueda introducirse bien en los pulmones y el cerebro pueda enriquecerse con millones de estímulos. Háganlo.


Sobre esta noticia

Autor:
El Gran Lebowski (44 noticias)
Fuente:
elgranlebowski.com
Visitas:
2745
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.